Shura / forevher

Por | 22 Ago 19, 10:42

Little Boots, La Roux, Years and Years, Hurts, The Sound of Arrows… ninguno de los artistas dedicados al synth-pop durante los últimos años está haciendo la carrera precisamente de Depeche Mode. Como si se oliera la tostada de lo que le puede deparar su futuro si insiste en continuar con el sonido de ‘What’s It Gonna Be’ o ‘Nothing’s Real’, la canción que daba título a su debut, Shura pasa página. La artista detrás de este proyecto, Alexandra Lilah Denton, ha perdido la alergia que tenía al piano y se ha sumergido más en la década de los 70 que en la de los 80 en su segundo álbum, ‘forevher’.

Las líneas de R&B que encontrábamos antes por ejemplo en su mayor hit, ‘Touch’, se mantienen en estos temas, y de hecho el mismo single principal de ‘forevher’, ‘BKLYNLDN’, o el corte más o menos titular (‘forever’) son recordatorios explícitos de que Shura es muy fan de Janet Jackson. Pero ahora son cantantes de los 70 como Joni Mitchell o Minnie Riperton las que aparecen oficialmente en su hoja de ruta; hasta podemos imaginarla casi tan interesada por el Brill Building como a Natalie Prass; y la artista se manifiesta fascinada por el descubrimiento del único disco que llegó a editar Dennis Wilson en 1977. La influencia, totalmente improbable pero reconocida, de ‘Pacific Ocean Blue’ en ‘the stage’, se corresponde más con ‘You and I’ que con la coral y más popular ‘River Song’, pero ahí está.

Aparte de un paso adelante en lo musical, ‘forevher’ es un decidido disco sobre amor basado en hechos reales, en el que Shura no se ha cortado un pelo al dar todo detalle a través de su cuenta de Twitter, como recopila Genius. Shura se ha enamorado de una chica a la que ha conocido a través de internet, separándolas en principio la distancia. Cuando ambas deciden conocerse, quedan en un concierto de MUNA, y después la cantante da el paso de mudarse de Reino Unido a Estados Unidos para darle una oportunidad a esa relación. Dejando al margen lo concreto, ‘forevher’ es una apuesta clarísima por estar enamorado/a, con frases como «pasemos la tarde besándonos» (‘the stage’) o simplemente «sé mía» (la final ‘skyline, be mine’, un tanto Chris Isaak), que también recoge el temor a la muerte. Así, ‘tommy’ comienza con la historia de un hombre que Shura conoció en Texas y que le contó cómo enviudó y volvió a encontrar el amor animado por el recuerdo de las palabras de su primera mujer.

En ese sentido, es necesario mencionar, por marciano que parezca, la importancia que tienen los aviones en el desarrollo de este disco, inundando gran parte de las letras. Shura tiene que volar porque es una cantante internacional, pero además ha tenido que hacerlo para mantener su relación a distancia, y eso ha sido determinante en la creación de ‘forevher’. ‘Princess Leia’ está dedicada a su admirada Carrie Fisher y en ella imagina que muere en un avión como -más o menos- la actriz; a continuación ‘flyin’ continúa hablando de su miedo a volar («tengo miedo a volar, pero volaré por ti / tengo miedo de morir, pero me muero por verte»), que su madre ha intentado que supere imaginando que pilota el avión una chica que le gusta (?). Y poco después ‘control’ vuelve a insistir con el mismo campo semántico: «cinturones de seguridad» y «turbulencias» aparecen en su letra, como si las desventuras del amor pudieran resumirse con un «aterriza como puedas».

Esa concreción en su vida personal, tan obvia como ‘Los amantes pasajeros’, puede sacarte del disco, más que meterte, si no vuelas frecuentemente y si no todas las canciones de la segunda parte del disco te resultan tan llamativas como ‘forever’. Sin embargo, lo celestial de los arreglos de la autotuneada ‘side effects’, la naturalidad de la maravillosa ‘religion (u can lay your hands on me)‘ y el giro al final de ‘BKLYNLDN’ abren un nuevo mundo para Shura, ante el que nos preguntamos, ansiosos: ¿será este su sonido definitivo o continuará mutando?

Calificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘religion (u can lay your hands on me)’, ‘side effects’, ‘the stage’, ‘forever’, la segunda parte de ‘BKLYNLDN’
Te gustará si te gusta: la Feist de ‘The Reminder’, Jessie Ware, Natalie Prass, Carole King
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP