The Flaming Lips / The Soft Bulletin

Por | 18 Oct 20, 12:06

«Dos científicos corren
por la cura de toda la humanidad
Ambos mano a mano
Muy decididos
Encerrados en una batalla acalorada
por la cura que será su premio
Es peligroso
pero están tan decididos…

Lo suyo es ganar
Si eso los mata
Son solo humanos
con mujeres e hijos»

‘Race for the Prize’ tiene un hueco ganado en la historia de canciones que parecieron hablarnos del coronavirus antes del coronavirus, pero sobre todo entre las mejores canciones de los años 90. Una de esas composiciones capaces de resolverte el día, librarte de un bajón, sonando casi como si tuvieran el poder de salvar el mundo. Marcando de manera muy evidente un antes y un después en la carrera de Flaming Lips, que venían de publicar un disco cuádruple experimental llamado ‘Zaireeka’, ideado para sonar en cuatro equipos de música a la vez y que fue puntuado por Pitchfork con un 0 sobre 10, ‘The Soft Bulletin’ supone un acercamiento al pop, si bien desde una perspectiva psicodélica propia de finales de los 60 y principios de los 70, a medio camino entre The Beach Boys y Led Zepellin. De hecho, entre los discos favoritos de todos los tiempos de Wayne Coyne no falta ‘IV’ junto al Álbum Blanco de los Beatles, ‘Dark Side of the Moon’ de Pink Floyd y ‘Surrealistic Pillow’ de Jefferson Airplane.

Euforia y ganas de vivir aportadas por ‘Race for the Prize’ aparte, ‘The Soft Bulletin’ es un álbum algo arisco con cierta vocación cinética, ambiental, de banda sonora. Los desarrollos instrumentales de algo que se llama ‘Feeling Yourself Disintegrate’, montado sobre el sampleo de un «pra-pa-pa» que sugerente viaja de un canal de tus auriculares a otro, apelan exactamente a la propia desintegración a la que Coyne llama en casi una decena de ocasiones; los arreglos vocales y de vientos metal en ‘The Gash’ no caben ni en el Coliseo, y el disco decide despedirse con un instrumental llamado «Durmiendo en el tejado», casi tan evocador como otro que aparece a la mitad justo, «El Observador».

La producción de Dave Fridmann, en un momento estupendo, histórico, el que le hizo un nombre gracias también a su trabajo con Mercury Rev, «observan» el mundo y también el cosmos con tanto temor como esperanza. ‘What Is the Light?’ compara la fuerza de estar enamorado con la química que provocó el «Big Bang»: «mirando el espacio, te rodea / el amor es el lugar al que te trae». Las canciones pueden sonar así de grandes incluso a partir de la cosa más pequeña. ‘Buggin’, que reproduce el sonido de un «mosquito» para hablarlos de un insecto a punto de volvernos locos, justifica las comparaciones con ‘Pet Sounds’ recibidas por el álbum.

‘The Soft Bulletin’ no se queda en la anécdota precisamente y aunque a veces parezca que Flaming Lips nos están hablando de la «picadura de una araña», el asunto va más allá. ‘The Spiderbite Song’ habla en realidad de la adicción a las drogas, de un tiro en un brazo que se infectó haciendo pasar mucha vergüenza al multiinstrumentista Steven Drozd, quien se inventó que le había picado una araña cuando le preguntaban. Y la otra canción más inmediata del álbum, ‘Waitin’ for a Superman’, guiada por el piano, nos está hablando del cáncer sufrido por el padre de Wayne Coyne, resultando la primera vez que se abría de esa forma. En ella viene a decir, de manera poética, que no es que Supermán nos haya «abandonado u olvidado» sino que hay cosas que son tan pesadas que simplemente «no las puede levantar».

Algo inflado en su momento -no todas las canciones son precisamente ‘Race for the Prize’, aunque… ¿cuándo lo son?-, ‘The Soft Bulletin’, junto a «Yoshimi», es el disco que justifica la benevolencia con que la crítica siempre recibirá a partir de entonces los discos de Flaming Lips, sus chifladuras, y sus 500 proyectos paralelos. Un disco que renovó una escena underground que ya no quería más resaca Brit Pop, ni mucho menos post-grunge, ofreciendo una alternativa a todos aquellos que pensaban que ya no se hacían álbumes tan ambiciosos como los de antaño, dejando pasajes realmente hermosos y contemplativos.

Calificación: 8,5/10
Lo mejor: ‘Race for the Prize’, ‘Waiting for a Superman’, ‘The Spiderbite Song’, ‘The Observer’
Te gustará si te gusta: The Beach Boys, The Beatles, Led Zeppelin
Youtube: vídeo de ‘Race for the Prize’

La Tienda JNSP