Niños Mutantes / Diez

Por | 04 Abr 17, 20:51

ninos-mutantes-diezEl año pasado Niños Mutantes estuvieron a punto de separarse justo tras los fastos de su 20º aniversario como grupo, que incluyeron una gira y un disco-homenaje con la participación de gente como Fernando Alfaro, Zahara, Russian Red, Lori Meyers, Dorian, Novedades Carminha y muchísimos más. Una pelea en la furgoneta que los llevaba a Granada de vuelta tras tocar en Madrid les dejó a las puertas de llegar “a las manos”, como relata El País. Según su sello, Ernie Records, al haberse conocido en el instituto “descubrieron esos días que en 20 años habían acumulado amor”, pero también “una ingente cantidad de mierda que salió a borbotones de repente”.

Por suerte, Niños Mutantes han sabido canalizar toda esa “cantidad de mierda” para hacer un buen disco, el 10º de su carrera, en el mercado tan solo un año después de aquel concierto de “celebración”. El grupo ha seleccionado 10 de la veintena de canciones que tenía compuestas, la criba ha elevado seguramente el nivel, y Abraham Boba y César Verdú de León Benavente, que saben mucho de cómo han de hacerse las cosas en el mundo del rock en la actualidad, han ejercido de productores.

No sé si el grupo ha salido de su zona de confort como insiste la nota de prensa: dicen que han rehuido del estribillo para trabajar más la estrofa. Pero si lo han hecho, no ha sido para pasarse a la experimentación. Los ganchos permanecen y el álbum contiene algunos de los pepinazos más directos de su larga carrera. El álbum, de 33 minutos, pasa en un suspiro y deja temas recordables en sus dos partes. El single ‘NM’, que cuenta con uno de esos estribillos esdrújulos que tanto gustan en el indiemainstream, dedicado a su misma profesión y con las iniciales de la banda, suena como su gran himno de reconciliación: “toda mi energía está en la música / todo lo demás se destruye rápido”. La solemnidad de los teclados, en la línea de lo que podrían haber ideado The National en este caso, es un plus.

También muy llamativa es la polvorienta ‘Pura vida‘, que abre lo que sería la cara B, aunque es la siguiente, ‘Balada del hombre libre’, con su ritmo Motown y su rock’n’roll clásico tipo Rolling, la que termina explotando como todo un himno en su coda final “soy un hombre libre, una mujer libre”. Porque sí, hay un poso político en ‘Diez’, hijo de su tiempo, probablemente de las varias elecciones generales de la temporada pasada realizadas para nada, materializado en frases de la primera canción, ‘Menú del día’, como: “tiene por delante 8 o 9 horas sin parar, una mierda de trabajo para luego descansar”, “el menú es el mismo de ayer, no hay que preguntar, y el menú de mañana también” o “dígame cuándo acabará”.

Y después están las canciones que hablan de la vida en un ámbito más personal. ‘No continuar’, que podría ser una grabación de las electrónicas de Julian Casablancas y los Strokes por ese contraste entre rabia y caja de ritmos, cuenta con una melodía en verdad muy españoleta, por no hablar de esa letra, medio cómica, “si tu madre supiera lo que haces…”. Por el contrario, ‘Jovencita’ reúne en poco más de 1 minuto y medio una llamada al carpe diem con frases como “da rienda suelta a tus deseos” porque “todo lo bello se marchita”.

El álbum se cierra con ‘FGL’, dedicada a Lorca; una ‘Salmo’ que recuerda por su sonido psicodélico sesentero pero en castellano a Sidonie; y la lánguida ‘El instante’, dominada por un Wurlitzer. Ya no son canciones tan llamativas, pero nunca mediocres. Porque, la verdad, si todas fueran como “Balada” o tan potentes como ‘Glaciares y volcanes’, estaríamos hablando de un renacimiento comercial tamaño ‘AM‘. A estas alturas.

Niños Mutantes actúan este 6 de abril en Almería (entradas, aquí) y en Madrid el 6 de mayo (entradas, aquí).

Calificación: 7,3/10
Lo mejor: ‘Balada del hombre libre’, ‘NM’, ‘Jovencita’
Te gustará si te gusta: Iván Ferreiro, Sidonie, ellos mismos
Escúchalo: Spotify

  • Arturo Blatino

    Este tiene mejor nota q jamiroquai

  • bart_os

    Pues sí, con un par de huevos: Jamiroquai un 6’5, Niños Mutantes un 7’3.

    Un disco con una producción trabajada, exquisita y divertida, un 6’5, lo de siempre un 7’3.

    Un artista con una presencia tremenda, buen cantante y además “bailarín”, un 6’5, unos insulsos desganados un 7’3.

    Etc, etc, etc.

  • MARDEBERING

    MALO cualquier disco de RR es mejor😹

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend