Quantcast

‘SOUR Prom’ es solo un pie de página para el disco de Olivia Rodrigo

-

- Publicidad -

‘SOUR Prom’ es solo un pie de página para el disco de Olivia Rodrigo

Olivia Rodrigo ha estrenado esta noche ‘SOUR Prom’, el concierto-especial dedicado a su álbum debut ‘SOUR’ que ha levantado polémica debido al parecido de una de sus imágenes promocionales con la portada de ‘Live Through This’ de Hole. Courtney Love, que se lleva 38 años con Olivia, ha puesto a la cantante a caldo en Facebook diciendo que ha sido de «mala educación» por su parte emular la portada de su segundo disco sin habérselo consultado antes y Olivia, más elegante, simplemente le ha respondido que la admira y le ha enviado un ramo de flores. A Courtney parece que le ha dado igual quedar mal frente a toda una generación que probablemente desconocía por completo su existencia hasta este momento. Aunque nunca está de más recordar que ‘Live Through This’ es un discazo.

Lo curioso de que a Olivia le influya tanto el grunge es que ella es una estrella de Disney, y eso es algo que se termina notando. Nadie le va a pedir nunca a Olivia que sea lo que no es, pero el producto siempre resulta poco genuino cuando se pone rockero. En ‘SOUR Prom’, las guitarras de ‘brutal’ suenan potentes pero el estribillo se nota que está pasando por autotune, lo cual hace que la voz de Olivia suene apagada, sin garra ni fuerza. Sucede lo mismo con la divertida ‘jealousy, jealousy’. Cuando el concierto termina con ‘good 4 u’, con Olivia rodeada de tamborileros y animadoras como si estuviera en la Super Bowl, Olivia parece una cantante de Broadway a la que ha tocado cantar la canción rockera de la función. Nada de esto es malo per se pero da la impresión de que ‘SOUR’ busca unir lo comercial con lo alternativo sin que esa fusión termine de ser creíble… precisamente porque es buscada.

- Publicidad -

No es labor de la crítica ni de nadie decirle a Olivia qué tipo de artista tiene que ser, pero ‘SOUR Prom’ deja claro que, a menos que haya sorpresa, ha llegado al pop para quedarse. Por mucho que ‘deja vu’ suene ligeramente alternativa y, por cierto, sus baterías porosas a lo Clairo encajan a la perfección en el mash-up que se marca aquí con la baladita ‘happier’, sola dentro de la limusina que le ha venido a recoger a casa; Olivia ejerce sobre todo como vocalista melódica entregada al dramatismo más absoluto, como sus letras, en este concierto de 27 minutos de duración ambientado en el típico baile de fin de curso estadounidense. Un concepto que seguirá siendo explotado hasta que el mundo termine y del que Olivia no saca nada original, por otro lado. Quizá no era la intención pues ‘SOUR’ es un disco puramente adolescente que no busca ser transgresor, pero no hubiera estado mal que este concepto se presentara desde una perspectiva diferente, quizá jugando con el patetismo de las letras de Olivia, quizá exagerando ese papel de adolescente desquiciada por los celos que ella misma explora en sus textos. Su ídolo Taylor Swift ha hecho algún papel similar.

Lo que queda en ‘SOUR Prom’ es por supuesto un producto blanco, inofensivo, para todos los públicos, pero que no lleva el disco realmente a ningún lugar nuevo como por ejemplo sí ha conseguido Dua Lipa con el concierto de ‘Future Nostalgia’. Es más un pie de página de ‘SOUR’ que un episodio nuevo dentro de esta temporada que supone el primer disco de la joven cantante. Al final los momentos que más destacan son los que precisamente salen de la sala de baile para irse a otro lugar. Olivia canta ‘enough for you’ en un cuarto oscuro (de revelado de negativos, no el otro tipo) pero confirma que esta canción le vendría mejor una interpretación más intimista, no tan sobrecargada; y sale a la calle para cantar su popular ‘drivers license’ acompañada de un grupo de palmeros (al menos lo parecen) que parecen sacados de un concierto de Rosalía. Breves cambios de escenario para un concierto que no saca demasiado jugo de un concepto ya muy visto, y a pesar de que Olivia ha demostrado ser una estrella adolescente diferente.

- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas