Escuchando el primer disco de… Solange

Por | 23 Mar 19, 10:47

Solange es hoy una de las artistas más prestigiosas del momento. Sus dos últimos trabajos, ‘A Seat at the Table’ y el más reciente ‘When I Get Home’, han sido alabados por la crítica, conseguido muy buenos puestos en las listas de ventas y la asociación de Knowles a artistas alternativos como Dirty Projectors, Blood Orange, of Montreal o Panda Bear ha supuesto un “re-branding” total hacia lo “indie” para una artista que, hace 11 años, cuando llegó al mercado ‘Sol-Angel and the Hadley Street Dreams’, el álbum que le puso en el mapa tras años desaparecida, no parecía tener especialmente ni a la crítica ni al público de su lado. Solange ya era la hermana alternativa de Beyoncé mucho antes de que la propia Beyoncé trabajara con James Blake y sampleara a Animal Collective, y of Montreal -que llegó a componer junto a Solange- nos decía en una entrevista en 2016 que la autora de ‘Losing You’ “ha influido a Beyoncé mucho más de lo que la gente piensa”, sobre todo en lo que concierne a su interés en “las artes, las músicas y las culturas alternativas”.

Pero antes incluso de que Solange sacara un álbum inspirado en la música de Motown en plena era Amy Winehouse, la cantante publicó, en 2002, un primer disco que prácticamente ya nadie recuerda, a lo que no ayuda que esté completamente descatalogado (también en iTunes) y ni aparezca en ciertas plataformas de streaming como Spotify (al menos en España). Sí están disponibles algunos de sus pistas sueltas, pero no el álbum entero. Con esta portada propia de una triunfita, ‘Solo Star’ fue el debut de Solange cuando esta contaba 16 años, y aunque los créditos de producción incluyen a gente bastante importante, entre ellos Pharrell Williams, Linda Perry (¡el mismo año de ‘Beautiful’!), Timbaland, Jermaine Dupri o por supuesto Beyoncé, el álbum fue un fracaso comercial (solo alcanzó el número 49 en Billboard) y de crítica. Tal fue así que propició el retiro de Solange por unos años: tras la decepción que supuso el disco, Solange se casó con su novio del instituto, Daniel Smith, se mudó a Idaho y tuvo con él su primer hijo. Después se divorciaría de Smith y regresaría a Houston, todo esto antes de cumplir 18 años.

‘Solo Star’ suena de hecho bastante maduro para la edad que tenía Solange entonces, aunque eso no es necesariamente una virtud. El disco es un producto de R&B contemporáneo de su tiempo y en ese sentido suena algo anacrónico en 2019, pero desde el primer momento queda claro que la producción abruma a Solange porque las canciones, que co-escribe ella en gran parte, no están a la altura. En muchos casos, el disco parece un ejercicio de estilo por parte de productores y no una vía para hacer brillar el talento de Solange, lo cual es evidente en temas como ‘Wonderland’, ‘Get Together’ o ‘Dance with You’, en los que es muy difícil encontrar una melodía memorable o, en definitiva, una canción sólida. En ‘Solo Star’, la influencia de Destiny’s Child, Aaliyah y Brandy es obvia en bases rítmicas y armonías, mientras influencias del crunk (‘Get Together’), del reggae (‘Feelin’ You) o el rock (‘I Used To’) asoman por aquí y por allá, pero lo que falta en cualquier caso es un single a la altura de un ‘Dip it Low’ o un ‘1, Step’ o de algunos de los temas que aparecerían en el debut de Beyoncé un año después.

No dice nada bueno de un álbum de pop o R&B que sus singles sean flojos, y si ‘Feelin’ You’ y ‘Crush’ hubieran sido realmente buenos singles, probablemente la carrera de Solange no se habría hundido como hizo. No son malos temas en cualquier caso: el primero, con su ritmo reggae medio escondido en sintonía con la gorra que porta Solange en la portada del álbum, y sus percusiones orientales, parece un presagio de Rihanna, mientras ‘Crush’ es la mejor canción del disco, una de esas canciones R&B despreocupadas y veraniegas que te hacen rememorar tiempos más sencillos. Aquí, Pharrell (en The Neptunes junto a Chad Hugo) se encuentra en la primera fase imperial de su carrera, y sin duda en buena forma. Por otro lado, las texturas electro de ‘Ain’t that Way’ pueden contagiar, ‘Dance with You’ tiene una energía contagiosa y ‘Feel Good Song’ da, pues eso, buen rollo. Pero ‘Solo Star’, sobre todo hacia el final, que presenta hasta tres composiciones de Beyoncé, es emblemático de las montañas de relleno que presentaban los discos de R&B en la época (el álbum se compone de 16 pistas) y ni siquiera el sample de Luther Vandross en ‘True Love’ (un dueto con el niño Lil Romeo) parece bien empleado.

Curiosamente en ‘Solo Star’ no hay una sola pista de la artista que devendría Solange años después. Es imposible encontrar en él un solo elemento que recuerde a la madurez y conciencia política de ‘A Seat at the Table’ o a la sensibilidad mágica de ‘When I Get Home’. En su lugar encontramos a una adolescente que vocalmente suena demasiado parecida a Beyoncé (a menudo parece ella quien canta) y que, en busca de su propio sonido, trabaja al servicio de unos productores que parecen haberlo decidido por ella de antemano. No es de extrañar que la discografía de Solange sea tan caótica. Solange nunca ha confirmado la teoría que grabara el disco obligada por su padre (que fue mánager de Destiny’s Child y más tarde de Beyoncé durante años), pero sí ha dicho que con él probó por primera vez lo que era la fama, algo que no le gustó. “Veía lo mucho que tenías que sacrificar diariamente, veía ese viaje en cámara lenta en mi propia casa. Fue, durante un tiempo, bastante difícil de llevar”. Libre de toda cadena, afortunadamente Solange está haciendo al fin la música que quiere hacer.



Etiquetas:
  • Cash.S.S

    Pues después de darle tiempo a When I get home… solo digo que me encanta, que me perdone Solange por que soy un bocazas, a veces.
    A mi me gustó y me sigue gustando la canción de 2008 I decided, es super buen rollista, y que seguramente estaba inspirada por la película Dreamgirls y otra que en el videoclip aparecía como cayendo encima de pompas de colores, que no se si lo soñé por que por Youtube no está.

  • Pablo

    When I Get Home es un buen disco, a mí personalmente me gusta más que el anterior. Simplemente es diferente, y no funciona tan bien por temas como en conjunto.

  • Tranny

    ¡Anda! Pues no tenía ni idea de la existencia de este disco. Gracias. Totalmente de acuerdo en lo que decís: las melodías nada memorables, pero las producciones una pasada.

    Solange es el claro ejemplo de que la experiencia es un grado, de que los mejores trabajos de un artista son los que hace sin presiones, cuando le apetece, y de que las personas cambiamos con el paso de los años (con suerte, a mejor). Aunque ‘A Seat at the Table’ acabara aburriéndome, voy a darle más escuchas a ‘When I Get Home’, a ver si le cojo el punto, porque, desde luego, interesante el álbum sí es.

    Y otra cosa: lo de que los discos de R&B (y de Hip-Hop) de finales de los 1990 y principios de los 2000 estaban cargaícos de relleno es una verdad como un templo. De hecho, estaría guay un “Verdades como templos” sobre este tema porque es digno de estudio jejejeje. ‘Miss E …So Addictive’ de Missy, ‘E.L.E.’ de Busta Rhymes, ‘The Notorious K.I.M.’ de Lil’ Kim, ‘All For You’ de Janet, ‘Invincible’ de Michael, ‘Full Moon’ de Brandy, ‘Faithfully’ de Faith Evans, ‘Dangerously in Love’ de Beyoncé y otros taaantos más, todos ellos discos con un montón de canciones MÍTICAS pero también con un buen puñao de paja. ¿Quién necesita un álbum de una hora y cuarto de duración, por dios?

  • Jorge López

    Y para cuando un “escuchando el primer disco de…” Robyn?

  • thegreatwarrior

    Lo exijo!! Ya mismo!!!!!

  • jericho

    A esas edades ya Kate Bush te hacía The Kick Inside lleno de canciones memorables, de mundos propios, de referencias interesantes y totalmente inconfundible vocalmente. Y Solange está haciendo cosas de molde para luego vendernos que es muy alternativa.

  • PongoLove

    es bastante inescuchable ^^

  • Edgar Jork

    En esta página tienen una fijación por cantantes tan mediocres como esta tipa, Robyn y un largo etcétera, entre más mediocres más les gusta qué pena

  • Jorge López

    Mmm… No estoy de acuerdo. De hecho, considero que es bastante coherente como disco, más que …baby one more time.

  • mardebering

    cuidado que viene un duende y te borra el comentario.

  • Tucaramesuena

    Pos molaba más que ahora con esas intensidades y moehnuras impostadas que se gasta. Estoy cansado de gente que se hace la interesante y más necesitado de artistas desenfadados y frescos como antes (y si le acompaña un videoclip con la saturación de colores ida de vueltas más coreografías a lo Hype Williams, mejor que mejor).

  • Julio Bt

    Preguntame a mí que no aguanto escuchar más de tres canciones seguidas de un mismo cantante o grupo, por eso escucho de todo un poco jeje.

  • Julio Bt

    Pues yo prefiero a estas chavas que aunque no tengan las grandes voces por lo menos en sus producciones se esfuerzan un poco más que la media a tener que chutarme a Beckys, Karols, Cardis, Thalías, Anittas.

  • Tucaramesuena

    Por Dios la “This could be love” es un eargasm en toda regla, hacía tiempo que no descubría un tema así, que puto pasote, que cosa más sexy!

  • javierlobe

    Por suerte, con la gira de ‘A Seat On The Table’ continuaba cantando ‘Crush’ en los conciertos <3 A mí este R&B noventero me encanta.

Playlist del mes

Send this to a friend