Fontaines D.C. / Dogrel

Por | 04 Jul 19, 11:17

Sin una traducción exacta al castellano, “dogrel” se emplea en lengua irlandesa para definir, al parecer, un “verso crudo de escasa relevancia artística”. Es decir, algo así como una pequeña tonada, un chascarrillo que canturrearían las clases populares. En concreto las del barrio dublinés de The Liberties, uno de los escasos reductos de la vida tradicional en la capital de la República de Irlanda, acorralada por la gentrificación. Son solo seis letras, pero esconden muchos significados detrás, tantas como caras esconden Fontaines D.C., el grupo que las ha usado para dar nombre a su álbum debut.

Este jovencísimo quinteto comandado por la voz de Grian Chatten, un vocalista-poeta de la más genuina escuela Mark E. Smith, ha pasado en dos años de ensayar como amateurs al salir del instituto a dar más de 200 conciertos en Irlanda, Reino Unido y Europa, amplificando su fama de gran banda en directo. Y todo gracias a unos singles autoeditados que, si en un momento podían rememorar el encanto socarrón y macarra de The Vaccines (‘Liberty Belle’), pronto se fueron agriando como la mezcla de olor a sudor, sidra, serrín empapado y líquenes en la puerta de un pub de su barrio en temas de ascendente post-punk como ‘Chequeless Reckless’ y ‘Too Real’ –que no han olvidado incluir–, rabiosas y malencaradas, pero magnéticas.

Canciones que, enraizadas en la mejor tradición anglosajona de post-punk –ese que tiene nuevos héroes en bandas como Eagulls, Shame o IDLES–, conforman una de esas facetas de Fontaines D.C., amplificada en ‘Dogrel’ –magníficamente producido con nuevos himnos como en la rescatada ‘Hurricane Laughter’ –un auténtico pelotazo, henchido de músculo en el estupendo tratamiento sonoro de Dan Carey (Bat For Lashes, TOY, Bloc Party)– o el poderoso single ‘Big’: todo un canto que, ya sólo con su verso inicial (“Dublin bajo la lluvia es mía / una ciudad preñada de creencias católicas”) se alza contra la peor cara de la globalización, la que desfigura las capitales más populares del mundo hasta homogeneizarlas y convertirlas en poco menos que un parque temático.

Pero no son los únicos Fontaines D.C. que hay contenidos en este debut. Siguiendo la línea de ‘Liberty Belle’, se ponen saltarines en una ‘Sha Sha Sha’ que por momentos remite a los Clash más directos y pop; pero también juegan a buscar el punto de equilibrio entre los primeros New Order y los primeros U2 en ‘Television Screens’, suenan exacerbadamente románticos en las bonitas ‘Roy’s Tune’ y ‘The Lotts’, invocan a The Pogues en ‘Dublin City Sky’ o se desatan en la folk-rockera (una cara B acertadamente recuperada) ‘Boys In The Better Land’, más cercana a The Replacements que a Thin Lizzy. Pero, por dispar que pueda sonar este párrafo, ‘Dogrel’ presume de una inusitada coherencia entre sí, haciendo que nada en sus apenas 40 minutos desentone y que haya un perfecto equilibrio entre las grandes canciones ya conocidas y las nuevas.

A ello contribuye enormemente la pasión que desprenden en sus interpretaciones los cinco miembros del grupo (entre los que, de manera anecdótica, hay un medio-madrileño: el bajista Carlos O’Connell), destacando inevitablemente el peculiar estilo del ya mencionado Chatten. Su estilo, a medio camino del spoken word pero capaz también de cantar melodías más elaboradas, parece perfecto para unas letras que ponen en común una de las grandes aficiones del grupo, la poesía –compatriotas como Brendan Behan, Patrick Kavanagh y por supuesto Joyce son citados como referentes en su bio–. Una poesía, la de Fontaines D.C., que con su costumbrismo crudo reivindica la realidad desenmascarada como fuente de romanticismo, en contra del perverso maquillaje sofisticado al que los codiciosos someten a nuestras calles, menoscabando el tejido humano de las grandes urbes. Como repiten en su mayor éxito hasta la fecha, “¿es demasiado real para ti?”

Fontaines D.C. presentan ‘Dogrel’ este año en España en distintas fechas: este viernes, 5 de julio, engrosan el cartel de Vida Festival 2019; dos semanas después, actúan en el FIB 2019; y, ya en otoño, estarán en la Sala Cool de Madrid el 1 de noviembre.

Calificación: 8,2/10
Te gustará si te gustan: IDLES, Shame, The Vaccines, The Fall, The Pogues.
Lo mejor: ‘Too Real’, ‘Big’, ‘Liberty Belle’, ‘Roy’s Tune’, ‘Television Screens’, ‘Sha Sha Sha’
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Raskolnikov

    Discazo! Boys in the betterland es de los temas que más estoy disfrutando este año.

  • Juan

    En estos tiempos de música pop insulsa me dan la vida grupos como estos. Las bandas británicas de rock son lo mejor de la música de toda la vida.

Playlist del mes

Send this to a friend