Guadalupe Plata / Guadalupe Plata

Por | 10 Abr 15, 15:42

guadalupeplata¿Qué ha pasado entre el último trabajo de Guadalupe Plata y el actual? Alzarse con el premio IMPALA al mejor álbum independiente europeo consiguió que ampliaran su alcance. En lo que a sonido se refiere, lo nuevo de los de Úbeda suma influencias sin perder su sello de identidad. Superado el factor sorpresa de sus primeros discos, sus nuevas canciones son más agresivas y consiguen con la lírica callejera sonar de lo más punzante. La fórmula se repite: a la escasa información previa que aportan los títulos de las canciones, compuestos en general por dos o tres palabras, se une cierta carencia de letras. Pero lo que Pedro de Dios no canta, lo dice con la guitarra. Y a menudo resulta mucho más convincente.

Cinco días, varios micrófonos y dos cintas de 30 minutos bastaron para grabar el disco más completo de Guadalupe Plata hasta la fecha, con Liam Watson (The White Stripes, Tame Impala) como productor. Con sus idas y venidas al otro lado del charco, han ampliado su abanico de sonidos. En sus nuevas melodías, el conjunto abraza el rock’n’roll (‘Tormenta’ o ‘Mecha Corta’), el country bailongo (‘Hoy como perro’) o te clavan sus balas a ritmo del rock más polvoriento (‘Hueso de gato negro’) mientras consiguen que el corazón bombee al ritmo de su percusión.

Como ya ocurriera en sus trabajos anteriores, el grupo se reta con una versión, ahora de la tradicional ‘Calle 24’ para volverla aún más macabra si cabe. Si en su último disco daban una vuelta de tuerca a ‘Jesús está llorando’ de sus primeros tiempos, ahora envuelven en una atmósfera turbulenta este clásico de patio de colegio, del que su gato sale aún más herido. Y esto no es todo. Por primera vez, la voz de Pedro suena más fuerte, clara y gana por fin presencia. Más que cantar, parece que recita y con pocas palabras nos advierte de lo que se aproxima (“tengo el diablo metido en el cuerpo”), dejando un cierre a modo de lamento.

Este combo formado por once piezas discurre entre líneas de bajo cada vez más convincentes, la aparición de recursos pianísticos (‘Huele a rata’) y sonidos de maracas que recrean los movimientos de su ya animal fetiche. Ampliar horizontes nunca es tarea sencilla. El punto fuerte de Guadalupe Plata es la aparente sencillez con la que lo llevan a cabo. Sin darte cuenta, suman grados al mercurio a ritmo del rockabilly más abrasivo sin perder su esencia. Una evolución, o quizá involución, que resulta convincente por la facilidad con la que su nuevo repertorio se integra a su discurso anterior.

Guadalupe Plata presenta su nuevo disco hoy el Ochoymedio de Madrid (todo agotado), el 15 de abril en León, el 16 en Ponferrada, el 18 en A Coruña y el 24 en Granada. Consulta el resto de fechas en su web.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Serpientes negras’, ‘Tengo el diablo metido en el cuerpo’, ‘Hueso de gato negro’.
Te gustará si te gustan: Lo anterior de Guadalupe Plata, Charlie Parker.
Escúchalo: En Spotify

Etiquetas:

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend