Chaqueta de Chándal / Gimnasia menor

-

- Publicidad -

Chaqueta de Chándal / Gimnasia menor

‘Gimnasia menor’ es uno de los álbumes más críticos de la temporada, y uno de los debuts que mejor acogida están teniendo de los últimos tiempos: Chaqueta de Chándal ya han sido confirmados en festivales tan exquisitos en su programación como Tomavistas y Vida Festival. El proyecto de Guille Caballero (Surfing Sirles), Natalia Brovedanni (Santa Rita) y Alfonso Méndez (lo:muêso), asentado en Barcelona, cita entre sus influencias a gente como Neu!, La Polla Records y Los Brincos. Si bien su gusto por los teclados a lo The Doors es lo más característico de su sonido, lo que más les diferencia de grupos coetáneos (y desde luego del grupo de Juan y Junior) es el componente social de sus letras, muy críticas con los tiempos que nos ha tocado vivir. El capitalismo, el ostracismo, los nacionalismos y el egoísmo son algunos de los temas principales de estas 9 canciones con las que se presentan ante el gran público.

Destaca en su repertorio ‘A moderno resabiado no le mires el dentado‘, sin duda una de las mejores canciones nacionales del año, una ácida reflexión sobre el mundo moderno que comienza con una dedicatoria para todos los plastas que no se callan durante los conciertos, se apuntan a las modas más absurdas, están obsesionados con las redes sociales o consideran que el Primavera Sound no es lo suficientemente underground. Una parodia muy llamativa para el tipo de público que utiliza palabras como «postureo», pero tampoco la más arriesgada que encontraremos en este disco.

- Publicidad -

Ni tampoco la más original. ‘Artículo segundo’, en sintonía con ‘Obsesionada’ de Novedades Carminha y ‘Cayetano’ de Carolina Durante, cuestiona los límites del amor por la patria («pon la bandera en tu exiguo balcón / no hagas preguntas, no cuestiones / canta tu himno a pleno pulmón»); ‘La inopia’ va sobre nuestra «gilipollez» (sic) frente a los problemas reales del mundo; y ‘Señor, llévame pronto’ se «caga en Dios» para cargar contra aquellos que se ven a sí mismos lo suficientemente importantes en este mundo como para querer ser inmortales.

Como explicaban en una entrevista reciente, ‘Hablemos del mineralismo’ pretende ser una autoparodia de la hipocresía de nuestra sociedad, en plan «sé que existe una conspiración mundial terrible que nos oprime cada vez más: las fuerzas y poderes de detrás de la cortina son lo más malísimo de lo malo, qué mierda todo… pero no me quites la Play ni las vacaciones en la Manga del Mar Menor». De hecho, es reseñable que no haya una sola canción de amor en el álbum, y la única que puede parecerlo en el estribillo decide llamarse algo tan improbable como ‘El espíritu de Luis Moya’.

- Publicidad -

No es, ni siquiera, la canción final, pues el disco decide cerrarse con un canto contra el dinero llamado muy ilustrativamente ‘Maldito parné’… sucedido de un speech sobre la usura que pretende ser un «sentido homenaje a Mundo Desconocido» según nos indica el grupo. Para entonces puedes haberte hartado de Chaqueta de Chándal, pues la segunda parte del disco presenta algo menos de impacto que la primera, a lo que tampoco contribuye su gusto por la canción larga (aquí hay dos pistas que rondan los 7 minutos y otra que supera los 8), pero el grupo consigue su parcela de personalidad gracias a los mencionados teclados, resultando más que aptos para seguidores de Los Planetas y Los Ángeles (‘El espíritu de Luis Moya’) o El Columpio Asesino (‘Bajón en el Masnou’). Mención especial también para la voz andrógina del grupo: he tenido que mirar los créditos del CD para averiguar si cantaba Natalia o uno de sus compañeros masculinos en la banda.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘A moderno resabiado no le mires el dentado’, ‘El amigo del mal’, ‘Artículo segundo’, ’El espíritu de Luis Moya’
Te gustará si te gusta: Los Planetas, El Columpio Asesino, The Doors
Escúchalo: el single en Youtube

Lo más visto

No te pierdas

‘Cachitos’ se pone las botas con un especial «políticamente incorrecto»

Lolés León simulando una felación a Raphael, una fumada orgía con sangre de Los de Jaén...

La Prohibida recupera el tesoro ‘Determinista’ de Parade

Entre los daños colaterales que nos ha dejado la pandemia, el cierre de clubs nocturnos, Boite incluida. El público...