Bombay Bicycle Club / Everything Else Has Gone Wrong

Por | 17 Ene 20, 8:03

Bombay Bicycle Club podían haber sido uno de esos grupos que consigue ser nominado al prestigioso Mercury Prize y luego cae en el olvido. Como sus colegas de The Maccabees, ya separados. Mientras nos preguntamos por el porvenir de algunas de las bandas con las que Bombay Bicycle Club eran comparadas, como Fleet Foxes (por el timbre de la voz) y Passion Pit (por algunos sonidos), el grupo de Jack Steadman ha vuelto tras 6 años de parón en los que han estado separados de facto. Solo que no quisieron enviar un comunicado oficial por si se desdecían y decidían volver, cosa que a la postre ha sucedido.

Es difícil retomar una carrera después de más de un lustro en la industria musical de hoy, y no es que sea un gran momento ni para las bandas en general ni mucho menos para el estilo de Bombay Bicycle Club en particular. Sin embargo, ajenos a los imperativos estéticos de Radio 1, la banda se entrega en ‘Everything Else Has Gone Wrong’ a un “art pop” accesible, algo así como la versión más amable de los igualmente extintos -esto es un sálvese quien pueda- Wild Beasts. O como una banda que entiende el sonido de The Postal Service como pura atemporalidad.

Cuenta la banda en una entrevista que publicaremos próximamente que en este lapso han estado escuchando más jazz que indie y eso es algo que se percibe en el arranque del disco con ‘Get Up’. Pero aquí lo que realmente perdurará en el tiempo es cuánto han acertado con una serie de canciones que ocupan la primera mitad del álbum. ‘Is It Real’ es una composición un tanto surfera, animada pero melancólica, casi navideña. El corte titular es sencillamente una de las mejores producciones de su carrera, totalmente cautivadora en su juego de teclados y melodías paralelas en la segunda mitad, mientras la letra habla justamente de vivir una “segunda oportunidad”. ‘Eat, Sleep, Wake (Nothing But You)’ era un muy adecuado single de presentación, ligeramente kraut pop. Y ‘Good Day’ quedará como la gran joya perdida de este álbum: puro desencanto indie pop sobre alguien que “dejaría su trabajo si tuviera un trabajo”.

‘Everything Else Has Gone Wrong’ habla sobre el modo en que la música sirve de refugio en los momentos en que alguien se siente mal, o está teniendo un mal día, y en estas canciones y en ‘I Can Hardly Speak’ lo logra con creces. Arropados por la acertada producción de John Congleton (de currículum de vértigo, incluido un Grammy por su trabajo con St Vincent), los temas presentan una excelente balanza de ritmos y tristeza, de samples turbios y momentos de luz. Congleton les ha presionado para no dar muchas vueltas a los arreglos, y seguramente por eso este disco suena tan fresco como si fuera un renacer.

La segunda parte del álbum, “la cara B”, es algo menos impactante, con esa ‘Do You Feel Loved?’ que pudo ser la primera canción que terminaron para este largo, pero no la piedra seminal del mismo. Pero sí mantienen cierto lustre la obsesiva canción de amor que supone la viajera ‘I Worry Bout You’ y el sample femenino de ‘Let You Go’. El disco decide cerrarse con la balada ‘Racing Stripes’, un tanto Owen Pallett en su pizzicato, y cuya letra viene a resumir en gran medida el sentir agridulce de los últimos Bombay Bicycle Club. “Esta luz me seguirá guiando / y ni siquiera sé adónde iré”. Por suerte, aún un gran número de seguidores querrá acompañarles por ese camino. Bombay Bicycle Club ofrecerán su único concierto en España este año en San San 2020.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Everything Else Has Gone Wrong’, ‘Eat, Sleep, Wake (Nothing But You)’, ‘Good Day’, ‘Is It Real’
Te gustará si te gustan: The Postal Service, o querías unos Wild Beasts y unos Sigur Rós más pop.
Escúchalo: Spotify

  • Shakerduster

    Grandes! Siempre pop, siempre melódicos, siempre bailables! Se agradecen discos así!

Send this to a friend