Caribou: «Soy alérgico a la idea de repetirme»

Por | 04 Mar 20, 15:39

Dan Snaith visitaba Madrid a finales del pasado mes de enero para promocionar el disco que ha sacado ahora, llamado ‘Suddenly’. Fantaseo con la idea de que al informarle de que su anterior entrega, ‘Our Love’, fue el mejor álbum de su año para nuestra redacción, me lo voy a meter en el bolsillo, pero en el fondo sé que ninguna mala palabra y ninguna respuesta desganada van a salir de todas formas de la boca del autor de ‘Can’t Do Without You’. Me habla sobre música, familia, Brexit y grabaciones perdidas, revelándose como un gran conversador. Caribou es una de las grandes atracciones de Bilbao BBK Live, junto a nombres como Pet Shop Boys, Kendrick Lamar, FKA twigs, The Killers o Bad Bunny, entre otros muchos. Foto: Jason Evans.

¿Qué significa para ti este álbum?
Tengo una respuesta relacionada con el título del disco, pero es difícil de resumir. Es muy diverso. Para mí es una foto de los últimos 5 o 6 años, es lo que define esta parte de mi vida en la que han cambiado mis puntos de vista sobre algunas cosas, han pasado varias cosas en el entorno de mi familia y mis amigos. Mi hija nació en un coche, hubo divorcios cercanos, muchos cambios, incluso políticos. El mundo ha cambiado en 5 o 6 años y cambiará mucho en los próximos 5 años, nadie puede predecir lo que va a pasar, sobre todo en Reino Unido, que es un lugar tan tóxico.
Qué de cosas has dicho en un momento…
Sí, ese es el problema (risas) y es lo que pasa en el disco.

¿Por eso tardaste tanto en hacer un álbum nuevo?
Por eso en parte, porque quería desacelerar un poco y también tomarme tiempo para estar con mi familia. Tener hijos implica buscar cierto equilibrio, pero la verdadera razón de haberme tomado tanto tiempo es que hago muchísima música y soy alérgico a la idea de repetirme. Cuando escucho algo que me parece una versión de algo que hice en el pasado, fuerzo que la música se dirija hacia otro sitio. Por ejemplo, hice 900 borradores de ideas, es una completa locura. Hay cosas que no recuerdo haber hecho. Antes había hecho 600 (para un disco), y antes 400. Cada vez va a más (se ríe).

Y todo eso era para Caribou…
Sí a veces no sabes, estás experimentando… No doy por terminado un álbum hasta que no veo que ha alcanzado cierto estándar de calidad. La carrera de los músicos suele ir cayendo en picado. Si te fijas en los mejores artistas, cuando han pasado 20 años de su carrera no suelen estar haciendo su mejor disco y yo lucho todo lo que puedo contra eso. No me gusta parar hasta dar exactamente con lo que estoy buscando.

«Si te fijas en los mejores artistas, cuando ha pasado 20 años de su carrera, no suelen estar haciendo su mejor disco y yo lucho todo lo que puedo contra eso»

¿Hay gente en quien confíes para mostrar esos cientos de borradores?
A veces es obvio que el borrador va a algún lado o que va a estar en el disco. Pero otras es un loop de 30 segundos, que si trabajo más, también puede ir a algún lado. Está mi mujer, que es una fan con cosas interesantes que decir. No es una profesional, pero es dura y honesta, es muy útil. Sabe muy claramente lo que le gusta y lo que no. Y la otra persona es Kieran, Four Tet. Lo importante de los dos es que no me mienten, no me elogian, no me dicen «qué guay» cuando no lo es. Me llevaría 11 años y no 5 hacer un disco si no fuera por ellos. Hay veces en que reescuchas algo y meses después dices: «es bueno». Kieran es extremadamente generoso con mi música. Mi mujer obviamente lo tiene que oír porque trabajo en casa (risas).

‘You and I’ parece una canción de amor, pero también sobre alguien que se ha ido. ¿De qué va?
Es sobre algo que ha pasado en la familia de mi mujer, un progenitor perdiendo a un hijo/a siendo este/a adulto/a. Sobre cómo se supera algo tan devastador. Muchas canciones de este disco son de amor pero no hablan del amor romántico, sino del familiar, de la gente que tienes cerca pero no es tu pareja. A veces hablo también del divorcio o del final del amor.

«Me llevaría 11 años y no 5 hacer un disco si no fuera por mi mujer y Four Tet»

Hay dos caras en el disco, de la sensación de euforia de ‘Ravi’ y ‘Never Come Back’ a otras que son más oníricas y tristes. ¿De dónde viene ese contraste? ¿Lo entiendes como algo positivo?
Es lo que pasa cuando retratas un largo periodo de tiempo. Muchas cosas de las que hablo en las entrevistas son grandes: muerte, momentos muy difíciles, divorcio, que también puede ser algo positivo… Pero estos 5 años han sido en general felices con mis hijas y mi familia. Pasas por cosas malas pero eso une a la familia, paso tiempo con mis amigos… y eso también está ahí. Por eso tiene sentido porque es mi vida: momentos tristes y melancólicos, pero la mayoría son más alegres. No me preocupo por cómo va a encajar todo. Me preocupo de que las canciones sean excitantes, que sean lo suficientemente buenas.

