‘BLACK PARADE’ de Beyoncé: ¿la antesala de algo grande u otro single solidario mediocre?

Por | 22 Jun 20, 16:20

Parte de la redacción evalúa el nuevo single solidario de Beyoncé, publicado en Juneteenth:

«Aunque este análisis pretende ceñirse estrictamente a lo musical y creativo, querría comenzar comentando lo absurdo de esgrimir que Beyoncé publica ‘Black Parade’ por oportunismo e intereses personales y comerciales. Claro: publicar una canción de corte reivindicativo de sus raíces en el día que se conmemora el fin de la esclavitud en el estado en el que ella, negra, nació, es oportunista. Y en medio de una serie de protestas contra el racismo institucionalizado en Estados Unidos, nada menos. ¿Quiénes son ella y su marido, al fin y al cabo, para tratar de inclinar, aunque sea unos milímetros, la balanza de la desigualdad con su influencia pública y, de paso, recaudar fondos para ayudar a las iniciativas empresariales de otros ciudadanos afroamericanos? Debería darles vergüenza, ¿eh? En fin. Como no podía ser de otra manera, Queen Bey —el símil de ella en un trono como reina de una colmena de acólitos que pican vuelve a surgir en esta canción– reaparece para liderar las manifestaciones de orgullo negro que podrían marcar el futuro de las minorías étnicas en Estados Unidos. Pero, a decir verdad, ‘Black Parade’ resulta algo más descafeinada de lo que su noble propósito pretendía. Desde luego, no es un desastre, pero tampoco tiene nada especialmente memorable ni emocionante, al contrario que otras artistas con menor reputación y alcance. Y así, no pasa de ser un trámite con cierta calidad (que sería imperdonable que no tuviera, dada su maquinaria). Trámite necesario, sí. Pero trámite al fin y al cabo». Raúl Guillén.

‘Si ‘Formation’ necesitó varias escuchas para revelar su grandeza, es posible que lo mismo suceda con ‘BLACK PARADE’. En este caso, la canción no es ningún rompecabezas a nivel musical, pero sí líricamente, pues su texto está repleto de referencias muy bien traídas a la cultura negra, desde el rey maliense Mansa Musa, que pese a haber sido la persona más rica del mundo en un punto de la historia, es a día de hoy casi un desconocido; hasta la «pasarela» misofóbica de Naomi Campbell, pasando por los árboles Baobab típicos de la África continental, la diosa Oshun, Curtis Mayfield… o por supuesto la misma Beyoncé, que vuelve a reírse de sí misma y de sus «quinientos hijos» en un punto de la canción. Musicalmente, ‘BLACK PARADE’ es una producción festiva que fusiona ritmos tribales, otros propios de una banda de marcha universitaria y trap, pero aunque su ritmo parece demasiado lineal para durar casi 5 minutos, Beyoncé sabe sacar provecho de todos ellos gracias a un texto lleno de fraseos dinámicos (mi favorito: «Curtis Mayfield on the speaker / Lil’ Malcolm, Martin mixed with momma Tina / Need another march, lemme call Tamika / Need peace and reparation for my people» y a un estribillo sutilmente adictivo. A la producción le falta algo para terminar de llevarnos al calor y espíritu festivo de ese «desfile negro» aludido en el título, pero si ‘BLACK PARADE’ es la antesala de un próximo disco de Beyoncé que profundice como ningún otro en sus raíces negras, bienvenido sea». Jordi Bardaji

«Por alguna razón, las canciones benéficas o hechas con intenciones sociales suelen ser fallidas: o los artistas no se esfuerzan realmente en ellas o se guardan sus mejores ases en la manga para sí mismos. ‘BLACK PARADE’ no es de las malas. Al contrario, presenta una producción sólida, enriquecida por el sutil uso de una flauta y un pequeño crescendo que se va armando a medida que avanza la letra. Debe a ‘Formation’ muchas de sus mejores ideas -la importancia del bajo, algún gancho melódico-, aunque se hace mucho más larga que esta. Como tema social es estupendo, como posible avance de un nuevo disco, hace temer que el sucesor de ‘Lemonade’ se parezca demasiado a The Carters». Sebas E. Alonso

¿Qué te parece 'BLACK PARADE' de Beyoncé?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Etiquetas:

La Tienda JNSP