Mad Cool: ni Lauryn Hill fue un timo, ni Bon Iver fue un gran cabeza de cartel, ni Vampire Weekend están sobrevalorados

Por | 12 Jul 19, 5:44

La sucesión de artistas gigantescos en la primera jornada oficial de Mad Cool impedía casi toda atención a los pequeños. Nada menos que Lauryn Hill, Iggy Pop, Bon Iver, Noel Gallagher, Vampire Weekend y The Chemical Brothers actuaban seguidos, reuniendo a 47.500 personas. ¿Quién sería el caballo ganador? Fotos: Andrés Iglesias (excepto Iggy Pop, por Alberto Ortega)

Lauryn Hill estaba programada a las 20.55, pero quien salió en su lugar fue otra persona. DJ Reborn al menos tuvo el detalle de presentarse porque no se entendía nada de lo que pasaba y el susto que se llevó alguno, conociendo el currículum de Hill, fue como para caerse de culo. La sesión de la amiga de Lauryn, muy jamaicana y afrobeat (también con Rosalía, en concreto ‘Con altura’; o David Bowie), estuvo entretenida y fue pertinente en este contexto, pero hubiera estado mejor saber a qué hora exactamente salía Ms. Lauryn Hill para decidir qué hacer, si irte a Iggy Pop o disfrutar de la segunda mitad de Kokoshca, seguramente llena de hits.

Lauryn llegó a los 25 minutos, divina, vestida completamente de blanco y secándose el sudor. Costó algo introducirse en su show de una decena de músicos con varias coristas y un trompetista, entre otros, pero Hill nos convenció definitivamente justo después de que explicara su cometido en esta vida en un “speech” en el que recordó a los artistas de soul que conoció por sus padres, y narró cómo intentó aplicar eso a los ritmos hip-hop. Entonces llegaron seguidos el piano de ‘Ex-Factor’, que fue lo que sostuvo en vivo este gran clásico y no el pesado solo de guitarra rhythm and blues; la gran línea de guitarra de ‘To Zion’ y el ritmazo y proyecciones de ‘Doo wop’. Para entonces era imposible no situarte en 1998 reflexionando sobre la historia de la música negra, como ella quería, tras haber mencionado a gente como Sam Cooke. El público gozó de la innecesaria versión de ‘Killing Me Softly’, pero lo mejor es que Lauryn, sin grandes exhibiciones, mostró que su voz está OK, conoce sus limitaciones y sabe cómo ir esquivándolas gracias al apoyo de su banda. ¿Se echó de menos un set más largo como el de otros festivales? Por supuesto, nos quedamos sin ‘Can’t Take My Eyes Off Of You’. ¿Fue el desastre que salieron proclamando algunos? Pues en absoluto…

Al término de Lauryn Hill te encontrabas en otro escenario a Iggy Pop arrastrándose por las escalinatas al público, agarrando la barandilla como si estuviera interpretando al zombi de la peli de Jim Jarmusch. ¿O era que hacía de sí mismo? Canciones como ‘TV Eye’ mantenían toda la energía de siempre y ‘Mass Production’ su carácter reptante. Si esta parecía como interpretada por su colega David Bowie, sucedería una versión de ‘Jean Genie’, en recuerdo de con quien tantas veces colaborara y quien le versionara. El sonido de ‘No Fun’ y ‘Sixteen’ eran un éxito incluso en la lejanía, e Iggy Pop, que suele interpretar en los primeros minutos de set ‘I Wanna Be Your Dog’, ‘The Passenger’ y ‘Lust for Life’, se despedía con un arsenal de paseíllos chulescos y poses, por supuesto descamisado.

Tras comprobar hasta qué punto Iggy Pop había petado su escenario, con cientos de personas bailando incluso a un par de cientos de metros; fue un shock encontrarse a Bon Iver, cabeza de cartel, con mucho menos público y gran parte de la gente sentada, incluso cerca de las primeras filas. Bon Iver sería un buen cabeza de cartel de un festival pequeño como el Vida, o uno elitista, como Primavera Sound, pero en este contexto su show minimalista y delicado, de trompetas tratadas y elementos de música avanzada, las 50.000 personas potenciales no iban a reaccionar igual. Cuando estás recreándote 20 segundos en el tintineo de un instrumento de percusión, la gente se te va a ir a cenar, por muy cabeza de cartel que seas.

Explicado por qué el artista no reunió precisamente a tanta gente como Rosalía el día anterior en el mismo espacio, hay que apuntar que artísticamente su set fue absolutamente exquisito. No es de extrañar que la banda viniera de tocar en un festival de jazz en Suiza. La interpretación de ‘Minnesota, WI’ no pudo estar más mimada ni llena de detalle entregada a la electrónica minimalista. Como el saxo en “22” o ‘33 “GOD”’ y su precioso piano. El público apenas se levantó del césped con la acústica ‘Woods’ pero Justin Vernon, con su pelo de Pájaro Loco bajo los cascos, se mostró hiperagradecido para quienes aguantaron el concierto entero. Él resistió a base de varios cigarros.

Mientras Kaytranada hacía un live entre proyecciones de neo soul y ritmos de elegante house, por el que se asomaban imágenes de siluetas bailando y temazos como ‘Kiss it Better’ de Rihanna; Noel Gallagher actuaba en Madrid Te Abraza presentándose con el nombre de su grupo, The High Flying Birds. Noel lleva ahora una amplísima banda que incluye a un par de mujeres, algo impensable en Oasis. El artista comenzó con un set muy enérgico y de ritmo muy vivo, en sintonía con su redescubrimiento de la electrónica, pero pese a lo efectivo de temas como ‘Holy Mountain’, cuando la gente se entregó de verdad fue con las versiones acústicas de ‘Wonderwall’ y ‘Don’t Look Back In Anger’ de Oasis. Una pena porque la primera sonó algo inocua ya y la segunda excedió los límites del karaoke, pues él solo cantó el último estribillo. Cuando se despidió con una versión de ‘All You Need Is Love’ de los Beatles, su deriva libre se había esfumado ya por completo. Lo que hay que hacer por el cariño del público.

Vampire Weekend fue la gran banda triunfadora de la noche al saber combinar aparentemente sin esfuerzo un show enérgico y de perfecta sonorización con la calidad artística. Tienen canciones trotonas como ‘Unbelievers’, bonitas como la nueva ‘This Life’ y épicas para un cierre perfecto como ‘Walcott’, y a todas supieron sacarles partido. Cumplieron su función con creces los momentos de doble batería, ese bajista que no paró de hacer su baile sexy durante hora y media y la voz de Ezra, expresiva, muy infravalorada. A destacar hacia el final la triada compuesta por la rockera ‘Diane Young’ con su voz tratada en vivo en plan pitufo, la explosiva ‘Cousins’ y la infalible ‘A-Punk’. Además de un par de temas después, ‘Ya Hey’. Trabajadores, interesantes y además divertidos, de los mejores grupos de la década.

The Chemical Brothers, que habían sido antes recomendados por su colega y colaborador Noel Gallagher, cerraron la jornada de jueves-que-parecía-sábado con su esperable despliegue de proyecciones y hits, entre los que lo mismo caben ‘Go’ como los aún más recientes ‘Free Yourself’, ‘MAH’ y sus ya míticas imágenes demoniacas o ‘Got to Keep On’. El grupo solo decidió parar un instante para darse un baño de masas en silencio con ‘No Geography’, pero después el set continuó. Por ejemplo mostrando a dos robots gigantes colgando, toda una aparición mariana para quien a las 4 de la madrugada estuviera un poco colocado, una fantasía de humo azul gigantesco, ‘Galvanize’ o ‘Block Rockin’ Beats’. Lo que se enciende, por cierto, en el cerebro colectivo cuando empieza a sonar ‘Hey Girl Hey Boy’, es propio de un episodio de ‘Black Mirror’. ¿Qué microchip nos han instalado?

Por la tarde y hasta que la “tour DJ” de Lauryn Hill nos requirió, se pudo ver un trocito de Kokoshca, que comenzaron con ‘Prefiero golpes’ y siguieron con ’Calle lloviendo’, ‘Me arranqué la piel’, pura furia en su desembocadura, la acelerada ‘Directo a tu corazón’, el primer subidón del concierto de los muchos que supongo; y ‘Txomin’. Justo antes, en frente en la misma carpa, Molina Molina, “la gran esperanza blanca”, como se autodenominó en honor a su propio disco, había ofrecido un concierto en solitario que culminaba con la synth-pop ‘Fotonovela’.

  • Tranny

    Ojalá algún día veamos a mujeres con 70 y pico años, como Iggy Pop, sin camiseta en el escenario. Quiero ver cómo la gente también aplaude a Peaches, Kathleen Hanna, Shirley Manson y, por qué no, a Madonna, Beyoncé o Rihanna con las carnes al aire, viejas, arrugadas y ansiando el suelo :)

  • aBsol

    Al ver la foto pensé lo mismo: ojalá llegue el día en que dejen de escarmentarse con las mujeres adultas por la misma sobreexposición.
    A propósito de Iggy, gracias a vídeos de amiguis que están por el Mad Cool, pude observar como hace más la cabra que otra cosa (siendo yo seguidora de Iggy). En concreto, el No Fun sonó muy descafeinado :( Pero al final es Iggy.
    Me da mucha envidia no ir y más aún cuando hoy toca Marina (and the Diamonds)

