Globos de Oro 2021: una gala soporífera pero con grandes sorpresas en el palmarés

-

- Publicidad -

Globos de Oro 2021: una gala soporífera pero con grandes sorpresas en el palmarés

La gala de los Globos de oro este año se presentaba como la más atípica de las que se tiene memoria. Por primera vez en la historia se celebraba de manera telemática, con las habituales presentadoras Tina Fey y Amy Poehler cada una en una costa de Estados Unidos; una en Nueva York, otra en Los Ángeles compartiendo plano gracias a la pantalla partida. La gala comenzaba con el premio a mejor actor secundario presentado por Laura Dern, que fue para Daniel Kaluuya por ‘Judas and the Black Messiah’. Tras unos segundos con unas dificultades de audio que impedían oírle, parece que el problema se soluciona y ya no vuelve a surgir ningún otro percance tecnológico. El premio al actor británico le garantiza una posición de lo más favorable de cara a los Oscar.

Lo más chocante es ver que los premiados dan su discurso pero no reciben el galardón en directo, al contrario que en los Emmy donde cada nominado tenía en la puerta de su casa a una persona de la organización con el premio y solo entraba a dárselo si había sido el ganador. Desde ese momento ya se genera la sensación de que esto va a ser muy aburrido. Si no ves a los actores recibir el Globo de Oro en físico parece bastante menos real que estén recibiendo un premio. La emoción que supone ver a alguien por fin sosteniendo en sus manos el galardón mientras da un discurso efusivo desaparece por completo. Sin lo presencial, el número de momentos memorables o actuaciones divertidas disminuye a prácticamente cero, y aunque este tipo de eventos nunca se han caracterizado por ser particularmente entretenidos, se ha echado de menos algo de show: tres horas de reunión de Zoom se hacen cuesta arriba de manera inevitable.

- Publicidad -

Es interesante darse cuenta de que por mucho que algunos nos empeñemos en decir que en estas galas solo debería importar el cine, está claro que sin los vestidazos de moda, las alfombras rojas y el mamarracherío de ver a todos los famosos compartir mesas o patio de butacas no es lo mismo. Los Globos de Oro son y siempre han sido ante todo performance, pero de nada sirve nominar a una de las películas más vapuleadas por la crítica de los últimos años (‘Music’) solamente porque la ha dirigido Sia si ni siquiera vas a poder hacer el paripé de que se pasee por la alfombra roja y se cante algo. O nominar una obra de teatro filmada como es ‘Hamilton’. Si ya en teoría ninguna de estas dos cosas tenía ningún sentido en ningún contexto, telemáticamente aún menos.

Y también se ha demostrado que intentar ser gracioso desde el salón de tu casa es mucho más difícil que en el escenario. Cuando Catherine O’Hara ha conseguido su Globo de Oro a mejor actriz en serie cómica por ‘Schitt’s Creek’, su marido, que estaba a su lado, le ha puesto en el móvil el sonido de unos aplausos y más tarde la música característica que le ponen a los premiados cuando llevan demasiado tiempo dando su discurso y quieren que se callen. Pero ni se oía bien lo que sonaba ni se entendía lo que estaba pasando y la actriz parecía que estaba tan desconcertada como el resto de espectadores.

- Publicidad -

Los premios se han ido anunciando sucesivamente de forma tediosa, presentados en su gran mayoría por actores afroamericanos en un intento de ser inclusivos que parecía más un acto ideado para el beneplácito de Twitter que otra cosa, pues no se resuelven así sus graves problemas de diversidad en la organización. Sin embargo, sí que hay que reconocer que lo único que te hacía mantenerte despierto es que de vez en cuando, especialmente en las categorías interpretativas femeninas en cine, los Globos de Oro se decantaban por opciones que no entraban en las quinielas de nadie. El primer ejemplo de esto llegó con Rosamund Pike ganando mejor actriz de comedia por ‘I Care A Lot’, dejando a Maria Bakalova, la favorita de esta categoría, un tanto debilitada en sus opciones a lograr la nominación al Oscar. Allí competiría en secundaria, pero la estrategia de meterla en principal aquí era precisamente la de garantizar su nominación allí, ya que esta parecía una victoria asegurada.

Otra sorpresa fue Jodie Foster por ‘The Mauritanian’, que fue uno de los momentos más graciosos de la gala simplemente por ver a la actriz tan tranquila en pijama (uno bastante elegante, eso sí) con su mujer y su perro aceptando un premio que no podía esperarse en absoluto. Veremos si los Oscar deciden nominarla o si pasará como con Aaron Taylor-Johnson hace unos años en ‘Animales nocturnos’, ganador del Globo de Oro y no nominado a los premios de la Academia. Pero sin duda, lo que más dejó a todo el mundo con la boca abierta fue cuando entre todas las nominadas a mejor actriz en drama, la elegida fue Andra Day por ‘Los Estados Unidos contra Billie Holiday’, y Andra Day evidentemente no se lo podía creer. Esto parece afianzar su plaza como nominada en los Oscar y deja la categoría de mejor actriz absolutamente abierta. Lo esperado era que hubiesen ganado Frances McDormand o Carey Muligan. O incluso Viola Davis y Vanessa Kirby tenían opciones. Cualquiera menos Day, en el que además, es su primer papel en cine.

El toque conmovedor lo puso la viuda de Chadwick Boseman, ganador a mejor actor de drama por ‘La madre del blues’, quien luchando por contener las lágrimas dio un discurso de agradecimiento mencionando a todas las personas a las que su marido hubiese dado las gracias.

Mejor drama y mejor dirección fueron a parar a Chloé Zhao por ‘Nomadland’, que ha hecho la temporada de premios perfecta, arrasando allá por donde ha pasado. Zhao se convertía así en la segunda mujer tras Barbra Streisand en ganar el Globo de Oro a la mejor dirección. Tras esto se ponía fin a la gala más aburrida de la historia de estos premios. Se agradece el intento de hacerla en una situación tan extraña como la que estamos viviendo, pero queda muy claro que las ceremonias de premios no tienen ningún sentido si no se pueden realizar presencialmente. La Academia de Hollywood aún no ha dado detalles de cómo se celebrará su gala aunque desgraciadamente todo indica que correrán la misma suerte que los Globos de Oro. Sería una verdadera lástima porque la verdad que no tiene ningún glamour ver a alguien ganar un Oscar en el salón de su casa.

Todos los premiados en los Globos de Oro 2021:

CINE
Mejor película drama: ‘Nomadland’
Mejor película comedia o musical: ‘Borat película film secuela’
Mejor dirección: Chloé Zhao por ‘Nomadland’
Mejor actriz en drama: Andra Day por Los ‘Estados Unidos contra Billie Holiday’
Mejor actor drama: Chadwick Boseman por ‘La madre del blues’
Mejor actriz en comedia o musical: Rosamund Pike por ‘I Care a Lot’
Mejor actor en comedia o musical: Sacha Baron Coen por ‘Borat película film secuela’
Mejor actor secundario: Daniel Kaluuya por ‘Judas and the Black Messiah’
Mejor actriz de reparto: Jodie Foster por ‘The Mauritanian’
Mejor guion: Aaron Sorkin por ‘El juicio de los 7 de Chicago’
Película de animación: ‘Soul’
Mejor película de habla no inglesa: ‘Minari’
Mejor canción: ‘Io sí’ de Dianne Warren y Laura Pausini por ‘La vida por delante’
Mejor banda sonora: ‘Soul’, de Jonathan Batiste, Trent Reznor y Atticus Ross.

TV
Mejor serie drama: ‘The Crown’
Mejor serie comedia o musical: ‘Schitt’s Creek’
Mejor actor en serie drama: Josh O’Connor por ‘The Crown’
Mejor actor en serie comedia o musical: Jason Sudeikis por ‘Ted Lasso’
Mejor actriz en serie drama: Emma Corrin por ‘The Crown’
Mejor actriz en serie comedia o musical: Catherine O’Hara por ‘Schitt’s Creek’
Mejor miniserie o telefilm: ‘Gambito de Dama’
Mejor actriz en miniserie o telefilm: Anya Taylor Joy por ‘Gambito de Dama’
Mejor actor miniserie o telefilm: Mark Ruffalo en ‘La innegable verdad’
Mejor actor secundario en serie, miniserie o telefilm: John Boyega por ‘Small Axe’
Mejor actriz secundaria en serie, miniserie o telefilm: Gillian Anderson por ‘The Crown’

Lo más visto

No te pierdas