Sexo, drogas y anti-pop: cómo Miley Cyrus venció a Hannah Montana

Por | 02 Sep 15, 23:30

mileyCuando Miley Cyrus aparece en nuestras pantallas, la reacción nunca es de indiferencia. La autora de ‘Bangerz‘ presentó la última gala de los Video Music Awards embutida en algunos de los atuendos más imposibles (un par de Ágatha Ruiz de la Prada) que hemos visto en mucho tiempo, hizo bromas sobre la industria del pop y sobre ella misma y cerró con una actuación explosiva junto a Wayne Coyne de los Flaming Lips a la que invitó, tal y como cuenta MTV, a “30 drag queens, artistas de burlesque, activistas trans y actores y modelos, todos de diferente estilo, color y tamaño” antes de anunciar el lanzamiento de su nuevo disco gratis para esa misma noche. Por la gala pasaron y actuaron todo tipo de artistas, pero es a Miley a quien recordamos en realidad.

La transformación de Miley de icono infantil en Hanna Montana a anti-estrella del pop es una de las más espectaculares de la historia. Ya nos advirtió en ‘Can’t Be Tamed’: “para quien no me conozca”, empezaba la canción, “puedo volverme un poco loca”. Sin embargo, al contrario que estrellas como Marisol en España o Britney Spears en Estados Unidos, el cambio de Miley no parece, por mucho que se queje Sinéad O’Connor, tan condicionado por las presiones de la industria como motivado por una voluntad honesta de Miley de aportar al mundo algo más que mero entretenimiento para las masas.

Vemos a Miley en las portadas de las revistas, presentando actos importantes y llenando conciertos y, sin embargo, su interés en la fama parece cada vez más secundario. En su última entrevista con The New York Times, Cyrus aseguraba que en los últimos años se ha vuelto una persona casera dedicada al yoga y a fumar marihuana y señalaba que no tiene amigos famosos. “La razón”, indicaba, “no es otra que simplemente me gusta la gente auténtica que vive vidas auténticas, porque es gente que me inspira”. Podría haber colaborado con Max Martin y apuntarse un número uno mundial aprovechando su fama actual; sin embargo, ella ha preferido a Ariel Pink, a Laura Jane Grace de Against Me! y Wayne Coyne, el cantante de los Flaming Lips (en la foto).

Y es que Miley hace todo lo que se espera de las estrellas, pero lo hace de la manera más inusual posible. La hemos visto en una de sus últimas portadas desnuda pero embadurnada de barro y posando junto a su cerdo, haciendo una versión de Crowded House con Ariana Grande pero disfrazada de unicornio y ligando con la misma, firmando un modelo de dentadura postiza de lo más grotesco, aceptando un premio en los Europe Music Awards al mismo tiempo que se encendía un porro y, hace dos noches, presentando una ceremonia llena de famosos que ni le van ni le vienen cual anfitriona que no está invitada a su propia fiesta.

En la época de ‘Can’t Be Tamed’, comentábamos que la carrera de Miley tras su paso de niña a mujer no se encontraba en su mejor momento comercial. El disco no había vendido como se esperaba. La evolución de Hannah Montana a Miley Cyrus todavía era demasiado reciente como para que sus fans la asumieran por completo. Después llegaron un corte de pelo y el vídeo ultra WTF de ‘We Can’t Stop’. Al principio, tanto sexo barato, tanta pose de malota y tanto lengüetazo no parecía otra cosa que el devenir de una niñata consentida desesperada por llamar la atención. Con todo lo que ha sucedido después, está claro que había algo más detrás del “twerking” ante el paquete de Robin Thicke, de los atuendos extravagantes, de los pezones al aire y de los vídeos lisérgicos con Wayne Coyne y Moby.

Una de las cosas que ha ocurrido es Happy Hippie, la organización sin ánimo de lucro fundada por Miley cuyo objetivo es ayudar a jóvenes sin casa pertenecientes al colectivo LGTB. La cantante se ha volcado especialmente en la causa de maneras diversas, por ejemplo, recuperando las famosas “sesiones en el patio trasero” que nos dieron su excelente versión de ‘Jolene’ de Dolly Parton (su madrina) para recaudar fondos de la mejor manera posible, dando cuenta de su talento y sensibilidad para la interpretación de canciones. El público adora esta faceta y condena la otra, la de los desnudos y las drogas, pero es que sin ellas nos perderíamos mucho de lo que significa Miley Cyrus en el ecosistema pop del siglo XXI.

