Lidia Damunt / En El Cementerio Peligroso

Por | 02 Jul 09, 9:42

cementeriopeligroso_big“(…) una guitarra desafinada acompañada de una voz irritante que taladra con textos absurdos”. Así es como calificaba Carlos Marcos en el EP3 del día 8 de mayo la música de Lidia Damunt y a este su segundo álbum ‘En El Cementerio Peligroso’ como “26 minutos (…) de suplicio”. Casi nada. La crítica, que colgaron los colegas de El Ruido De La Calle, no tiene desperdicio y se descalifica por sí misma. Lo del “lobby indie” da para otro post por sí solo. La cuestión es que es evidente que la música de Lidia no tiene por qué gustar a todo el mundo. Pero también me atrevo a decir, don Carlos (me lo imagino mayor, no sé por qué), que el lobby indie (o indi), de existir, no será tan fiero. Su forma de cantar es a menudo disonante, no es una guitar hero y sus letras pueden resultar demasiado naïf para según qué mentes, pero para mí Lidia confirma en estas diez canciones su capacidad para, valiéndose del blues y el folk más tradicionales, crear un universo propio y único.


Hay un evidente y manifiesto interés en Lidia por no estancarse en ese sonido vivo y natural de ‘En La Isla De Las Bufandas’ desde el momento en que decide grabar el disco con sonido mono (finalmente se hizo en los Estudios Circo Perrotti de Jorge Explosion -de Doctor Explosion, claro-) e incluye algunos leves arreglos de percusión, steel-guitar, coros, bajos o efectos que dinamizan las canciones, las dotan de un mayor recorrido (‘En el fondo del mar’ es un ejemplo clarísimo). En cuanto a los textos, Lidia se muestra de nuevo como una capaz juglar (con el regreso del caballero ‘Guinglain’), una hábil relatora de viejos misterios (‘El hundimiento del Sirio’) y una inteligente contadora de sueños. El surrealismo de esta vertiente onírica en canciones como ‘Perdóname’, ‘En el cementerio peligroso’, ‘Eco Eco’ (retomando a sus personajes Kanel y Vanilji) o ‘Museo de Historia Natural’ (con ese rinoceronte cantando una clásica letra de flamenco), que parecen suspendidas en ese estado de duermevela entre lo real y lo imaginario, parece consolidarse como la principal baza de Lidia, aunque sea justo decir que hay algún corte sensiblemente más flojo que el resto (‘Su nombre es Chaan’). Sobre todas ellas destaca sin duda ‘Echo a correr’, más melódica de lo que acostumbra, y con una letra tan inquietante como emotiva. “Hay un tren que pasa por mi cabeza y no lo puedo perder” es ya mi frase cantada favorita del momento.

Calificación: 7,7/10
Temas destacados: ‘Echo a correr’, ‘Perdóname’, ‘En el cementerio peligroso’, ‘Eco Eco’
Te gustará si te gusta: el blues crudo con letras alucinadas
Escúchalo: en Myspace

Etiquetas:
  • probertoj

    Otro discazo de la Damunt, ya van dos.

  • Patrullero

    Ayer la defendi ante Patty Heart y es que Lidia se merece todo y mas.
    Me encanta su honestidad y la fuerza que transmite.
    Lo unico malo es escucharla y echar de menos a Hello Cuca ;)

  • Lulo

    Lidia Damunt hace unas canciones que me encantan.
    Otro gran disco y van dos de dos.

  • joao

    buenísimo, como todo lo que toca esta chica

  • Morcilla

    A mi me gustó (aun)mas que el primero.
    Y “Echo a correr” en directo es la increible.
    Bien por Lidia.
    Lo del lobby indie podria ser verdad pero no precisamente con Lidia Damunt, además subterfuge no es que esté como para tirar cohetes ultimamente.

  • estanis

    pues hay que verla en directo, sobretodo con Hello Cuca, para ver que dentro de su estilo rockabilly es bastante guitar hero, desde luego tiene técnica e inventiva. lo que han dicho en EP3 y en el ruido de la calle es ofendoso sin más

  • El disco -y Lidia- es de lo mejor que hay en el panorama musical actual, de lo mejor y de lo más distinto. Igual que lleva años pasando con su banda, Hello Cuca.
    A Carlos Marcos le gusta Pereza y les admira por su “actitud”, así que no se puede esperar de un cretino semejante.
    ¡Viva Lidia!

  • suedeheadboy

    Lidia es de lo mejorcito del panorama patrio, simplemente ya por el hecho de que ha creado un espacio para ella donde nadie había ido antes. Eso alaba su honestidad a la hora de hacer lo que le viene en gana y que esté completamente loca suma puntos adicionales, claro.
    En la Isla de las Bufandas y En el Cementerio Peligroso son discos que he escuchado en repeat hasta la saciedad, de la primera a la última canción, y eso es algo que casi nadie ya consigue.

    Si es un suplicio que te lleven de la mano a un estado entre la consciencia y el sueño, que te arruyen con un ronroneo, que te sacudan a ritmo de zapato, que entres en mundos desconocidos, que te cuenten mil y una historias y que te hagan sonreir, pues entonces aqui un masoquista aférrimo enganchado a Lidia Damunt.

  • soyunalavadora

    Lo de la crítica de El Mundo no tiene nombre. Lobby indie, vamos no me jodas.

    Lidia puede gustar o no pero verla en directo es todo un espectáculo y tiene una propuesta muy personal y original. De lo más interesante del indie patrio. Además hablan de ella hasta en cotilleoindiedebajura :P

  • BDF

    Yo prefiero el primero, pero este está genial también. Y en directo es un show, mola.

    Los del EP3 no se enteran de nada…

  • kastorrr

    EP3 da bastante asco, van de modernos pero no se enteran de nada. hace tiempo que lo dejé de leer, cuando presentaban como novedades exclusivas a grupos que ya iban por el segundo o tercer disco.

    en fin, para gustos los colores. y lidia damunt bien merece una escucha tranquila y pausada. Puede que no te guste, pero no es ni irritante ni absurdo

  • Nui

    En El Mundo la han tratado mejor, ha salido en dos “Aquí te pillo aquí te grabo” bastante curisos: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/20/elradar/1242807317.html

  • Yo

    Su novia sueca si que mola

  • Showarmi

    Me parece una vergüenza que a un disco hecho con esos medios y con el corazón se le critique de la manera en que lo hizo el tipo ese. Si como dicen por arriba lo que le gusta es la actitud de Pereza, ya lo entiendo todo.
    Y que viva Lidia!

  • Ante tantas russian red emperradas en gustar a todo el mundo, esta nemesis es la única que ha tenido los cojones de no importarle a quien le guste.
    Lidia ha sido y sigue siendo la más autentica de las folkies…
    Mi nota es: 9
    Le falta algún temazo como Pagan por Tocar o Aloes de 50 metros. Aun así, increible

  • different class

    A mí el primero me parece un gran disco, una maravilla.

    y éste no me gusta. tampoco me gusta la crítica, claro, pero me parece bastante más flojo que el de las bufandas.

  • suedeheadboy

    me sumo a la plataforma PRO LIDIA – ANTI RUSA

  • Patty Heart

    Pues es que yo la vi en directo sin haber escuchado nada y nos pareció patética, no de insulto sino etimológicamente, de dar pena. Nos daba como cosica verla ahí, intentando tocar 3 instrumentos a la vez, no sé… Que igual soy yo que tengo el gusto en el culo y el culo de vacaciones…

  • Me pondré con ella, pero lo poco que he oido no me ha gustado nada…

  • Laurence
  • Peter

    Ayer la vimos en Elche y estuvo genial.

  • Dios, ante una crítica así (por llamarla crítica) uno se queda sin argumentos para no decir eso de: “este no se entera de nada”, que es algo que aborrezco que se diga cuando se habla de alguien que ha hablado sobre música o cine o algo así. Pero leído lo escrito es difícil pensar otra cosa que el Carlos Marcos este se haya enterado ni lo más mínimo de la intención de su música, del porqué de su propuesta o algo por el estilo. No se trata de Lidia Damunt (que, por otra parte tengo sus dos discos y a la que adoro y más aún a Hello Cuca una de las mejores cosas que le pueden pasar a cualquier aficionado a la música), sino de la dejación de funciones. Bueno y de una cierta estupidización mediática. Muy triste.

  • 39

    ¿Qué imbecilidad es esa de que no es una guitar hero? ¿Eres sordo? ¿Ciego? Dedicaos al cotilleo, que la música se os da fatal.

  • 39

    Patty Heart, payasa del día.

  • Paloma Segrelles

    Lidia es divina. Para mí infinitamente mejor que muchas de las que “triunfan”.

  • como yo fui quien mandó a El Ruido esa crítica, doy la cara con, de nuevo, gran sonrisa al recordar los versos asonantes que nos regaló Carlos Marcos, prueba de buen hacer en la poética entendida como arte, que no como crítica musical.
    Fue demasiao, de lo más divertido que leí en mucho tiempo, ¡y breve, así qeu como manda el refranero, dos veces “demasiao”!

  • yoyano

    Lidia es la más grande, 39, pero un respeto, que Patty es de lo mejor que pasa por aquí (aunque tenga el culo de vacaciones).

  • Joseba

    A mí me recuerda mucho a Phoebe Buffay.

  • En cuanto al disco: un poco demasiado jipi para mi gusto. Me mola que se ponga en plan storyteller, y “Guinglain” esta ganándose el puesto de canción del verano en la Residencia Pickman, pero sigo pensando que “La isla de las bufandas” es mucho más rabioso, espontáneo y mejor. Será que necesita tiempo para desarrollar un lenguaje nuevo (que no es moco de pavo).

    En cuanto a la crítica: incalificable. Como dicen por ahí, manda huevos que el paladín oficial de Fito, la Fuga y otros garrulos se cebe con algo tan fuera de su mundo. Y esta mujer, de “indie”, a mi me suena lo justo.

  • yo salí horrorizado el día que la ví. una y no más.

  • Pingback: jenesaispop.com » Vídeo ‘Echo a correr’ de Lidia Damunt()

  • Pingback: jenesaispop.com » Pet Shop Boys, al Primavera Sound()

Send this to a friend