Antonio Arias: “Ya no vivimos en los ochenta, donde todos los grupos eran muy celosos”

Por | 20 Dic 13, 13:07

antariasCon motivo de la salida de su nuevo álbum en solitario, ‘Multiverso II’, nos citamos hace unas semanas con Antonio Arias, hombre de muchos proyectos e ideas. Además de seguir con la gira de la primera formación de Lagartija Nick, recientemente vimos un nuevo trabajo con Los Evangelistas y Soleá Morente y por todo ello le quisimos preguntar acerca de las conexiones que unen unos proyectos y otros, además de la mecánica tras su música y letras.

Al escuchar los temas de ‘Multiverso II’ y estar también al tanto de tus últimas andanzas musicales, es innegable la conexión con ‘Omega’ y lo llevado a cabo años después con Los Evangelistas. ¿Hasta qué punto ha marcado tu carrera la conexión con Enrique Morente?
Fue un impacto evidente que cambió mi manera de ver la música y el negocio que la rodea. Además de oír cantar a una de las mejores voces que he oído en mi vida, pude ver cómo grababa, que era algo que me interesaba mucho también. Después de su muerte, no sabes cómo reaccionar ante su pérdida tanto emocionalmente como musicalmente. Digamos que Los Evangelistas es un abrazo conjunto de todos ante la pérdida de Enrique y este disco es mi respeto personal. La portada es un homenaje a la portada de ‘Sacromonte’ (nde: álbum de Morente, editado en 1982), con la impresión de mirar al cielo de abajo.

Y sobre la conexión con ‘Multiverso I’ ¿qué une ambos trabajos para que éste sea una continuación del anterior?
Al terminar ‘Multiverso I’ nos acercamos al mundo de la astrofísica e incluso llegamos a estar una semana en el observatorio espacial de Calar Alto en una cúpula que no se usaba y creamos algunas de las canciones del disco. La formación que llevábamos entonces, con JJ Machuca a los teclados y David Fernandez a los pads electrónicos y batería acústica, sigue ahora, y además la temática sigue estando en torno al mundo de la astrofísica, con las ideas y los sonidos del espacio que nos iba dando mi amigo, el astrofísico Jose Antonio Caballero. Con esta formación creamos un sonido más etéreo y en esta ocasión quisimos integrar aún más todos esos sonidos con nuestra música. Por todo ello estaba la intención de continuar ‘Multiverso’, para que no fuese una gota de agua en un desierto, que yo estuviera acompañado. Ya que es una cosa tan friki, para que no estuviera solillo.

Cuando escribes temas, ¿cómo sabes cuáles van a parar a Lagartija Nick, cuáles a Evangelistas y cuáles te vas a quedar para tus trabajos en solitario?
No hay una orientación clara. En estos temas en concreto, algunos eran para Soleá y de hecho alguno como ‘Soleá De La Ciencia’ se grabó en sesiones de Los Evangelistas, con Eric a la batería y Florent a la guitarra, pero por alguna razón u otra, se queda algún tema fuera, también porque no le iba a hacer cantar a la pobretica unas letras tan raras. Entonces, he decidido sacarlas en ‘Multiverso II’, antes de que no me dejen sacar más discos (risas).

Al hilo de esta última pregunta, los lazos de ‘Multiverso II’ con ‘Encuentro’ tanto en el sonido en general (dream pop, etéreo) en temas como ‘Soleá De La Ciencia’ (tema de Morente) o ‘A La Materia’ son bastante fuertes, además también por la presencia de Soleá Morente y Florent. ¿Qué dista de estas canciones para que en vez de ser un disco en solitario tuyo no hubiese sido un trabajo de Evangelistas?
En un principio, el trabajo con Soleá lo tenía visualizado como un single o un EP, pero como teníamos tantísimo material y la producción de aquel disco la hice yo, es cierto que sigue ese sonido ahí. Quise jugar a ser Youth, con quien habíamos estado trabajando Los Evangelistas, y quien me enseñó a añadir brillo a la música sin restarle oscuridad, dando importancia a otros elementos como las guitarras acústicas, las panderetas o las campanas. Sí que somos los mismos en algunos casos pero aquí no solo hay gente de Evangelistas, porque JJ también traía un montón de temas y había que repartir.

La mayoría de las letras están inspiradas en los poemas del físico y poeta David Jou. ¿Lo considerarías una influencia para tus trabajos?
Sí, porque no solo me aportó una estética, que era con lo que me quedaba antes, con el sonido de las palabras. También me aporta el contenido científico. Hacer metáforas del espacio como pudiera hacer Lorca es algo muy bonito, pero así tienes la oportunidad de contar con una base científica real.

Tus letras tienen siempre un punto muy místico, etéreo, filosófico. ¿Qué temas te inspiran para escribirlas? A veces cuesta creer que vengan de las cosas cotidianas que te rodean o el amor…
Siempre he usado el sistema del collage. Lo aprendí con Joe Strummer cuando trabajamos 091 con él en los ochenta. Él escribía una frase y buscaba palabras que rimaran con la última palabra. Partía de algo abstracto y eso me gusta. Para mí lo abstracto siempre va a acabar teniendo sentido.

¿Tienes en mente al oyente potencial de tus canciones cuando las escribes o eres de los artistas que escriben música únicamente para sí mismos? ¿Alguna vez has tenido la sensación de ser incomprendido por tu público?
Sería de tontos estar haciendo algo que sabes que no le va gustar a la gente y encima sentirse incomprendido. Si trabajas en grupo, la crítica más fuerte te la vas a llevar por parte de los miembros del grupo, pero por ejemplo el primer trabajo de Los Evangelistas era un disco que en el fuero interno del grupo gustaba mucho, llegábamos a pensar incluso que nos gustaba demasiado y es verdad que notamos que de puertas hacia afuera podía haber cierto alejamiento respecto al público. A mí es un disco que me parece una pasada. Cuando terminé este disco me preocupaba que me gustara tanto por la misma razón, pero hay discos que nacen de la pasión como ‘Omega’, que acaban gustando mucho a la gente. Temas como ‘Manhattan’ ya sabíamos que iban a gustar, pero hay otros que los escuchas y te gustan tanto que dejas de tener al público en perspectiva.

Tras tantos años centrado en Lagartija Nick, ¿esperabas a estas alturas estar envuelto en tantos proyectos paralelos?
No sé, lo que está pasando es que cuando te haces mayor, aunque sería más normal quedarse en una cosa porque ya lo has dicho todo, siempre consideraré que el que toca y canta todos los días, va tocando y cantando mejor. Y si hoy en día, que hay menos volumen de trabajo, quieres tener una actividad en directo más activa, tienes que tener muchos proyectos. Como gracias a Dios ya no vivimos en los ochenta, donde todos los grupos eran muy celosos, estar en distintos proyectos es posible. Entonces era impensable, por eso me marché de 091 antes de que me echaran, porque empezar con Lagartija suponía mi expulsión inmediata.

Hablando de Lagartija, ¿qué presente y futuro hay para la banda? ¿Nos puedes avanzar algo?
Si no hubiera un futuro con Lagartija, me estaría jodiendo a mí mismo por lo que comentábamos ahora, por la necesidad de trabajar y tener distintos proyectos. Si me pusiera, en cinco meses tendríamos un disco, pero como vamos a tener que hacer cosas cada uno…. Tal vez haya disco para 2015. De todos modos vamos a seguir tocando ahora con la formación original y tenemos un homenaje a Morente.

¿Qué recuerdos y sensaciones te quedan (y están quedando) de la reunión con la primera formación de Lagartija? ¿Se quedó todo en la gira que hicisteis o se planteó hacer temas nuevos?
A mi me flipa tocar ese repertorio, porque aunque no lo vea ajeno tiene bastante de ajeno por la lejanía del tiempo, a veces nos sentimos un grupo de versiones de Lagartija Nick. Si queremos hacer un disco, tenemos que tocar juntos un año, para que los demás estén al nivel que tenemos Eric y yo, que tocamos todos los días, y no porque no tengan el nivel, sino también para meternos unos en las cabezas de otros, para conocernos bien. No estoy en contra de un disco con la primera formación, pero deberíamos ponernos a trabajar.

Durante los últimos años, Lagargija habéis editado con discográficas independientes, pero hubo un tiempo en el que estuvisteis trabajando con una multinacional. ¿Guardas buenos recuerdos de aquellos años?
Estar en una multi es lo que queríamos: tras grabar un disco en cinco días, poder grabarlo en quinientos. Queríamos estar con la marca de Bob Dylan, de Leonard Cohen, de los Clash, CBS/Sony. Nos daban lo que queríamos, no había ni que presentar maquetas, no había mucha vigilancia esos días. Ibas directamente al estudio, te pegabas cinco meses y el impacto era muy fuerte si te cogían con ganas. Durabas en la discográfica el tiempo que duraba el AR, siempre ha sido así. Se aprenden cosas, pero lo que no entendí es por qué Sony no sacó el ‘Omega’. Estábamos Vicente Amigo, Leonard Cohen y nosotros en Sony, y además el AR de Sony había producido el primer disco de Enrique y el ‘Despegando’. No comprenderé en mi vida cómo lo dejaron escapar. Estas cosas que aprendes te dan perspectiva.

Foto: Javier Linares.

  • Me gustó bastante el nuevo disco y sus atmósferas.

Playlist del mes

Send this to a friend