¿Es posible realizar una gira y actuar “en verde”?

Por | 15 Dic 19, 12:03

Hace unos días, Chris Martin anunciaba que no habría gira de Coldplay hasta que no se consiguiera que esta fuera ecológicamente sostenible. Rápidamente, corrieron las chanzas en la red. Pero, más allá de los chistes, la cuestión genera muchas dudas razonables. ¿Tan dañino es un tour -¡independientemente de quién toque!-? ¿Es posible realizar una gira sin que deje huella ecológica? Si alguien tiene tiempo (y ganas), siempre puede usar un medidor de emisiones para valorar aproximadamente la repercusión de un macrotour cualquiera, como el último de AC/DC. Pero para tener una idea mucho más atinada, hemos hablado con Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace y Pam Pincheira, productora de eventos sostenibles como el Own Spirit o el Drap Art.

Lo primero es evaluar toda la repercusión medioambiental que genera un tour. Algo tremendamente complicado, dada la gran cantidad de variables a valorar. Adrián Fernández nos dice: “no conozco ningún estudio cuantificativo de una gira o macroconcierto en emisiones. Pero en valores absolutos, no pasa de lo simbólico”. Pam Pincheira sí que tiene calculadas las necesidades energéticas de luz y sonido, al menos del festival Own Spirit: “1574kwh que serían aproximadamente 629,60 kg de CO₂ con generadores”. Esta es la variable que genera más gasto energético y emisiones: “los generadores de gasoil, las emisiones, es supercontaminante. Al menos, nosotros compensamos lo que emitimos”. En este caso, hay que diferenciar entre evento al aire libre y recinto ya preparado, señala Fernández: “No es lo mismo un sitio en que ya haya acometida eléctrica establecida que al aire libre, en que necesitas grupos electrógenos y te obliga a conseguir la electricidad de la manera más antiecológica posible”. Pincheira también añade el problema de los WC portátiles. “Hay que depurar este agua, producen químicos… Es un ítem bastante contaminante”.

El otro factor que repercute enormemente es el transporte. Fernández informa de que “no son solo los tráilers. También hay un segundo aspecto, que es el desplazamiento de los fans; los que van en coche privado. O los que, en caso de megagiras, viajan desde sus ciudades, más allá de que los componentes de la banda vayan en avión”. Pincheira admite que el transporte es lo más difícil de controlar para un organizador que pretenda montar un evento ecológico. “Lo más complicado [de controlar] creo que son las emisiones de los vuelos de los artistas”. También el uso de grandes vehículos para transportar escenarios en las giras preocupa a Fernández “las emisiones en el sector transporte es lo que genera más CO₂ en el mundo”.

Entonces, ¿en qué aspecto es posible minimizar el impacto medioambiental de los macroconciertos o los festivales? Como productora, Pincheira comenta que “lo más fácil es el catering, ya que como organizador podemos poner las reglas y prohibir el plástico y que todo deba ser compostable”. Añade que “se puede reducir en reutilizar todo lo que se pueda. Mucha infraestructura, que depende del festival y del terreno en donde se realice”. Cree que es posible ahorrar más en energía eléctrica “si se monitoriza. La energía eléctrica debería ser de red o renovable. Las autoridades o las empresas energéticas podrían dar más facilidades a los promotores para conectarse de alguna manera y no tener que usar los generadores”. Fernández indica que Greenpeace, cuando colabora con diferentes eventos ponen “condiciones para que sean sostenibles, que esté libre de plásticos de un solo uso (vasos reutilizables, pe)”. Pero opina que también tienen responsabilidad los artistas. “El grupo siempre puede poner las condiciones: camiones de bajas emisiones, etc. Y los promotores se han de preocupar en que no sólo se llegue al recinto en transporte público, ya que a veces son ubicaciones aisladas, con mucha zona de aparcamiento y sin transporte público. Hay que pedir que los recintos sean más accesibles”. Pincheira señala que “en cuanto al transporte, se podría fomentar de verdad motivando o premiando de alguna manera a los coches compartidos, y dar al público un precio de autobús mínimo para centralizar los viajes. Cuando digo precio mínimo, es que el promotor no gane dinero con el transporte subiendo el precio de los billetes. Siendo organizador de festival puedes jugar con muchos factores motivacionales para los que ahorran en transporte o compensan sus emisiones de manera individual. Educar es muy importante”.

Actualmente, multitud de eventos abogan ya por reducir residuos y el vaso reutilizable es habitual en la mayoría de conciertos. Muchos festivales tratan de hacer del cuidado del Medio Ambiente uno de sus preocupaciones principales, como el Mallorca Live o el Bioritme. Otros, como el Primavera Sound, se han aliado con la Campaña de Acción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Pero, volviendo al punto de partida, ¿es realmente posible organizar conciertos que no dejen huella ecológica? Pam Pincheira cree que actualmente no, “pero en un futuro espero que sí”. Fernández se muestra menos optimista. “Estamos lejos de conseguir eventos de 0 emisiones: residuos, transporte…”. Valora el gesto de Coldplay: “es la concienciación en el mundo de la música, el poner freno a las emisiones”, pero “tiene mucho más de gesto que lo que se ahorra”. Aunque finaliza: “entre no hacer nada y reducir, hay un mundo”.

En resumen; ahora mismo, Coldplay lo tienen imposible para embarcarse en un tour de coste ecológico cero. Al menos, el tipo de tour que el grupo necesitaría para llegar a su audiencia. O se dedican a tocar en acústico, renuncian a llevar un show propio y realizan todos los trayectos exclusivamente en tren… o podemos olvidarnos de verles de nuevo en una larga temporada. Pero hay que agradecerles que hayan puesto las preocupaciones medioambientales en el centro de la música en directo.

Etiquetas:
  • Vuffy

    Gracias por el artículo, Mireia. Súper interesante.

    Creo que es clave la cuestión de la responsabilidad, a todos los niveles. La responsabilidad individual es ineludible, pero a mayor poder económico y político, mayor responsabilidad. Me parece genial que las Administraciones Públicas nos den lecciones sobre el uso responsable de la energía, pero también me indigna si a la vez no les tiran de las orejas a las grandes compañías eléctricas por su huella medioambiental.

    Un tema que apenas se toca al hablar sobre el medio ambiente y brecha social, supongo que por su “transversalidad”, es los smartphones y tablets. Estos aparatos tienen un coste medioambiental y humano altísimo por su proceso de fabricación y su corto ciclo de vida, y es responsabilidad de todos no consumirlos (me choca lo de “no viajo en avión y tengo smartphone”); pero mayor es la responsabilidad de las empresas que los fabrican, los publicitan, nos convencen de que no podemos vivir sin ellos, y los venden.

    Hay que repartir la responsabilidad; pero, tal como está montao el tinglao, sería injusto repartirla igualitariamente.

  • juniper0

    No, no es posible.

    Me parece genial que los artistas usen su voz para estos temas y se manifiesten, y no lo voy a considerar una gilipollez como hacen mucho, pero el problema del medioambiente no lo trae una gira de conciertos o que tú una noche de botellón uses vasos de plásticos y pajitas, el problema lo trae las grandes industrias y la permisividad de los gobiernos a no ponerles límites. Obviamente todxs tenemos que poner de nuestra parte, pero al final nuestras acciones individuales no llegarán ni a un 5% de un problema que se nos queda grande.

  • mardebering

    Sí se puede,…. Bjork iba con palmeras cartón piedra en su gira “Gusanaflauta”, Amaia Romero también tiene florecitas y la rosa del fallecido Willy Deville y un montón más de grupos que seguro alguna/o sabe o comenta, ese es el ecologismo del bueno.

  • mardebering

    La mayoría de la gente es PURO POSTUREO y los artistas no iban ser la excepción, siempre recordaré un concierto de Macaco con arengas a la “Madre Tierra” y no se que mierdas más y al acabar el concierto aquello era un solar de botellas de plástico, vidrios rotos y una peste a meados mezclada con “María” que nublaban las gafas, en el fondo no tenemos remedio.
    Hace años tenía una web de sitios insólitos y lugares desconocidos, que llegado un momento pensé… que coño haces promocionando esos sitios (incluso con coordenadas GPS) si al final van querer ir con el coche hasta el mismo sitio, luego tirar basura, cigarros o plásticos por todos lados, o lo que es peor convertirse en turismo borreguil como Venecia o Toledo (salvando mucho las distancias) te lo guardas para tí, familia y amigos, ya que vivimos en la tontería total la gente no respeta absolutamente nada la naturaleza.

  • Williamreid

    Las vacaciones en burro por La Alcarria seguro que son estupendas, pero yo prefiero coger un avioncito para no parecerme a la Greta Thunberg.

  • Hakuna Matata

    La solución es que nos extingamos ya como especie, que lo único que hemos traído a este planeta ha sido muerte, contaminación y dolor. Entre nosotros mismos nos matamos, o sea que imagínate…

    No ha habido una especie más estúpida y dañina que la nuestra. Ni ninguna con tantas necesidades, madre mía. Si es que el planeta se va a la mierda por nuestra culpa. Bueno, ”NUESTRA” no. La culpa de algunos en el poder que siempre terminamos pagando el resto.

  • mardebering

    Pues hoy me han dicho lo mismo, que sobramos en el planeta, yo añado, unos más que otros.

  • Vuffy

    Me lo has quitao de la boca. Algunos podrían ir extinguiéndose mañana mismo. Las gatas y las perras se salvan, así que tú y yo, tranquilas.

  • Vuffy

    , dijo la pacifista.

  • Ganso

    Es que Macaco da mucho asco, y sus fans más.

  • Ganso

    “Un tema que apenas se toca al hablar sobre medio ambiente y brecha social, supongo que por su “transversalidad”, es los smartphones y tablets.”

    ¿Me explicas esta frase?

    Y voy a ir incluso más allá.Todas esas fotos, documentos, tuits y demás mierdas que subimos a la “nube” ocupa espacio físico real y es mierda. Creamos mierda a diario con cada like, con cada foto y video que subimos. Pero quítale eso al último eslabón de la sociedad…

  • Ganso

    No llegas a perra… Rata como mucho. Las ratas son prescindibles.

  • Warp

    Joder a este paso no hay manera de acabar con el planeta de una vez por todas.

  • Augusto Solari

    El verde que estos buscan es otro.

  • Carvey

    Viendo la desidia con la que ha terminado la cumbre del clima en Madrid, poco podemos esperar de los de arriba…

    Una humilde idea que se me ocurre es que, en lugar de tanta propaganda electoral, a los ciudadanos nos hicieran llegar a casa alguna circular (en papel reciclado) con datos de consumo medio y cuánto se reduciría siguiendo ciertos consejos domésticos. Aportar cifras es lo que funciona algo.

  • Carvey

    Es mejor una “pacifista” que dice lo que piensa (tacos mediante) y se retira, a otras “pacifistas” que prejuzgan, se mofan y amenazan. Just sayin.

  • Hugo M

    Ojalá encuentren la manera, pero me temo que cualquier evento que suponga una movilización masiva de personas (que no sea para ir a plantar árboles) siempre va a ser dañino para el medio ambiente. Al final creo que lo más ecológico en casi todos los ámbitos es “no hacer” más que “hacer”. Lo ocurrido en la COP es lamentable, pero desde el principio arrancaba en punto muerto, porque sin la participación de China o EEUU… No sé, me parece que hasta que los efectos de la contaminación afecten a absolutamente todo el mundo, incluidos los países y las personas que están en la punta de la pirámide, no se va a tomar ninguna medida seria, y la pregunta del millón es si para entonces la situación será reversible. Yo de momento me plantearía mucho seguir trayendo niños al mundo.

  • Hugo M

    Yo escribo esto desde un smartphone, y también tengo tablet, así que no puedo juzgar mucho, pero me parece que aspirar a que la gente renuncie a esos lujos y a ese estilo de vida es inviable :(

    La única salida que veo en este aspecto es empezar a construir cosas hechas para durar, y revalorizar el concepto del arreglo; desterrar por completo esa frase de “te sale más barato comprarte otro”. Ya hay un móvil fabricado con esta intención en mente (se puede abrir y puedes incluso tratar de repararlo tú mismo, y en teoría todos sus componentes han sido obtenidos de formas “responsables”), y también una página web muy curiosa, ifixit.com, sobre cómo reparar todo tipo de cosas. Pero falta que deje de ser algo anecdótico y se convierta en lo normal.

  • Vuffy

    Es más viable convencernos entre todes de que no necesitamos smartphones y tablets que convencer a las empresas que los fabrican de que los hagan para que duren, por lo menos, una década. Ellas quieren a toda costa que nos compremos uno nuevo cada dos años.

    Nos han convencido al conjunto de la población mundial de que NO PODEMOS VIVIR sin smartphones, independientemente del género, la raza, la cultura, la nacionalidad o el poder adquisitivo. Hasta los pobres tienen smartphones. Bueno, no es que se hayan esforzado demasiado por convencernos de que los necesitamos: los diseñaron adictivos basándose en las máquinas tragaperras (esto lo han reconocido ellos mismos).

    Ya teníamos ordenadores, ¿pa qué queremos más? La gente podría dejar de comprar smartphones y tablets en masa de un día para otro y no se acabaría el mundo; más bien al revés. Pero reconozcamos que es un juguete demasiado goloso pa nuestra especie, que no es tan inteligente como la pintan.

  • mardebering

    jajajaaja dejáis a Quevedo en aficionado.

  • Vuffy

    Venga, otro hater más sin vela en este entierro…

    Supongo que no te estarás refiriendo a mí porque yo de pacifista tengo los pelos del sobaco: nada. Soy pacífica, que es distinto, pero no cristiana: no pongo la otra mejilla, si me tocas el coño, y puedo, te lo toco yo a ti.

    Este ser se ha metido en conversaciones de las que no era parte simplemente pa llamarme “gilipollas perdida” por toa la cara, dos veces ya. Los tacos es lo de menos, yo también los digo, pero es que todos sus tacos son insultos. El otro ser de abajo lleva meses insultándome, lo último “rata”; ya ves tú, como si las ratas fueran malas.

    Así que sí, me voy a mofar de los dos si me sale a mí del mismísimo porque son ellos los que me buscan la boca.

    Yo soy más pesá que una vaca en brazos, pero es que los talifanes de Rosalía cansáis hasta las piedras: todos me odiáis pero a la vez no podéis vivir sin mí, porque no paráis de comentarme. Os voy a empezar a llamar la Cofradía Ricardo López.

    Ponme las amenazas aquí y luego vas a una comisaría y me denuncias.

  • Vuffy

    Suena muy fuerte, pero lo que más contamina de todo, más que un coche, una tablet, un smartphone o los vasos de plástico, son los hijos, las personas.

  • Hugo M

    Yes. Y además tienen más números para que les toque vivir de primera mano el mundo que se avecine…

  • Hugo M

    Ay no sé, yo tengo que reconocerte que a mí ciertas aplicaciones me han cambiado la vida a mejor. El wasap por ejemplo creo que no era necesario (antes con los sms éramos más capaces de condensar información), pero el Google maps, a mí que tengo un sentido de la orientación pésimo me ha ayudado muchísimo. Luego con las apps de fotos e imágenes he aprendido mucho y hasta he sacado algún dinero, con el calendario de turnos he organizado mi vida mucho mejor y he dejado de olvidarme de citas médicas y cosas, con el traductor he podido ayudar a gente que hablaba el idioma de Etiopía en mi trabajo, o me he manejado mejor en otros países… En fin, es un instrumento muy útil si lo usas bien.

    Creo que el problema de base de todo es la obsesión con el “crecimiento económico”, en lugar de por el “mantenimiento”. Antes las empresas fabricaban objetos duraderos y eso les era suficiente para mantenerse bien, y no veo por qué ahora necesitan que estemos todo el tiempo cambiando de ropa, de móvil y de lo que sea, por qué tiene que haber cada vez más y más picos de venta a lo largo del año.

  • Vuffy

    Sí, tienen algunas cosas útiles, pero creo que son una herramienta de doble filo. Personalmente, no echo en falta ninguna aplicación y muchísimo menos el whatsapp, que es como un ciberpanóptico recíproco. Llevo un año y medio sin smartphone y al principio era como que me faltaba algo, y echaba especialmente de menos el google maps porque también tengo la orientación en el culo. Pero, al cabo de 3 o 4 semanas, te acostumbras a tu “nueva vida”, te das cuenta de que es la misma de siempre y dejas de echar de menos todo lo relacionado con el smartphone: hablas con la gente en vez de escribir, preguntas por calles a desconocidos, no te da terror perderlo o romperlo, te olvidas incluso de que lo tienes… Aun así, ya te digo, creo que es mucho mayor la responsabilidad de quienes los fabrican y venden que de quienes los compran.

    En cualquier caso, no soy quién pa darle lecciones a nadie sobre dependencias y adicciones, que cada vez que salgo de fiesta me bebo la cerveza como si fuera agua :) (Menos mal que salgo poco).

  • fresaskizo

    Amen

Send this to a friend