  • Tranny

    Yo lo primerísimo que pensé cuando vi la foto fue “¡uuuuuh, maricón!” y luego ya lo otro :)
    Nunca me he parao a escuchar la música de este hombre. Lo único que conozco de él es su dueto con Peaches, ‘Kick It’, que tiene un vídeo chulísimo. ¿Cuál es su disco más punk, más cañero?
    A mí me da mucha envidia de TODOS los festivales de Madrid pa arriba; en Andalucía apenas hay conciertos o festivales de gente tocha o actual :(

  • xabier

    De verdad no conoces The Passenger, Lust for Life o Ahora quiero ser tu perro ?
    Madre mía, qué página ésta. La Iguana es una leyenda, que se ha codeado con artistas de cierto nivel, como un tal David Bowie, entre otros muchos. Casi ná. Y que está vivo porque aunque ha sido muy bestia, y ahora ya haga mucho el payasete vendiendo esa imagen de malote, tiene coco (ya ha tenido algo de suerte).

  • aBsol

    Pues de Iggy suele decirse que su disco más punkarra y rabioso es el Fun House, aun con The Stooges. No obstante, yo soy muy de clásicos y mis preferidos son The Stooges, primer álbum del grupo con los ya inmortales “no fun” o “i wanna be your dog” y su mitiquísimo álbum en solitario Lust for Life.
    Has hecho que me acuerde de este temazo que es Kick it, ¡¡¡gracias!!! <3
    Aquí en Barcelona no nos podemos quejar de afluencia de artistas, aunque igual me da rabia porque algunos nombres pequeños, o los ves en festivales o olvídate… y seamos sinceras, muchos de ellos sonarían mejor en sala. Pero así está el circuito.

  • Tranny

    Es que el rock es como mi abismo… Sé los nombres, sé quién es quién, sé qué hicieron, pero sólo los he oído por encima.

  • Ataulfo

    Para mí el más cañero con diferencia es Fun House, y el más redondo con los Stooges. En solitario la verdad es que apenas lo tengo escuchado.

  • Calico FPC

    Pues el último que sacó, Post Pop Depression, con músicos de Arctic Monkeys y Queen of the Stone Age está genial

  • Eclectic

    Buen comentario. No veas como se puso la gente cuando Madonna se sacó una teta en el MDNA tour con cincuenta y pico… O como critican a Rihanna por engordar, mientras que ella muestra sus carnes en una editorial sin complejos… Somos una sociedad de hipócritas…

  • Antarctic Monkeys

    Vampire Weekend estan sobrevalorados no, lo siguiente. Canciones aburridas sin alma, grupo para posers.

  • Tanis Bollain

    Tuve el privilegio de ver a Patty Smith en primavera sound y aún hoy sigue siendo uno de los mejores conciertos que he estado ever

  • mardebering

    siempre nos quedará el bigote de la Patty.

  • Mario Rodriguez

    No entendí la media hora de de la dj pachanguera de Lauryn Hill. Bon Iver es coñazo. La banda de Noel Gallagher es una pasada. Siento que los que fueron a ver a los sosos de Vampire Weekend se perdieran el bolazo (como siempre) de The Hives. Mi crónica.

  • Àlex

    nah, para nada.

  • wilesly

    POR DIOS! la piel de Iggy Pop se ve super delgaditita…

  • Lo de Lauryn Hill fue una broma, yo me pire, me entere luego que le dio por salir, pero vaya impresentable.

    Iggy Pop es muy grande, vale que renquea como caballo percheron pero que bien sono The Passenger, Lust For Live y los temazos de los Stooges, que grande que un tio de 72 años aun le quede energía para poner a botar a gente incluso 5 décadas mas joven.

    A mi me jodió perderme a The Hives, ya les he visto pero son una absoluta fiesta siempre, y el frontman es un autentico cachondo. No entendí muy bien en este festival algunas decisiones de horarios, pero vaya.

  • Frosties

    Me juego todo mi dinero a que cualquiera que le diese una oportunidad a Bon Iver acabaría escuchándole de forma frecuente. Nadie hace música cómo él. La música no es solo mover las caderas y saltar mientras te emborrachas, también va de moverte por dentro y elevar tu alma. Tiene un talento descomunal, por favor escuchadle, dadle otra oportunidad, tranquilamente, mientras cenáis una pizza con un vino, ya sabéis de lo que va (no os lo pongáis en el gimnasio), estoy seguro de que lo acabaréis amando. De vez en cuando se agradece que alguien te recuerde que en la vida no hay por que ir follado siempre y él y su música lo hacen estupendo.

Send this to a friend