La Canción del Día: The Divine Comedy reflexionan sobre el sueño de un futuro sin trabajo precario… ni de ningún otro tipo

Por | 07 Oct 19, 11:36

“Nunca volverás a trabajar en esta ciudad” suena a tópica amenaza de un jefazo hacia un empleado insurrecto o ineficaz. Sin embargo, en ‘You’ll Never Work In This Town Again’, canción incluida en ‘Office Politics‘, reciente álbum de The Divine Comedy, la frase pasa de ser una amenaza a una realidad. Y es que Neil Hannon reflexiona en ella sobre cómo el sueño del empleo 100% eficiente y sencillo, asistido por la tecnología más moderna, puede convertirse en la peor pesadilla de la Humanidad.

Desde la revolución industrial, el hombre ha invertido ingentes recursos en aplicar las últimas tecnologías al entorno laboral, buscando principalmente una mejora de la productividad y la calidad. Hasta tal punto que los avances actuales hacen vislumbrar ya un futuro en el que los robots y la inteligencia artificial serán primordiales en todos los sectores laborales. Pero lo que no está tan claro es qué sucederá entonces con la mano de obra humana, que sobrará a espuertas. Sobre esto trata el nuevo doble single extraído del doceavo álbum en la carrera del músico irlandés, el tándem que ya en su tracklist conforman ‘Infernal Machines’ y la citada ‘You’ll Never Work In This Town Again’, nuestra Canción del Día, destacado ahora por un doble vídeo oficial animado que alude a las revoluciones tecnológicas del siglo XX.

Y es que si la primera, con ese insólito tono de rock industrial a lo Gary Numan, ya habla de las máquinas que “planean tomar el mundo” mientras fabrican juguetes, la segunda, con su tramposo tono festivo de latin-jazz, certifica que esa vida de facilidades y “libre de trabajo precario” esconde en realidad la absoluta insignificancia de la mano de obra humana de aquí unos años: “Ese loco algoritmo te tiene a su merced / Toma decisiones por ti cada día / Vives en una prisión que has diseñado tú mismo / Ese loco algoritmo te está convenciendo”, canta apuntando a que eso hará que “no volvamos a trabajar en esta ciudad”.

En esas, Hannon recupera la figura de Ned Ludd, inspirador y fundador de los Luditas: Ludd era un trabajador textil del siglo XIX que instigó la destrucción de unos telares automatizados que amenazaban su empleo y el de muchas familias. De manera furtiva, los Luditas atemorizaban a los empresarios e industriales del norte de Inglaterra con sus acciones y amenazas durante años, hasta que el Gobierno británico decidió emplear al ejército para sofocar la revuelta. Desde entonces al término “ludita” se le dio una cognotación peyorativa de alguien reaccionario, que rechaza la innovación y la tecnología. Pero hoy se reivindica a Ludd como una de las primeras figuras anticapitalistas de la Historia. Y por ahí le reivindica también Hannon en la letra de la canción: “Ned Ludd era un trabajador / Las cosas cambiaron y forzaron su mano / Él cogió un martillo y se rebeló”.

The Divine Comedy es uno de los principales nombres confirmados en la edición 2019 de BIME, en Bilbao. Además, estará presentando ‘Office Politics’ en otras ciudades del país: el 3 de noviembre de 2019 en Valencia, La Rambleta; el 5 de noviembre de 2019 en Barcelona, Sala Apolo; y el 6 de noviembre de 2019 en Madrid, La Riviera.

  • nachob

    La canción parece del repertorio de cualquiera de los grupos ingleses de mediados de los 80s que metían sonidos jazzy medio bailables, con estética años 40s (es decir, siguiendo la estela Kid Creole): Blue Rondo a La turk, Working Week, Swing Out Sister y demás.

  • xabier

    Sir Neil Hannon, siempre interesante.
    Y cómo canta el jodido (aprendan Sres y Sras).

  • JoeCarioca

    De las canciones más redondas que ha grabado últimamente. Canta que da gusto y esa producción latina-James Bond le va como anillo al dedo.

  • mardebering

    Seguro a Dante le encantaría la canción.

  • Schröeder

    Para mí, el mejor disco del año. Cada vez lo encuentro más necesario en estos tiempos. Obra maestra.

  • Gabrielonidas

    El talento de este tío no es literalmente desbordante. El despliegue de estilos de su último disco, con resultados de lo competente a lo brillante, es la prueba. No falla en ningún palo del pop de las últimas décadas: nos transporta a los ochenta, o incluso a los setenta, y todos los géneros los hace suyos -tirando al cabaret, claro-. Me ha encantado,aunque reconozco que cuando más me gusta es cuando está en su línea habitual de contar historias con su pop melódico retro (Norman and Norma). Por cierto, el vídeo es un a delicia.

  • mardebering

    Breakout…..

Send this to a friend