Ezra Furman / Transangelic Exodus

Por | 08 Jul 18, 12:38

Cuando vi a Ezra Furman en el último Primavera Sound, travestido, luciendo un ostentoso collar de perlas, pensé que se tenía que ser muy grande para llevar un complemento tan cursi y trasnochado como ese y que le quedara bien. Después versionó el ‘Hounds of Love’ y reflexioné sobre la cantidad de talento que se necesita para hacer tuya una de las canciones más famosas de Kate Bush. Algo similar me ocurre con su plasmaciones discográficas; esa sensación de que Furman se apropia de un montón de artistas que le gustan, los lleva a su terreno, los deglute y arroja un resultado en que su personalidad queda por encima de todo, a pesar de hacer tan evidente sus préstamos.

Si en su anterior disco, ‘Perpetual Motion People’, Ezra jugaba a ser una estrella del pop fastuoso de los 60, esta vez lleva el foco a los años 80 y 90, eleva un poco el histrionismo, desata la imaginería queer y se catapulta al Paraíso. ‘Transangelic Exodus’ es mejor, pero infinitamente mejor, que su predecesor. Como si de una road movie se tratara (¿acaso la portada no parece un cartel de película?), Ezra narra la huida con su amante de un entorno hostil. El álbum está dedicado a los inmigrantes, a los refugiados, a los encerrados a la fuerza en los armarios; a todos esos seres vulnerables, heridos y perseguidos por la sociedad y que buscan un mundo mejor. De hecho, a poco que escarbas las letras en Genius, te encuentras con una cantidad apabullante de información sobre la naturaleza cinematográfica y todos los significados de las canciones. Pero el contenido no sirve de mucho si el continente no te sacude. Y el continente es abrumador; pop melodramático con poco drama y sí con mucha euforia contagiosa. La que emana Ezra, con su voz poderosa, elástica, ligeramente nasal, levemente rasposa, dominando todo.

En su interpretación, Furman asemeja, a rasgos generales, a Ian McCulloch o David McComb, los líderes de dos de los grupos señeros del pop épico de los ochenta, Echo and the Bunnymen y The Triffids. Pero hay más, muchos más a los que vampiriza tiernamente. La primera y sensualísima (¡ese título!) ‘Suck the Blood from my Wound’ recuerda a los MGMT de ‘Time to Pretend’; es una pieza saltarina, basada en riffs de sintetizadores, casi de BSO de film de John Hughes. ‘Driving Down to LA’ refleja la épica del coche y la fuga romántica, entre el blues y Kate Bush. En ‘No Place’, juega a ser un Nick Cave enloquecido y la PJ Harvey de ‘To Bring You My Love’, peleándose con trompetas mariachis. O te lleva a unos Suede golpeando timbales en la fulgurante ‘The Great Unknown’. Pero también hay lugar para rendir pleitesía a hermosos perdedores como Daniel Johnston en la preciosa ‘Gods Lift up the Lowly’, conducida por un melancólico piano, leves arreglos de cuerda y con la voz de Ezra sonando como si proviniera de un viejo radiocasette. Hay un momento en que la suntuosidad de ‘Maraschino-Red Dress $8.99 at Goodwill’ (guitarras de puro rock bailable a lo INSX) y ‘From a Beach House’ (que juraría que también incluye recordatorio musical a la banda del mismo nombre) pueden parecen bajar un poco el nivel (sólo un poco), pero entonces irrumpe la divina, maravillosa, ‘Love You So Bad’, construida con cuerdas y batería, puntuada por unos coros de lo más guasón y coronada por un magnífico y pegadizo estribillo. Y cuando crees que ya no puede dar más de sí esa estupendísima historia de amor fou adolescente, va y la remata con unos “wah-wah-wah” y las cuerdas desatadas en velocidad ascendente hasta el final. Quizás mi canción favorita en lo que llevamos de año; glorioso pop en cinemascope. Hasta el final no emergen los únicos recordatorios a los 60, ‘I Lost My Innocence’ y ‘Psalm 51’, con claro robo del ‘She Said, She Said’ de los Beatles e inflexiones de Father John Misty.

Ezra Furman es un personaje fascinante que en su nueva película se presenta como un fugitivo. Pero lo que es en realidad es un ladrón de guante blanco, uno de esos que planean un golpe prodigioso y obtienen una recompensa exuberante. Pero los realmente agraciados somos nosotros.

Calificación: 8,2/10
Lo mejor: ‘Suck the Blood of My Wound’, ‘Driving Down to LA’, ‘Gods Lift up the Lowly’, ‘No Place’, ‘Love You so Bad’
Te gustará si te gusta: el pop melodramático, de Suede a Triffids, pasando por Nick Cave y Kate Bush.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • mardebering

    Solo por el magnífico y delirante comentario de “.. a los encerrados a la fuerza en los armarios…” y por apropiarse de los 80 y 90 voy escucharme el disco.

  • ¿Puedo decir que su voz es como quedarme atrapado en un elevador con Ricardo Arjona?
    En cuanto escuché el sencillo no pude evitar imaginarme que ocurriría si cayera un aparato de aire acondicionado en su garganta.
    Siento que es mágica pero esta canción podría ser el resultado de darle a un adolescente obeso una liga con muchos billetes y una bolsa con hierbas extrañas.
    Creo que me gusta.
    c:

  • Me di un +1 a mi mismo porque lo releí y me gustó mucho .-.

  • Fernando

    Es un discazo.

  • Sergio M.

    Otro de mis discos del año. Ezra ha evolucionado muchísimo como compositor y en la riqueza de sus producciones. Es un disco que brilla en lo musical y en lo sonoro. Perfecta combinación de elementos como el Springsteen de “Born to run”, Lou Reed de “Transformer”, Billy Joel y la banda sonora de Hedwig and the Angry Inch.

  • Ramon

    Obvia la influencia de Bob Dylan y la copia de Hurricane en Suck the blood from my wounds.

  • Joven llamado Cuervo

    A buenas horas

  • Natasha

    Otro con ganas de ser UN DAVID BOWIE…! claramente le copio el look. No me gusta la voz no me trasmite nada, parece un cerdo chillando en el matadero.

  • Anmi

    Estupendo album :))))

  • Raskolnikov

    Llego tarde, pero creo que Ezra es muy muy bueno. Creo que este disco (que aún debo darle una segunda escucha) no me gusta tanto como otros, pero me parece que es un artista infravalorado. Lleva ya una buena trayectoria. Además estoy leyendo estos días Middlesex de Euginedes y su música me resulta una banda sonora. (Por ej, My Body Was Made)

Send this to a friend