Sin intención de caer en demagogia barata, cabe reflexionar sobre el relativo, si bien necesario papel de Miley Cyrus como icono sexual en nuestra sociedad. En un mundo donde la desigualdad de género todavía es un problema y donde el abuso a mujeres por parte de hombres está al orden del día, la imagen de Miley resulta un rayo de esperanza, pues lejos de alimentar esa imagen de mujer sumisa a la que dieron pie en la generación anterior iconos como Britney Spears o Christina Aguilera durante la era Bush, que salían en las revistas como Dios las trajo al mundo pero tapándoselo todo en plan “mírame y no me toques” como si la revolución sexual de Madonna nunca hubiera existido, defiende su identidad y cuerpo como suyos y su derecho a explotarlos como y cuanto quiera. El desnudo de Miley, vello corporal mediante, dice “este es mi cuerpo y tú no tienes derecho a tocarlo”. ¿A alguien le extraña que Kathleen Hanna, líder de Bikini Kill y Le Tigre e icono feminista esencial de los 90, la haya apoyado públicamente?

Y es que Miley es al pop un poco lo que es el “in-yer-face” al teatro contemporáneo, una expresión vulgar, grosera y sin filtros del arte cuyo objetivo va más allá del placer o del entretenimiento. Es una rebelde de verdad (como bien saben alt-J) interesada en revolucionar la industria desde dentro, empleando el formato tradicional para adoptar a través del mismo un papel absolutamente contrario al esperado en una estrella del pop al uso, con la intención de hacer reflexionar al público sobre ciertos temas que importan como el feminismo, la sexualidad o las drogas. Miley ha hablado públicamente sobre su amor por el cannabis y el éxtasis, ha presumido de axilas sin depilar, se ha hecho activista de los derechos LGTB y se ha declarado abiertamente pansexual y “gender fluid”. Esta chica fue Hannah Montana. Si esto no es lo más anti-pop que ha pasado en años, no sé qué lo es.

Ahora, ocupada defendiendo su anunciado nuevo disco sorpresa con Coyne, grabado casi enteramente en su propia casa y compuesto por ni más ni menos que 23 canciones que suenan a maquetas de los Flaming Lips versionando a los Beatles hasta arriba de MDMA, esperamos impacientes el siguiente paso de Miley Cyrus. Ella dice que vive en su propio mundo de fantasía. “Lo que desde fuera parece como psicodélico o de fantasía, para mí no lo es. Es mi verdadera realidad”. Si la realidad de muchos fuera igual que la suya, creo honestamente que seríamos todos mucho más felices.

Etiquetas:
  • Matt Demon

    ¡Excelente artículo!

  • Muy buen artículo. +1

  • Ignasi

    Se os fue la mano con tanto elogio.

  • Alvaro

    Aunque parezca una bajada de bragas ante la que es sin duda la artista pop con más personalidad, es un artículo con mucha verdad.

  • SrZaius

    Se lo ha ganado merecidamente, además, habiendo dejado claro que toda ella no es directamente resultado del efecto fama-locura-subida-a-la-cabeza-soy-la-puta-ama solo le queda seguir siendo tan puñeterísima puta ama como lo está siendo, ésta sí que es la diva del pop que está haciendo lo que le sale de los genitales que quiera tener.

    La única pega, los puretas que vendrán ahora diciendo que siempre la apoyaron…

  • Criss

    Mmm… Me parece que se les fue un poco la mano con esta reivindicacion, aunque concuerdo con la esencia. Yo me empeze a dar cuenta de que detras de todo sus actos (que apuntaban a la critica superficial y a la pose transgresora vacua) habia algo genuino cuando , durante la promocion de Bangerz, ella se sento en un programa de tv (no recuerfo cual sinceramente) y dijo abierta y firmemente que la industria musical estaba “jodida” por que la manejaban “un par de judios viejos que no tienen idea de lo que es buena musica”, palabras mas palabras menos. Obviamente el comentario fue tildado por parte de los medios hegemonicos y conservadores (y polimoralistas) como antisemita y fue obviado para que el publico siga enfocadose en sus twerking y desnudos , que para eso le pagan su carrera. Tambien resulta obvio que Miley no es antisemita y que la critica fue vedada por honesta e incomoda y por venir de alguien a quien considera uno de sus productos. Teniendo en cuenta que realmente diciendo eso estaba mordiendo la mano de quien le da de comer, me parecio valiente y atrevido. Desde ahi, le tome otro valor a sus dichos y actos. Creo que tiene la “suerte” de la gente que es obligada a tener una educacion especial, de ver cosas y experimentar cosas de manera distinta a quien recibe una educacion tradicional. Mejor dicho, experimento lo mismo que todos nosotros, pero en formas y tiempos totalmente distintos. Suena bonito , pero seguro la habra pasado mal y creo que de ahi viene la empatia (que tambien sentia antes calculada y ahora mas genuina) hacia el colectivo LGBT, quienes muchas veces forman una “sensibilidad especial” que muchos atribuyen a su simple homosexualidad y en realidad es algo puramente educacional. Es solo una suposicion, nadie se sienta ofendido/a por favor. Una ultima cosa, sobre los que critican y/o repugnan las “formas” en las que esta chica transgrede. Asi como los conservadores son adictos a la formas que hacen a la formacion de patrones de conducta “normales” , yo creo que hay gente que no puede tolerar ver como Miley expresa , con “formas” totalmente fuera de nuestra aprobacion , contenidos e ideas que tal vez si compartimos, y que creemos que merecen maneras mas adecuadas para ser debatidas o expresadas. Otra vez, es solo mi opinion. Que conste que esto va sobre Cyrus dentro la cultura pop , no de su musica, que te puede gustar mas o menos. Despues de todo , en esta pagina le clavaron un 5 a Bangerz y para mi era un buen disco (al menos mejor que 1989, de cierta mujer qie es la antitesis de lo que redacte). Adios.

  • Tyrion

    “vetada”

  • Nono Gámez

    Nunca pensé leer un artículo tan intenso sobre Miley Cyrus, os felicito, porque yo también creo que realmente este personaje puede encabezar una pequeña revolución en la industria musical y que su mensaje impregne a varias generaciones.

    Espero que realmente ocurra un cambio en las mentes de sus fans adolescentes y sean personas más abiertas; y no se quede en nada, como ocurrió con los “little monsters” (sólo obsesionados con la fama de su ídolo y las comparaciones con otras, cuando también había detrás un mensaje de reflexión).

  • Fernando

    Yo me la empece a creer tras ver una de esas actuaciones en su patio trasero. Concretamente la que hizo con la cantante de Against Me! que es maravillosa

  • Chochi

    En “Can’t be tamed” el problema era que seguía siendo el títere y el producto prefabricado hasta en el dedo gordo del pie, se intentaba ver a una Miley atrevida y en el fondo rezumaba una inseguridad incontrolada, y paradójicamente ahora que todo está elevado a la enésima potencia resulta que es cuando más cómoda y resuelta se la ve.
    Es gracioso cuando sus detractores reducen su actitud al catalogarla como una mera “attention whore” cuando parece una de las chicas más felices de la industria.

  • xabier

    A mí me parece ridícula, y producto de un marketing bestial, como todas sus antecesoras. Quien piense que es auténtica, que solo le interesa ser una buena músico y vivir la vida tranquilamente, es que vive en los mundos de yupi. Es mi opinión.

  • Marco

    Hay algo de resistencia y fuerza en lo que hace Miley que le hace admirable, pero es que a veces se pasa de loca o nosotros de conservadores

  • Otro más

    Personalidad es lo que le sobra, cosa que a muchas les hace falta.

  • PASCAL_

    Reivindicación :) -.

    Estoy de acuerdo con el artículo, sobre todo con la conclusión.

  • Inc.

    Muy buen articulo, pero…
    No se, no me convence su etapa de conductora irreverente, aunque tuvo mas gracia que otras que han pasado por esa premiación conduciendo, se necesita algo mas que sacar la lengua para ubicarle su estilo, su actuación final fue de lo poco rescatable de la noche de los MTVa

    Una cosa es la que ella diga a los medios y otra es su comportamiento, tampoco le creí el “accidente” cuando iban a camerinos, claro que esta hambrienta de fama, si no, no le invertiría a vestuario, videos, coreografías etc., es mas, ni hubiese ido a conducir la premiación reciente, vamos, o lo que me refiero, es que yo no le veo tan “natural” o que a ella se le ocurren todos esos comportamientos, para empezar, hoy en día tan joven y le hace a las drogas ?, eso le resta puntos en que se maneje sola

    Y eso de no tener amistades famosas, pues podría comenzar por buscarse una pareja que no sea del medio, que no quiere fama?, entonces que no provoque a los medios, que quiere defender y estar apoyando a la comunidad LGBT?, pues que se tape y no salga a mostrarnos su cuerpo a medio terminar.

    Ayuda mas si mostrara el lado serio de la comunidad LGBT en sus presentaciones, ya que no todo se resume en el mal gusto en vestir, fiestas y tacones.

  • “nunca no hubiera existido”, ese “no” está sobrando.

  • Extasy

    VIVIR LA VIDA TRANQUILAMENTE, ?? QUE HUBIESE SIDO DE MADONNA O MICHAEL JACKSON SI LES DECIAN ESO ?… *ABURRIDO* ES POP ;) NO BLUES.

  • Extasy

    Todo lo que decis de ella decian de Madonna en los 80, 90 y al final termino resultando que Madonna maneja todo su carrera aunque no lo creian antes…. (no las estoy comparando) solo me resulta curioso…. JAJAJA no se te vaya a dar vuelta el argumento en unos años ;) es feo dar por sentado cosas.

  • Extasy

    llegaron los paladines de la ortografia ! CALLAOS

  • No estoy criticando, es una simple observación. Pese a ese detalle, el artículo está muy bien escrito, algo que no puedo decir de tus comentarios que evidencian tu grado de analfabetismo.

  • delxrey

    Todo lo contrario.

  • LLL

    Puede que si, puede que no, recordemos que la conocimos con 12 años, la gente cambia, espero se haya encontrado de una vez por todas.

  • delxrey

    A este artículo le falta feminismo interseccional, tiene escrito “WHITE FEMINISM” por todas partes. Para empezar, el cambio de Miley sí se debe a las presiones de la industria. Me sorprende que lo neguéis pero después habléis de los poco que vendía antes de cortarse el pelo y teñirse de rubio.
    La Miley de ahora se puede resumir en dos palabras: “apropiación cultural” (las rastas, el twerking, etc.), me sorprende que halaguen en los comentarios la supuesta personalidad que tiene. Acusa a Nicki de maleducada y de meter la raza para su propio provecho cuando ésta estaba criticando la situación de las mujeres de color en la industria de la música (dejando en evidencia una realidad). No sólo eso, intenta justificar el racismo en la misma gala diciendo que ella también ha perdido premios y que no es para tanto. No habla de que el año pasado ganó el VMA a video del año por Wrecking Ball, video que tuvo tanto impacto como el de Anaconda aunque este no fuera nominado.

    ¿De verdad sirve esa supuesta reivindicación de Miley si sólo se preocupa por mujeres blancas?

  • Alan Richie Torres

    ¡El articulo que la Taylor desearía después de haber subido hasta al perico a sus conciertos!

  • MRNO

    Podrá percibirse como algo forzado, que es tan too much que ya no parece natural, pero de algo estoy seguro, a esta chica le creo muchísimo mas que a otras figuritas del pop actual. Sin ir mas lejos, banco mas las acciones, ideas de Miley, que no le importa nada, que al menos tiene un mensaje importante que transmitir (revestido de purpurina y porros, pero mensajes al fin) a otra gente que se hace pasar por American Sweetheart y en realidad no son mas que las peores personas existentes, llenas de hipocresía y falsedad (Taylor Swift). Estoy ansioso por ver que hará de su carrera, odiada y amada, Miley tiene futuro de icono pop.

  • GStar

    Personalmente me hace gracia esta chica y no me cae mal, pero creo que su problema es que realmente no aporta nada a la industria musical, y que no tiene demasiado talento para nada; ni como compositora, ni como cantante, ni como bailarina, ni como showgirl, ni como presentadora, ni como actriz…

    Creo que simplemente ha sido una chica que ha sabido vender con imagen y videos llamativos un par de inspiradas canciones genericas que habían sido respectivamente descartadas por Rihanna (We can’t stop) y por Beyoncé (Wrecking Ball).

    Su supuesto uso feminista y liberador de su cuerpo y sus desnudos no tienen ningún merito cuando ella tiene un cuerpazo espectacular que cumple de sobra los cánones de belleza juveniles actuales; la mayoría de chicas adolescentes matarían por un cuerpo como el Miley…

    Y en cuanto al giro musical, ¿¿qué credibilidad tiene hacer un álbum arriesgado y personal… si luego crees tan poco en el que lo regalas y ni siquiera inviertes en hacer un videoclip mínimamente currado e interesante para promocionarlo…?? ¿Regalará tb el proximo album “super personal” que está grabando dirigido al milímetro por RCA, su discografíca, la cual no ha aceptado lanzar este proyecto bajo su sello??

    La comparáis con Britney, pero creo que Miley no está a su altura. Britney en sus buenos tiempos era la estrella que iba definiendo el sonido pop del momento con sus albumes, ella fue quien introdujo a The Neptunes, Bloodshy&Avant, YinYan Twins, Danja…en el sonido mainstream con temazos que han ido marcando una época, mientras que Miley, carente toalmente de personalidad artística, solo ha logrado algo de notoriedad reciclando descartes de Rihanna y Beyoncé…

  • edgarcia jork

    Ahora hoy en día hay que llamar la atención de cualquier manera y los reflectores, enseñar los pellejos, generar escándalos, hacer ridiculeces, tonterías que no tienen nada que ver con la musica, con una buena letra o una interpretación, el mundo de la musica se ha llenado de gente sin talento y vacía, ahora vienen y quieren reivindicar a semejante mamarracha, hambrienta de atención mediática y por supuesto no faltan los idiotas que le siguen el juego.

  • xabier

    Madonna fue divertida en sus inicios, y Michael Jackson fue un pedazo de músico, al que (también) se le fue la olla. Son incomparables.
    Solo por comentar, a mí el blues no me gusta, el pop sí. Te suena Belle&Sebastian, Richard Hawley (en un artículo de JNSP hoy mismo), Pulp, Yo La Tengo (el sábado en Donosti), o Carlos Berlanga por nombrar a alguno “más cercano”? A mí me gusta la buena música, sobre todo pop y rock, y no me aburro nunca, excepto cuando las radiofórmulas me machacan con tontipop.

  • Yo no soy muy dado a estas divas POP, me suelen aborrecer bastante con esa pretensión constante de vender música a base de culos y tetas, como si a estas alturas hubiera algo de que escandalizarse. Aparte de que creo que venden una versión machista de la mujer. Pero Miley cyrus creo que es diferente, no sé mucho de ella, pero cuando la he escuchado en entrevistas me ha parecido una chica sobradamente inteligente, no como las cabezas huecas de Taylor swift o Rihanna ETC. Miley Cyrus es divertida, ha creado como una especie de personaje de cómic, muy entretenido. Una imagen juvenil y muy original, algo así como Finn y Jake XDDDDDDDDDDDDDDDDD

  • my thoughts

    mamarracha de mierda, su disco “indie” es una bazofia

  • my thoughts

    excepto que Madonna sí hacía buena música, no?

  • my thoughts

    pero acaba de cagar un disco “indie”, hay que reivindicarla

  • my thoughts

    Esto es lo que opino de Miley; es una putilla que está bastante molesta por el hecho de que fue Selena Gómez y no ella la que protagonizó ese bizarro testamento generacional que fue “Spring Breakers”, así que ha convertido esa película en su modo de vida

    Ah sí, y su última porquería Dead petz suena y huele a mierda por doquier

  • my thoughts

    58 en metacritic de momento

    ahí tenéis a vuestra “obra maestra” XD

  • Me gusta el artículo y Miley también!

  • Sandra DG

    Me alegra leer tu comentario porque creo qe la gente de esta página estan un poco obsesionados co Miley. Para mi no reivindica nada pues acaba haciendo lo que al fin y al cabo los dueños de la industria musical buscan: tetas y culos. Ojalá llegue el día en el que las mujeres comprendamos que para hacernos escuchar no hace falta enseñar ninguna parte de nuestro cuerpo,solo usar la cabeza. Ella a través de la música y de sus entrevistas podría hacerlo,pero prefiere hablar d elo que le gusta la droga y salir de fiesta,que no esta mal pero tampoco aporta mucho creo yo.

  • Mai Li

    Yo creo que esta tía va en serio, no veo impostura o marketing en ello. Viva ella.

  • Inc.

    No se esta dando por sentado nada, el mismo padre de Miley es el que maneja su carrera, es el que la aconseja (incluyendo los escándalos) eso es bien sabido.
    Y sin comparar, Madonna salió en una época en la que las mujeres eran vistas mas como un producto que como alguien que aportara ideas, y desde su tercer disco de 1986 se noto que ella manejaba su carrera, en aquel tiempo decían cosas peores de Madonna que las que se dicen hoy de Miley, acaso Miley aporta ideas?
    La lengua?, eso ya lo hacía Gene Simmons
    Desnudarse y salir con mujeres? eso ya lo hacía Madonna
    el tan mencionado “twerking”?, eso es visto en el reggeton
    Por eso no me convence lo que hace, pero tiene mas gracia que otras artistas populares (actuales)
    Mi argumento va mas allá de una critica, es un “vamos, sorprende con algo original”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR