Quantcast
- Publicidad -

Disco de la Semana: Lucy Dacus / Home Video

Lo mejor: 'Brando', 'Partner in crime', 'Thumbs', 'Hot & Heavy', 'VBS'
Te gustará si te gusta: Phoebe Bridgers, Julien Baker, Big Thief, Belle & Sebastian, Nina Persson, Soccer Mommy, Caroline Rose, Mitski
Escúchalo: el hit, en Youtube.

Ese experimento llamado boygenius fue uno de las mejores regalos musicales que nos dio 2018, y lo cierto es que desde entonces las carreras de sus tres componentes no han dejado de crecer. Pero, si Phoebe Bridgers es sin duda la que más éxito ha conseguido y Julien Baker la más aclamada por la crítica, Lucy Dacus se había quedado en un terreno más intermedio, en parte porque su material posterior se limitó a un (muy digno) disco de versiones y poco más. ‘Home Video’ viene a solucionar eso.

Con un estilo cohesionado que seducirá tanto a los fans de sus discos anteriores como a los que la descubrieron por boygenius, Dacus se luce evocando con voz y melodías el ambiente de nostalgia del que precisamente trata el disco, y demuestra de nuevo sus excelentes habilidades como letrista. No hay más que irse a su último single: “you call me cerebral, I didn’t know what you meant / but now I do, would it have killed you to call me “pretty” instead?” canta en ‘Brando‘ (quizás su ‘Kyoto’ particular). Es encomiable cómo consigue describir tan bien a una persona (o un tipo de personas) con una frase aparentemente tan sencilla. Y no es, en absoluto, el único ejemplo de brillantez que podemos encontrar en ‘Home Video’.

- Publicidad -

“When I tell you you were born and you are here for a reason / you are not convinced the reason is a good one”, que canta en ‘VBS’ (grandioso también su subidón metal cuando se menciona a Slayer), o el “when I asked you to coffee / could you tell I don’t drink it?” son otros momentos en los que vemos esta capacidad de construir frases que dicen mucho más de lo que parece. La cosa es que, con excepciones (‘Cartwheel’), el estilo de Dacus tiene mucho más de prosa que de poesía, y uno de los mayores exponentes de esto es el outro de ‘Thumbs’. Fue la primera canción que conocimos del disco, y no puede tener más diferencia entre la voz y melodía, y la letra: con mucha delicadeza, Lucy habla… de matar al padre de su amiga aplastándole los ojos cual Oberyn Martell. Y usa ese método precisamente porque es lo que a ella más le aterrrorizaba de pequeña.

Para continuar decide darnos un respiro con la que ella misma define como “canción de hoguera”, una ‘Going Going Gone’ en la que ha llamado a las amigas (sus compis Bridgers y Baker, ¡pero también Mitski!) y en la que, “canción de hoguera” aparte, se cuela una interesante lectura de género y educación. Y es que en los distintos cortes del álbum Lucy habla de feminismo, religión y política, dotando todo de un tono nostálgico al recordar historias de su infancia y adolescencia, que van desde el punto naif -y queer- de ‘Triple Dog Dare’ a la oscuridad de la citada ‘Thumbs’ o a ‘Please Stay’, más esperanzadora pero que al fin y al cabo aborda sin tapujos los pensamientos suicidas de una amiga.

- Publicidad -

Al ser todo tan personal, tiene sentido que en la producción haya decidido repetir esquema: además de ella misma, ha vuelto a contar con Jacob Blizard, Jake Finch y Colin Pastore (este último colaborador también de Julien Baker). Y, dentro de lo homogéneo del álbum, hay ciertas sorpresas, como el instrumental a lo The War On Drugs que comentaba mi compañero Fernando sobre la genial ‘Hot & Heavy’ o el acertadísimo uso del Autotune en la excelente ‘Partner in Crime’.

La canción, que contiene uno de los estribillos más pop del disco, no estaba pensada así inicialmente, pero Dacus cuenta que lo que en principio iba a ser un apaño porque tenía mal la garganta acabó convirtiéndose en algo que tenía todo el sentido: “es una relación de adolescente con alguien mayor que yo, intento hacerme la adulta para ganarme el respeto de esa persona, y el autotune falsea tu voz para hacerla más «perfecta» técnicamente, o más atractiva”. Especialmente curioso ese punto autoconsciente porque una de sus bazas es justo la sencillez y naturalidad de su discurso, que con este ‘Home Video’ alcanza su cumbre (por ahora) tocando una gran variedad de vivencias. De hecho, este disco podría describirse con una frase de esa obra maestra que es ‘If You’re Feeling Sinister’ de Belle & Sebastian – no nos extraña que compartan fans. Sí: she was into S&M and Bible studies.

Discos recomendados