C. Tangana y Alizzz recupera el mojo con ‘Yelo’, una «tiraíta» velada a Yung Beef y Cecilio G.

Por | 14 Ene 20, 12:15

No podemos ocultar que los últimos movimientos musicales de C. Tangana nos tenían algo desconcertados y, sí, algo decepcionados. No se podía negar que, con la excepción de ‘No te debí besar’, estaban por debajo de las expectativas, quizá demasiado previsibles o reiterativos. Ni siquiera puede achacarse a la intervención de otros actores más allá del tándem Pucho+Alizzz en singles como ‘5 Stars’ o ‘Pronto llegará’, porque ‘Para repartir’, por ejemplo, era una creación del dúo. Sin embargo, la magia del pop es así: en ‘Yelo‘, su primer single de 2020, el mojo de ambos ha vuelto y funciona de lujo.

No es esta última una palabra empleada al azar, puesto que está íntimamente relacionada con la temática de la canción: la joyería. «Icy» o «ice» –que Antón canta en los adlibs al inicio del tema– son imágenes muy recurrentes en las barras de trap yanqui como sinónimo de diamantes en diversas piezas de orfebrería. Y el single no solo se promocionó con un vídeo de una dependienta de una de las joyerías más famosas de Nueva York, sino que la portada oficial del single muestra un colgante repleto de pedrería, que además va con recado o «tiraíta», como se dice en la calle.

Me explico: en los últimos meses Yung Beef, némesis de Puchito, había exhibido en redes sociales una pieza colgada al cuello del icono de La Vendicion Records, un diablito repleto de pedrería. El que vemos en la portada de ‘Yelo’ es bastante parecido, pero replicando la imagen de Stingy con una corona, un personaje de la serie infantil británica islandesa ‘Lazy Town’ que suele reclamar todo lo que se le antoja de su propiedad. Stingy se suele emplear como meme para ridiculizar a Tangana y ocupaba la portada de la diss-track ‘No toy’ de Cecilio G. Ahora Puchito se apropia de su propia parodia, proclamando que «ha cambiao la industria de un país entero» pero a base de trabajo: «Mi dinerito me ha costa’o, este sudor es mío / Era un crío, iba en Clio / Ahora miro al horizonte y todo esto es mío», dice en uno de los mejores versos de ‘Yelo’. «Dime un bverso que sea mentira», recalcaba hace unas horas en su Instagram.

Su respuesta, además, llega en la mejor forma que puede. Porque ‘Yelo’ tiene ese halo de pop contemporáneo en lenguaje rap que brillaba como un diamante (je) en ‘Ídolo‘, el trabajo de Tangana y Alizzz que supuso la explosión comercial definitiva del talento de ambos. Como aquel disco y la mayor parte de ‘Avida Dollars‘, además, tiene un punto de personalidad e imaginación –ese teclado que se desboca al final del tema– que les distingue y que no está al alcance de tantos artistas del género –quizá solo Recycled J con Selecta se atreva a toserle en ese plano–, ni en España ni fuera.

Lo mejor del mes:

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP