‘Been Around’, la emocionante constatación de que A Girl Called Eddy nunca se fue

Por | 03 May 20, 11:26

Culminamos estos siete días dedicados a profundizar en nuestro Disco de la Semana: ‘Been Around‘, el álbum de regreso de la norteamericana A Girl Called Eddy. Y lo hacemos destacando su canción titular, presentada por Elefant Records como adelanto del álbum allá por noviembre de 2019. Una canción que, como nos ha contado Erin Moran, buscaba «que la gente se quedara con la boca abierta (…). Que les explotara el corazón y se les pusiera un nudo o dos en la garganta». Y lo cierto es que no yerra el tiro. [Foto: Ellis Parrinder.]

Se trata de un precioso medio tiempo soul-pop co-dirigido por Moran junto a Daniel Tashian, que van tejiendo una red a partir de un elegante Wurlitzer, que se va haciendo cada vez más sólida con las aportaciones de metales y coros cercanos al gospel. Por si hicieran falta referentes, el apañado lyric-video comienza mostrándonos la portada de ‘Steve McQueen’ de Prefab Sprout y la célebre postal de ‘Greetings from Astbury Park’ –como Bruce Springsteen, Moran es de Nueva Jersey– antes de llevarnos, gracias a un ingenioso uso de Google Maps, por los sitios en los que ha vivido Erin estos años (Nueva York, París y Londres… hasta el estudio de Tashian en Nashville).

Pero quizá la parte más emotiva de ‘Been Around’ esté en su letra, en la que Moran desgrana cómo, a pesar de que parecía haberse esfumado del mundo tras su debut ‘A Girl Called Eddy‘, ha estado por aquí. Sufriendo la pérdida de su padre (al que dedica ‘Lucky Jack (20-1)’), asumiendo el diagnóstico de una esclerosis múltiple, lamentando un divorcio que apenas ha superado y escapando de una relación que no la permitía ser como ella es en realidad (así nos explicaba ese verso que dice «Cage a singin’ bluebird / And you’ll never never ever get that bird to sing»). Pero, a pesar de todo, abriéndose a la esperanza en versos como «he estado por aquí lo suficiente para saber / que el invierno garantiza una pequeña primavera», o ese estribillo en el que muestra que disfruta de su madurez: «he estado por aquí lo bastante para secar algunas lágrimas / lo bastante para tener los años trazados en mi cara / este es el lugar en el que quiero estar».

Lo mejor del mes:

La Tienda JNSP