Incluso dentro de ‘You and I’ hay euforia, cuando cambia la canción. ‘Sunny’s Time’ también tiene esa sensación de cambio. ¿Has unido diferentes borradores de esos 900 en la misma pista?
Solo en un caso, ‘Lime’, que de repente se transforma en otra canción. ‘Our Love’ era un álbum conciso, una versión pulida de mi música, como un compendio hecho para toda la gente que había apoyado mi música, con el que me quería comunicar con el oyente todo lo que pudiera. Quería que fuera tan lustroso y brillante como fuera posible. Habiendo hecho eso, en este álbum no quería repetir lo mismo. Quería ir en la dirección opuesta, abrazar lo raro, lo inesperado, lo afilado. La primera parte de ‘You and I’ se parece al disco anterior, pero no quería quedarme ahí, quería ir a otro sitio para que no se pareciera. El estribillo es muy diferente a lo anterior. Hice el estribillo y para poner las dos cosas juntas, hay una transición que va construyendo algo. Lo bueno de estas dos partes es lo diferentes que son: hice una transición que justo reforzara esa diferencia.

Aun así, están los elementos que nos siguen llevando a ‘Our Love’.
No es todo nuevo, claro. Tengo la misma voz, el sitio donde toco el piano y los demás instrumentos es el mismo, y hay una vibración de la que no me puedo librar ni aunque quisiera. Todas las canciones tienen la misma vibración porque son mías y las identifica mi voz. Pero intento dar un giro a lo que digo. No me engaño: no me estoy reinventando por completo.

¿Te sientes infravalorado como autor porque sueles ser visto más como un DJ o como un productor?
No me siento infravalorado en absoluto, sino muy afortunado.

«Tocamos en sitios muy distintos y me encanta cómo encajamos en todos, aunque a veces somos los únicos haciendo electrónica, y de repente somos la única cosa que se parece a una banda entre un montón de dj’s»

¿Ni siquiera como autor de canciones?
No. Soy muy afortunado. No necesito probar nada en ningún sentido. Esas preocupaciones no me atañen, estoy superfeliz. Respecto a los directos, a veces tocamos antes o después de Loco Dice en Ibiza, y otras veces pegados a Beach House. Tocamos en sitios muy distintos y me encanta cómo encajamos en todos, aunque a veces somos los únicos haciendo electrónica, y de repente somos la única cosa que se parece a una banda entre un montón de dj’s. Como autor de canciones, desde ‘Andorra’ (2007) he querido acercarme a la canción clásica con estribillo y una estructura. Y me ha venido bien para este disco, porque en este disco quería reflejar las emociones que he vivido en lo personal. No quería escribir de otra cosa. ¿De qué otra cosa iba a hablar? ¿Por qué no iba a estar lo más importante de mi vida en las letras? Me alegro de haber trabajado esa parte de mi trabajo desde el principio.

¿De qué letra estás más orgulloso?
Todo el disco va de ser honesto y personal. Las letras van de cosas muy concretas. ‘New Jade’ es sobre el divorcio, se trata de empoderar a una mujer para escapar de una relación tóxica. Sus hijos, que son adultos, la apoyan. Es una situación muy difícil pero me ha inspirado un montón. Esa letra quiere honrar eso y esa experiencia. Por eso quería hacer canciones personales que reflejen la verdadera mierda importante de la vida. No quería que fuera algo tipo «rima y suena bien, así que es así de estúpido». Todo es muy específico y tiene que capturar lo que está pasando.

La canción de Gloria Barnes que has sampleado en ‘Home’ tenía como 0 streamings antes de que la samplearas, ¿de dónde sacas estas cosas?
Esa de Youtube. Hay canales de Youtube donde se sube música desde vinilos, si encuentras a las personas adecuadas, siempre están subiendo cosas superinteresantes. Escuchas 500, 1000 o 2000 vídeos de los que sube esa única persona.

Así que no sabes qué gente las sube.
¡Estoy muy intrigado! Conozco a varia gente que cambia discos en todo el mundo, pero de Youtube ni idea. Hay cosas que deberían ser reeditadas. En este caso busqué el sello correspondiente (por el sample), y conocían a Caribou y funcionó. Pero también compro vinilos, o uso vinilos de mis amigos. El problema es no dar con algo, porque hay tanta música que es difícil dar con la interesante. Hay que seguir la pista, las recomendaciones de música que me hacen mis amigos… Muchos de mis amigos están más locos que yo incluso.

De todo esto viene que hagas esas playlists gigantes.
Hay una cantidad de música por descubrir tan grande ahora que hay tantas cosas disponibles… Mucha gente me habla de la música que ha descubierto. ¿Conoces a Nurse with Wound? Era como una banda industrial de los años 70 y 80, muy rara. Y tenían una compilación en papel, mecanografiada, de discos súper raros que habían sido olvidados. Descubrí muchísima música gracias a los blogs de MP3 que había como a mediados de los 2000. Me pregunto cómo sería si todo esto me hubiera pillado de adolescente.

«Sabía que había acoso, abusos, masculinidad tóxica… pero no hasta qué grado»

Por lo que has respondido al principio, deduzco que hay un sentimiento político en el disco.
No ha sido buscado. La única canción específica al respecto es la primera, que es la última que hice. Habla sobre cómo han sido los 5 últimos años con el #MeToo, porque ha condicionado cómo veo el mundo. Sabía que había acoso, abusos, masculinidad tóxica… pero no hasta qué grado. Muchas mujeres que conozco empezaron a postear cosas que no podía imaginar que habían pasado. Esas experiencias me mostraron que vivo en un mundo muy diferente al que yo creía. Esto está pasando en todas partes. Mi padre, un matemático académico, estaba siempre en su despacho, por lo que viví siempre rodeado de mis hermanas y mi madre. Ahora tengo dos hijas, mujer y una sobrina de 22 años, y me he dado cuenta de lo poco que sabía. ‘Sister’ es una canción para mis hermanas y para mis hijas, como compromiso de haber abierto los ojos. Es algo muy directo. Aparte de eso, el resto de referencias políticas están ahí como fondo, es algo menos consciente, me he dado cuenta a posteriori. Tengo la suerte de estar a salvo y en un entorno seguro, pero también tengo la sensación de estar en un ambiente de cambios impredecibles, por eso la música (de este disco) tiene ese carácter de ir cambiando.

Cuando decías que el Reino Unido es un sitio «tóxico», ¿te refieres a Londres o a todo? Porque parecen cosas muy distintas.
Vivo en una burbuja. Londres es una ciudad cosmopolita, diversa, maravillosa… pero lo primero que ha pasado es que tuve que despertarme y darme cuenta de que no entendía el país en el que vivía después del Brexit. Si hablas con cualquiera en Londres, es inconcebible que esa gente vote pro-Brexit. Al final ha pasado lo mismo que en América, en las ciudades no se sabía lo que estaba pasando en la América interior. Yo vivo en Londres, voy a actuar a sitios como Manchester, Bristol, también grandes, y no tienes ni idea de lo que pasa en los sitios pequeños. Es un grave problema. No puedo culpar a la gente que vota enfadada porque su realidad es muy diferente a la mía, pero hay un momento específico, cuando íbamos a Canadá para ver a mi familia en verano, en el que camino al aeropuerto vimos la Grenfell Tower poco después de arder. Pasamos con el coche y era increíblemente desmoralizador y triste a nivel personal, con todas las personas que habían muerto debido a las negligencias del gobierno y de las compañías. El Brexit había pasado, esto estaba pasando, lo que unido a la austeridad traída por las conservadores, que ha afectado a los niños en la escuela… creo que está en la conciencia de la gente. Luego fuimos a Canadá que es como una excepción, en cierto sentido, un sitio civilizado, un oasis ahora mismo, y no me di cuenta de hasta qué punto me había deprimido el entorno político de Reino Unido.

‘Our Love’ es uno de mis vídeos favoritos de la historia, pero de repente tienes canciones superfamosas para las que no has hecho vídeo. No me aclaro: ¿son los vídeos importantes para ti o no?
¡Gracias! Los vídeos son algo muy difícil para mí: desde el punto de vista del sello necesitas un vídeo, pero yo solo quiero hacer un vídeo si hay un vídeo bueno por hacer. Jason Evans me hace los diseños del disco y tiene que ir todo unido junto con la música. En aquel caso, Ryan Staake me contactó para un vídeo, me mandó unas fotos y no tenían nada que ver con nada que estuviera en el disco. Hasta que encontramos algo que tenía sentido. Y con este disco, lo dije claro: «solo si tiene sentido». Creo que puede haber uno en camino, tengo una opinión conflictiva al respecto. No soy como FKA twigs, que estoy seguro de que dirige sus vídeos y tiene una visión global. Pero eso no funciona conmigo, yo no tengo algo visual asociado. Mi fotógrafo, Jason, me ayuda mucho, es un gran amigo. Necesito que alguien en el mundo del vídeo me haga clic como me pasa con Jason con las fotos. Es algo difícil porque el artista no puede leer tu mente…

Etiquetas:

La Tienda JNSP