Kali Uchis / Isolation

Por | 10 Abr 18, 20:24

Conocimos a Kali Uchis como un híbrido entre Amy Winehouse, Lana del Rey y Lady Gaga. Musicalmente, ha ido situándose más cerca de las dos primeras, al tiempo que ha mantenido una imagen imponente muy difícil de disociar de su trabajo en el estudio. Pero lo más importante es que ha ido puliendo su sonido al tiempo que elaborando un discurso propio. Criada en Virginia pese a haber nacido en Colombia, Kali Uchis se vale de ambas cosas para presentar canciones sobre todo en inglés pero también en Spanglish, que toman ritmos e ideas del R&B clásico, pero sin renunciar, entre muchas otras cosas, a las mieles de la moda latina que se ha impuesto en todo el mundo.

La referencia a Amy Winehouse no se ciñe a su físico. No hay más que escuchar ‘Feel Like a Fool’, balada que aparece hacia el final de este disco, para confirmar que Uchis tomó buena nota de su éxito internacional. En un momento dado, en su mayor hit ‘Tyrant’, cuando entra la colaboración de la emergente Jorja Smith, es como si entrara Rihanna imitando a Amy Winehouse en ese nanosegundo de ‘Love on the Brain’ en el que ambas voces se confunden. ‘Tyrant’ es, en cualquier caso, un señor temazo influido por el dancehall y lleno de sensualidad que la propia Kali Uchis ha descrito como una «canción de amor post-apocalíptica» y cuya dedicación a la «ceguera feliz que aporta el amor» frente a las «luchas de poder» que ocasiona, ha detallado ella misma en Genius.

No es la única vieja conocida que aparece en este debut oficial que se publica esta semana tras la edición de un par de mixtapes, ‘Drunken Babble’ y ‘Por vida’. También ha habido hueco, por suerte, para ‘After the Storm’, la colaboración entre el soul, el easy-listening y el lounge con Tyler the Creator y Bootsy Collins; y ‘Nuestro planeta’, el obligado sencillo latino que compartía con Reykon. La primera está creada para escuchar en una hamaca vermú en mano, y además tiene un interesante mensaje sobre cómo las cosas malas pueden volver hacia ti, sobre cómo tienes que luchar para seguir adelante («si buscas un héroe, mira en el espejo», invita, sabia). Y la segunda no se ciñe a los ritmos reggaetón sino que añade influencias orientales bien equilibradas en las manos de Rude Boyz.

‘Isolation’ tendría un problema si estos temas, algunos presentados en 2017, continuaran siendo los mejores de Kali Uchis. Pero les ha salido competencia. Sin que ninguno grite «HITAZO» a primera vista (ojo, algunas cosas pueden cocerse despacio, y si no, que se lo pregunten a Dua Lipa), están entre los más agraciados ‘In My Dreams’ con Damon Albarn -básicamente una canción de Gorillaz para muy bien- y ‘Dead to Me’. Este, partiendo de los identificativos coros agudos de Kali Uchis, se va entregando a una atractiva producción de Two Inch Punch que combina, sin que casi te des cuenta, R&B, house, synth-pop y tropical. Su texto es un intento de dejar el odio atrás, quizá sobre una antigua relación, quizá sobre algún tipo de «beef».

Igualmente despuntan esas guitarras, «cabroncitas», que tanto calor contienen de ‘Miami’, un tema que recuerda a aquel lejano momento en que asociamos a Lana del Rey con Hooverphonic; o las múltiples referencias a Lauryn Hill que encontramos en el álbum. Ahora que «Misseducation» cumple 20 años y tanto Drake como Cardi B se inspiran en el que fue su single ‘Ex-Factor’, Kali Uchis también se acerca a aquel disco de manera más sutil en ‘Just a Stranger’ o ‘Your Teeth In My Neck’. Si tanto se la ha comparado con Amy, ¿por qué no tomar nota también de una de las cantantes que más la inspiró?

Respecto a ese mar de influencias, y de nuevo, es lógico que Kali Uchis quiera marcar su propio territorio. Por eso quizá abre el disco con un tema que ejerce de «intro», pero que es mucho más que eso. Es una llamada expresa al «lenguaje corporal» porque «está harta de hablar», y es toda una declaración de intenciones: la imagen de Kali Uchis no se olvida y con ella va también su impronta, aquí empapada de espíritu latino por la vía de Astrud Gilberto. Es un nombre que no vuelve a salir en el resto del álbum, y es una pena, pero también lo son otras citas o referencias aisladas -divertidas y/o interesantes-, que Uchis no usa sino para ir formando su discurso. Aquí caben referencias en castellano a la droga («Me llamo Perico pero no me gusta coca», dice su invitada BIA), al pop francés («All we ever do is French like Brigitte Bardot»), aparecen interludios que desearas duraran toda la vida (‘Gotta Get Up’) y alegatos feministas (‘Coming Home’). Entre unos y otros, entre la perversión y la delicadeza, el ayer y el futuro, está claro que ha nacido una estrella con las ideas claras: «¿pero por qué iba yo a ser Kim, si podría ser Kanye?», se pregunta decidida en ‘Miami’. Pues eso…

Calificación: 8/10
Te gustará si te gustan: Lana del Rey, Melanie Martinez, Rihanna, Lauryn Hill
Lo mejor: ‘Tyrant’, ‘After the Storm’, ‘In My Dreams’, ‘Dead to Me’
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP