Somos La Herencia nos cuentan el inquietante cuento de una reina destronada en ‘Signos de alguien’

Por | 09 Oct 17, 11:37

signosdealguiencaud2_Desde que a finales de 2015 publicaran su primer EP, ‘Parálisis del sueño’, el cuarteto madrileño Somos La Herencia no ha dejado de sonar en el ámbito underground como una de de las propuestas más sugerentes y personales del rock más oscuro, alineados con propuestas de after punk y electrónica asfixiante como los extintos Antiguo Régimen o Fasenuova. A principios de este año lanzaron ‘Zigurat’, un nuevo EP en cuya gestación colaboró, entre otros, Leo Mateos de nudozurdo y que desde entonces han estado presentando, compartiendo escenario con proyectos del renombre de Zola Jesus o The KVB.

Hoy en JENESAISPOP tenemos el privilegio de estrenar el primero de una trilogía de videoclips que dan soporte visual a las canciones de ‘Zigurat’. En concreto, presentamos el correspondiente a la enigmática ‘Signos de alguien’. No es el tema más pop del disco, pero sí resulta fascinante en combinación con las poéticas y metafóricas imágenes que el colectivo Espíritu Escalera ha creado para ella, con cierta carga teatral y de gran potencia visual –especialmente en su tramo final–. Esto es lo que ambos nos cuentan sobre canción y vídeo:

“Una antigua reina, despojada de su poder en un pasado centenario, habita en las profundidades de un bosque recóndito, ilusión de reino sin súbditos ni habitantes. una tarde, una máquina avanza por una carretera abandonada; quienes la conducen traen noticias sobre lo inminente, que está por llegar.

‘Signos de alguien’ quiere ser un acercamiento al poder y el desarraigo; al choque entre un mundo viejo y un mundo nuevo, colisión inevitable de la que siempre emerge un futuro que, aunque desconocido y desconcertante, nos resulta familiar”.

Somos La Herencia se encuentran ya trabajando en las canciones del que será su primer disco largo.

Fotografía de Patrick Knot.

Etiquetas:
  • Violeta

    El vídeo es impresionante!!!

Playlist del mes

Send this to a friend