La casa de «Perras» de Rigoberta Bandini es un tanto Giorgos Lanthimos

-

- Publicidad -

La casa de «Perras» de Rigoberta Bandini es un tanto Giorgos Lanthimos

Una cámara recorre los pasillos de una casa. El inquietante travelling termina por tener sentido cuando comprobamos que en dicha casa conviven distintas mujeres como perras. Este es el escenario ideado por las jóvenes creadoras Irene Moray y Elena Martin de CANADA para ilustrar ‘Perra’, el que está siendo otro de los éxitos de Rigoberta Bandini, cercano ya al millón de streamings tan solo en Spotify, y una de las canciones más votadas de JENESAISPOP semana tras semana.

Esta «jauría de mujeres» que alternan las actitudes humanas con las perrunas, a medio camino entre el mundo animal y el social, no es sino una oda feminista de profundo significado social. No exento de humor, nos hace pensar en aquel Giorgos Lanthimos que tanto nos desconcertó con una película precisamente llamada ‘Canino’, también con su metáfora perruna y su parte de denuncia social sobre opresión, con el «perro» como metáfora del «amor posesivo», en aquel caso referido al entorno familiar (paternal).

- Publicidad -

El mismo director después nos entregó otra película más animal todavía, ‘Langosta‘. Una fábula más indigesta aún en la que las personas que no tenían pareja se convertían en animal. Una cinta en la que no había lugar para la libertad al margen de la vida marital.

Rigoberta Bandini sueña en esta canción con ser una perra libre, también con la coartada de apropiarse de un insulto para ser feliz, si bien en ocasiones topa con el «bozal» o, en este vídeo, el «collar». En ese plano, el vídeo solo puede recordarnos a una de las cintas más repugnantes que se han visto al respecto en el Festival de Sitges de los últimos tiempos, también de temática canina, sobre violencia de género: ‘Ventajas de viajar en tren’ de Aritz Moreno, con Quim Gutiérrez en el papel de maltratador.

- Publicidad -

Con referencias al cine de brujas en esa escena que es puro «akelarre» como muestra de feminismo, sororidad y anti-edadismo, casi todo lo que puede venir a la mente con el vídeo de ‘Perra’ se relaciona con el cine de terror: ‘Midsommar‘, el «found footage» de ‘El proyecto de la Bruja de Blair’ cuando la cámara se pone en la mirada de la perra… Pero el vídeo ha querido ser también más festivo y empoderador, a medida que la maqueta de la canción, que tiene dos años, ha ido abandonando su primera versión más triste para transformarse en algo más explosivo, como cuenta Irene Moray: «Llevo dos años escuchando la maqueta que me pasó Paula y canturreando ‘Perra’ en la ducha o mientras friego los platos, así que hacer este videoclip juntas ha sido muy fuerte. Esa primera versión me atravesó por su tristeza, y la canción producida tenía algo más festivo, más empoderador. Con Elena quisimos mezclar todas esas cosas, la pena, el jolgorio, el juego. El rodaje fue muy emotivo, reímos mucho, lloramos, gritamos…».

Añade Rigoberta Bandini: «Irene y Elena han conseguido que la historia te emocione a la vez que te hace reír. Para mí es una pequeña película. Aunque sólo fueran dos días de rodaje, todas las mujeres conseguimos convertirnos en una y respirar a la vez. Siento que se creó una tribu muy poderosa y eso en el vídeo se ve reflejado». Os recordamos que podéis votar por ‘Perra’ y por vuestras canciones favoritas del momento, aquí.

Lo más visto

No te pierdas

‘Music’ de Sia es incluso peor de lo que te imaginas

Pese a su buena intención, las risas involuntarias que produce son lo mejor de 'Music'.

El éxito del city pop, la fantasía yuppie hecha en Japón que ha adoptado la generación Youtube

Analizamos el fenómeno de este género pe pop japonés americanizado, en boga en pleno 2021.