‘Unorthodox’, la miniserie que cabría esperar de Filmin más que de Netflix… aunque se devore

Por | 10 May 20, 12:18

Mucho se ha hablado en los últimos meses de cómo la deriva ultracomercial de las producciones de Netflix –buscando claramente no ver amenazado su dominio en el terreno de las plataformas VOD– ha ido propiciando que sean HBO, Hulu u otras plataformas/productoras menos populares las que vienen capitalizando los elogios de la crítica y sus premios –basta echar un vistazo al palmarés de los últimos Globos de Oro–. Por eso ha sorprendido tanto encontrar una miniserie como ‘Unorthodox‘ en el gigante californiano: por su factura y temática, cabría más esperarla en una plataforma especializada en cine y televisión de autor, tipo Filmin. Pero lo cierto (y lo mejor) es que, a pesar de su apariencia, se mantiene fiel a la principal premisa de la compañía dirigida por Reed Hastings: absorbe de inmediato y sus cuatro capítulos de una hora de duración se devoran.

Su argumento también parece atípico para los estándares de Netflix: ‘Unorthodox’ narra la historia de una joven perteneciente a una comunidad de judíos jasídicos –una facción ultraortodoxa que fue prácticamente exterminada al completo por el nazismo– establecida en Brooklyn que trata de escapar de su estricta vida en ella y huye, nada menos que a Berlín. Pero lo cierto es que la apuesta no era tan arriesgada como parecía, puesto que se basa –aunque, como se ha explicado después, todo el periplo berlinés es ficción inspirada en su historia– en la autobiografía de Deborah Feldman, ‘Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots‘, uno de los libros más vendidos en EEUU en 2012. Pero la clave de ‘Unorthodox’ reside, más que en su historia, en cómo se nos muestra.

En el enfoque buscado por la productora y co-guionista Alexa Karolinski (de manera inesperada, en su currículo figura la labor de productora en el documental de Bunbury ‘El camino más largo‘), la escritora Anna Winger y la realizadora alemana Maria Schrader (ambas del equipo de la premiada ‘Deutschland 83’), contando con la supervisión de Feldman, destaca sobre todo el extremo cuidado por la estética –más cercana a la de una producción indie que a un producto televisivo– y los detalles. Gracias a un fabuloso casting de actores en su mayoría desconocidos e incluso aficionados, la recreación de cómo es esa comunidad de judíos ortodoxos desde sus entrañas, algo tan inexpugnable y poco frecuente, con todos sus rituales y costumbres desgranados con los máximos respeto y fidelidad, es verdaderamente alucinante. Casi tanto como saber, a través del interesante minidocumental sobre su making-of, que el mismo barrio de Brooklyn se recreó, con todo el sentido, en la propia Berlín, ciudad repudiada por los jasídicos desde su abominable genocidio de la Segunda Guerra Mundial.

Pero los aspectos visuales de ‘Unorthodox’ son tan destacables como su narrativa. Y no es casual que las principales implicadas en ello hayan sido mujeres, porque la empatía y el mimo que demuestran para con las emociones son encomiables. Y no solo las de «Esty» Shapiro, la protagonista inspirada en Feldman, a la que da vida de forma prodigiosa la desconocida Shira Haas, sino hacia todos los personajes femeninos de la serie, principales y secundarios, presumiendo de una ausencia de maniqueísmo que es, quizá, lo mejor de la película. Porque aunque ‘Unorthodox’ expone la sinrazón, la doble moral y la contradictoria ausencia de piedad y amor real de cualquier ortodoxia religiosa, pero no hace juicios sumarios. No lo hace con la joven que, asfixiada y llena de dudas sobre su vida, deja atrás a los que más la quieren para lanzarse a un abismo, pero tampoco con la comunidad religiosa en que creció (sí con su doble moral, pero eso es algo extrapolable a prácticamente cualquier religión), ni con las personas que la dejaron atrás o las que se encuentra en su nuevo camino y que demuestran sus prejuicios hacia ella.

Así, ni la heroína es inmaculada y 100% coherente en su devenir, ni su marido Yanky –también estupendamente interpretado por Amit Rahav– es un ser despiadado que solo busca su desdicha. Las cosas, como en la vida, no son tan sencillas. Lo que sí emerge es la certeza de que la misoginia y la opresión hacia la mujer está entreverada en toda la sociedad, no solo en los judíos jasídicos. Pero, sobre todo, es una bonita oda a la libertad y al arte como vía para encontrarla y encontrarse. Y por sesudo que suene esto, el periplo de Esty se muestra de una manera vertiginosa por medio de ágiles flashbacks y flashforwards, dejando espacio para la intriga, el humor y hasta el romance (aunque esa parte sea algo torpe, telefilmesca). Esa mezcla hace de ‘Unorthodox’ uno de los productos más inclasificables y atinados de la historia reciente de Netflix. 8.

Etiquetas: ,
  • david

    Gran serie y muy muy necesaria. Incluso llega a emocionar.

  • indecisionmetodica

    muy recomendable ver a continuación y sin solución de continuidad One of Us, documental sobre tres judíos jasídicos de Brookling y sus experiencias al salir de la comunidad. También en Netflix.
    Complemento perfecto donde las cosas no siempre acaban bien.

  • Antarctic Monkeys

    Muy buena, me gustó mucho.

  • Frances Meiwes

    Tiene que ser broma esta crítica. No me puedo creer que pongáis de exquisitez seriéfila este telefilme de alto presupuesto. ¿Que se devora rápido? Pues claro. A ver si os pensáis que Netflix gana algo con hacer pensar al cuñao global moderno.

  • muy mal

    Comentario gafapasta elevado a titular…

  • mardebering

    Habrá que verla, recomendar como ya decían aquí The Mandalorian, simplemente su primer capítulo se zampa entero las tres últimas y horrorosas entregas de StarWars, aquí hay diversión (mucha), personajes e ideas sorprendentes y disfrutables, impecable serie.

  • Y0UNG H00D

    Está sobrevaloradísima.

    Tiene unos fallos de guion enormes que le restan credibilidad al conjunto de la serie y estéticamente (salvo un par de planos) no es ninguna maravilla. ¿Se ve rapidísimo? Pues sí, igual de rápido que se ve Élite y eso no la convierte en una obra maestra.

  • Javii

    A mí me ha encantado. Como decís, la ausencia de maniqueísmo es uno de los rasgos que más especiales la hacen, amén de la sensibilidad de la que está dotada (el último capítulo es muy superemocionante). Además, tanto Esty como los amigos de la escuela de música son muy top. Quiero que sean mis amigos también jajaja

  • El Rayo Verde

    Shtisel es la gran serie a ver de esta temática. Por cierto Shira Haas también aparece, y ya se le ven maneras. Muy recomendable, también en Netflix.

  • Frances Meiwes

    Si quieres que sean tus amigos, no tienes más que vivir en un activity book de libro de inglés. Bueno o en un Arbeitsbuch, supongo?

  • andreububble

    A mí me encantó. Esty transmite una barbaridad y a la serie no le falta de nada.