Kanye West tiene razón: ‘Friends’ «no era divertida»

Por | 28 Oct 20, 14:11

Jennifer Aniston ha sido noticia estos días tras publicar un mensaje en el que insta a votar a Joe Biden en las elecciones presidenciales estadounidenses, ya a la vuelta de la esquina. Su escrito dice: «Ahora mismo, unos pocos hombres en el poder están decidiendo lo que las mujeres pueden hacer o no hacer con sus propios cuerpos. Nuestro presidente actual ha decidido que el racismo no es un asunto que tratar en absoluto. Ha ignorado repetidamente y públicamente a la ciencia… demasiada gente ha muerto». La actriz apostilla: «No es divertido votar a Kanye. No sé qué más decir. Por favor, sed responsables».

El rapero aludido, que está interesado en gobernar el país, y de hecho ha podido presentar su candidatura oficialmente en varios estados, ha contestado a la actriz en una serie de tuits que ya han sido borrados, pero que ha conseguido capturar un tabloide británico. En uno de ellos decidía atacar a Aniston afirmando que ‘Friends’ «no era divertida». No sabemos cuánta gente a su alrededor ha emitido un jadeo de «shock» ante esta afirmación, pero Kanye vuelve a demostrar que va a contracorriente. Y en este caso no le falta razón.

‘Friends’ era una serie muy divertida… o al menos así la recordamos muchos, pero también tenía sus detractores: depende de a quién preguntes, los personajes eran unos palurdos, la amistad de todos ellos era completamente inverosímil y una gran cantidad de escenas -especialmente las de Ross- daban vergüenza ajena. En realidad, todo esto sigue siendo cierto a pesar de que la serie provoque alguna que otra risa a día de hoy, y su visionado en 2020 lo confirma, pues la serie ha caído víctima en los últimos años del revisionismo «millennial» y, desde este punto de vista, no ha podido envejecer peor.

Es fácil afirmar que ‘Friends’ es una serie de los 90 y, por tanto, que debe ser vista como tal, sin tener en cuenta lo que ha cambiado el mundo 25 años después; pero más fácil es ampararse en la nostalgia y en el dicho de que todo lo pasado siempre fue mejor. Sin embargo, ya en los 90 había series como ‘Frasier’ o ‘Will & Grace’ que no caían en los chistes más burdos y fáciles imaginables sobre el peso o la vestimenta de las mujeres, la comunidad LGBT o la sensibilidad masculina. Especialmente el concepto de «masculinidad tóxica» es inevitable hoy en día a la hora de hablar de Ross, Chandler y Joey, tres personajes cuya misoginia se daba por sentada en la serie, como respirar, y servía para dar lugar a todo tipo de burlas hacia las mujeres.

Los defensores de ‘Friends’ recuerdan que la serie fue pionera en incluir una pareja de madres lesbianas en su argumento. Al margen de que Ross trataba a estas dos personas con desprecio, la presencia de esta pareja en la serie es de lo poco que ha envejecido bien. Porque ‘Friends’ tuvo sus momentos buenos, pero la serie fallaba en lo fundamental, ya que la diversidad en el reparto era inexistente a pesar de que su precedente inmediato fue una sitcom negra estrenada previamente; y la cantidad de chistes homófobos y tránsfobos presentes en su guion no solo serían inadmisibles hoy en día, sino que además tenían la misma profundidad que los papeles absolutamente estereotipados de sus seis protagonistas: cero. Lo único bueno de ver ‘Friends’ hoy en día es darse cuenta de lo mucho que hemos evolucionado, aunque aún quede mucho por hacer. Te invitamos a opinar sobre ‘Friends’ en nuestros foros.

La Tienda JNSP