A Girl Called Eddy / Been Around

Por | 28 Abr 20, 12:33

Una voz de mujer preguntando «Chica, ¿dónde has estado?» es lo primero que escuchamos al dar al play en el nuevo disco de A Girl Called Eddy. Así descubrimos que Erin Moran no se había ido, siempre estuvo ahí. Aunque hayan pasado más de quince años desde que pareció que podía convertirse en una Dusty Springfield de nuestra era –como si es que en nuestra era tuviera cabida otra– con su primer disco, su intención siempre fue la de publicar un segundo disco a lo grande, como siempre quiso. Y vaya si lo ha hecho.

‘Been Around’ –precisamente– es un disco de pop clásico. Incluso más clásico –en el sentido en el que lo son nombres como Paddy McAloon, Ron Sexsmith, Joe Henry o Aimee Mann– que su primer trabajo, en el que un entonces incipiente Richard Hawley proponía un sonido menos pulido. Ahora, en manos de Daniel Tashian –miembro del grupo The Silver Seas, ahora más célebre como productor de Kacey Musgraves–, los efluvios del pop más elegante y atemporal de los años 60, 70 y 80 –Van Morrison, Laura Nyro, Burt Bacharach, Beach Boys–, con genuinos tintes de rock, jazz y soul, se muestran tan reposados, sobrios y bellos como un paraje marino tras una tormenta otoñal.

Tashian ha reunido en torno a Moran a una pléyade de experimentados músicos de estudio en Nashville (entre las más célebres para nosotros, las Watson Twins que tanto protagonismo tenían en el debut en solitario de Jenny Lewis) que se han puesto a su disposición para construir un tan nostálgico como confortable colchón musical, de una riqueza poco común en estos tiempos en los que se impone la economía de medios (y espíritus). Una auténtica delicia sonora sobre la que reposan unas composiciones de Moran –sola o con invitados– que transportan a un tiempo indeterminado en el que los detalles y los matices se cuidaban tanto como para percibirse.

Con diversas pérdidas –la de su padre, retratado en la preciosa ‘Lucky Jack (20-1)’, y la de un muy querido amigo en la pirotécnica ‘Jody‘– y decepciones sentimentales –la persistente sombra de una herida de amor mal curada emerge en ‘NYC Man’ o ‘Charity Shop Window’– en su maltrecho currículo emocional, A Girl Called Eddy ha regresado buscando también su propia reconstrucción, reforzada por el tiempo («ya no me desmayo con ‘Annie Hall’ / me he convertido en el Muro de Berlín» canta cómicamente en ‘Not That Sentimental Anymore‘), mirando al pasado sin ira (‘Come To the Palisades!’ revive un amor de adolescencia en su Nueva Jersey natal), ajustando cuentas con quien corresponde («Cada vez que abro la bocaza / ¿De qué va todo esto? (…) Tu actitud de juez y jurado / me está destrozando / No puedo ganar» canta en ‘Big Mouth’) y mostrándose del todo en pazo consigo mismas y con la vida en la propia ‘Been Around’.

«He estado por aquí lo bastante como para secar unas cuantas lágrimas / He estado lo bastante para marcar los años sobre mi cara / Este es el lugar en el que estoy feliz de estar», canta en el tan grandioso como sereno corte titular del álbum, en el que asume con entereza su papel en el mundo, tanto el de la música como el otro: «Si los perdedores nunca abandonan, entonces estoy sobradamente preparada para seguir insistiendo». Y somos unos afortunados de que no haya desistido a pesar de los pesares, porque ‘Been Around’ es un regalo de principio a fin que va revelando sus encantos con una seducción sin premura. En eso, es también un disco como de otro tiempo.

Así, más allá de la inmediatez –sin descuidar nunca lo pequeño, lo aparentemente accesorio– de ‘Jody’, ese conseguido y poderoso homenaje a Chrissie Hynde y Pretenders que es ‘Someone’s Gonna Break Your Heart‘ o una ‘Two Hearts‘ de memorable melodía que bien podría haber producido Edwyn Collins, emergen canciones menos explosivas que, a cambio, atacan despiadadamente nuestra compostura. Me refiero a maravillas como ‘Charity Shop Window‘ (precioso ejercicio de nostalgia ejecutado con nada menos que el oscarizado actor y compositor Paul Williams) o la dupla –sin duda conectadas por el mismo protagonista masculino, que tanto daño ha hecho a Erin– que conforman ‘Finest Actor’ («Él fue el actor más dotado de su generación / A mí me engañó del todo») y la semiacústica –más Nilsson que Lou Reed– ‘NY Man’. El precioso dueto con Tashian a ritmo de vals ‘Pale Blue Moon’ es el cálido y embelesado broche final perfecto para un ‘Been Around’ simplemente perfecto para aquellos que tienen claro que valores como la genuinidad y la emoción están muy por encima de las cifras de streaming y la originalidad (a menudo solo teórica) del penúltimo hype musical.

Calificación: 8,4/10
Lo mejor: ‘Someone’s Gonna Break Your Heart’, ‘Been Around’, ‘Not That Sentimental Anymore’, ‘Two Hearts’, ‘Charity Shop Window’, ‘Jody’
Te gustará si te gustan: Prefab Sprout, Aimee Mann, Ron Sexsmith, Richard Hawley
Youtube: ‘NY Man’ en Youtube

Etiquetas:

La Tienda JNSP