Justicia para ‘Dancing on My Own’ de Robyn: NME la corona «canción de la década»

Por | 04 Dic 19, 17:30

No fue un superhit en las listas en su momento, quizá porque parecía parecerse demasiado a ‘With Every Heartbeat’. Pero el tiempo la ha puesto en su lugar. ‘Dancing on my Own’ de Robyn, que solo fue número 1 en Suecia, se quedó en el puesto 8 en Reino Unido (‘With Every Heartbeat’ había sido número 1), no llegó al top 100 en Estados Unidos y mucho menos en España, es reconocida ahora como la mejor canción de la década para el NME.

La canción, que a día de hoy suma 150 millones de streamings en Spotify a modo de clarísimo «sleeper», coronaba también nuestra lista de mejores 40 canciones de Robyn, que publicábamos con motivo de su 40º cumpleaños. Raúl Guillén la vinculaba con el «bailar con lágrimas en los ojos» de Ultravox y la definía como «el gran himno de la artista sueca, una canción de esas más-grandes-que-la-vida». Decía, entre otras cosas: «»DOMO» pudo parecer una suerte de revisión de ‘With Every Heartbeat’, con la que no solo parece compartir alguna secuencia de acordes sino que coincide también en ser una estructura in crescendo a partir de un reconocible sintetizador. Pero lo cierto es que son dos temas muy distintos porque, allí donde el tema con Kleerup suena saturado de arreglos, en este tema, sin ser minimalista, sus elementos gozan de un mayor espacio, respiran más, dejando brillar pequeños detalles». También destacaba el puente del tema: «Como sucede en ‘Be Mine!’, es una cumbre particular dentro de la canción, al trasladar al lenguaje musical el momento en el que “las luces se encienden, la música muere” y ya no hay manera de esconder las lágrimas en la oscuridad y la mascarada de las luces estroboscópicas. Es entonces cuando, de nuevo, se hace el silencio y la parte vocal del estribillo regresa a capella para, con un redoble digital, hacer que irrumpa la instrumentación con toda su fuerza y emoción. Emoción –pura y genuina– es, de hecho, la palabra que va inevitablemente ligada a ‘Dancing On my Own’».

El podio de la lista de NME que publican hoy se completa con ‘Green Light’ de Lorde y ‘Video Games’ de Lana del Rey, en sintonía con lo ya visto en la lista de los mejores discos de la década para la publicación británica. También en el top 10 encontramos ‘Love It If We Made It’ de The 1975, ‘Do I Wanna Know?’ de Arctic Monkeys, ‘Power’ de Kanye West, ‘Get Lucky’ de Daft Punk, ‘Pyramids’ de Frank Ocean, ‘Bad Girls’ de M.I.A. y ’Swimming Pools’ de Kendrick Lamar.

Entre canciones tan esperables como ‘Formation’ de Beyoncé’, ‘Oblivion’ de Grimes, ‘212’ de Azealia Banks y ‘On Hold’ de The xx, encontramos en el top 100 algunas sorpresas como ‘Queen’ de Perfume Genius en el puesto 42, o la estupenda ’Sacrilege’ de Yeah Yeah Yeahs en el 48. Os dejamos con una playlist con todas ellas.

Etiquetas: , , ,

La Tienda JNSP