Discos de la década: Camera Obscura

Por | 05 Nov 09, 16:56

Lets_Get_Out_of_This_Country-Camera_Obscura

Diez años después de empezar a funcionar como banda, los escoceses Camera Obscura editaban su tercer álbum de estudio en el sello español Elefant, ‘Let’s Get Out of this Country’. Una de las joyas que nos brindó 2006, de una banda que ha sobrevivido a modas electrónicas o rockeras de este principio de siglo, dejando a un lado poses pretenciosas en su línea soft pop de aires clásicos. En nuestro país hemos tenido la suerte de verles en directo en numerosas ocasiones, en festivales, en escenarios grandes y medianos. Estos días pasan de nuevo por aquí, presentando su último álbum ‘My Maudlin Career‘. Hoy, jueves 5 de noviembre en La Casa del Loco en Zaragoza, mañana día 6 en Salamanca y el sábado 7 en Valladolid (estas dos fechas enmarcadas dentro del interesante Two Day Festival), el domingo 8 en la sala Heineken de Madrid y el lunes 9 en la Apolo de Barcelona.


En 2006, el año de ‘Let’s Get Out of this Country’, era evidente que la banda había llegado a una cima hasta ese momento no alcanzada y además respondía divinamente ante un público muy exigente que tenía muy claro lo que cabía esperar de ellos. Ese año y los meses que siguieron a la edición del LP, nos emborrachamos de Camera Obscura hasta ese estado de incredulidad en el que sabes que una canción no puede ser más perfecta y su mensaje, en su sencillez, no puede llegarte más dentro. Su amor por España y la relación tan cercana con el sello Elefant, facilitó bastante las cosas para fomentar esa unión con el público y que las canciones de ‘Let’s Get Out of this Country’ se convirtieran en clásicos indiscutibles del pop de nuestros tiempos.

El primer single del LP, ‘Lloyd, I’m Ready to be Heartbroken’, llegó como agua de mayo (justo en ese mes, además) a los fans y gracias al videoclip realizado por Domingo González (que ya había trabajado en vídeos de La Casa Azul) consiguió captar otras miradas con su luminosidad y desenfado colorista y juvenil. Una carta de presentación del álbum que anticipaba el éxito del mismo tanto en Europa como en América, donde ese año también estuvieron de gira.

Las historias de amor de sus canciones no cuentan nada que no se haya oído ya. Pero las composiciones se convierten en apetecibles aventuras, sin las ataduras que nos plantea la vida adulta, para vivir el amor y las relaciones desde el espíritu desenfrenado de un adolescente sin complejos. Al mismo tiempo, aparecen emociones encontradas, desde el miedo por la posiblidad de caer al vacío sin saber realmente cómo uno ha llegado hasta allí o de verse perdido sin saber qué hacer. El miedo a ser completamente feliz y a asumir el riesgo a perderlo todo -y no precisamente lo material- paradójicamente cada vez más presente en la edad adulta, se deja ver en temas como ‘The False contender’, ‘Razzle Dazzle Rose’ o el dedicado a la poetisa y cantautora Dory Previn.

Entre esta sucesión de meláncolicos hits encabeza la lista el indiscutible grower ‘Tears for Affairs’. Un bonito tema que recuerda a la mejor Skeeter Davis de los años 60. A medio camino entre la balada europea y el clásico pop-folk de los tiempos gloriosos de Carole King, se queda grabado para siempre y según el día que tengas, te puede arrancar tanto una lagrimilla como la más irónica de las sonrisas.

Lo bonito del ‘Let’s get Out of this Country’ es que, una vez se ha terminado de oír entero, con el corazón más o menos encogido, se puede volver a la primera pista y activar una especie de reset en las emociones y gritar, como en el corte que da el nombre al LP, “estoy harto de todo, ¡larguémonos de aquí!”. “Let’s get out of this country / I’ll admit I am bored with me / I drowned my sorrows and slept around / When not in body at least in mind / We’ll find a cathedral city / You can convince me I am pretty”.

Han pasado los años y han llegado, con la expectación correspondiente, nuevos trabajos con los que se han reforzado como banda y nos han convencido de que lo que hacían iba en serio. Algunos nos sentimos muy afortunados de ser contemporáneos de Tracyanne y los suyos y haber sido testigos en primera fila de la magia de canciones como las suyas, las que perduran toda la vida.

  • El negro de Bañolas

    “Algunos nos sentimos muy afortunados de ser contemporáneos de Tracyanne y los suyos y haber sido testigos en primera fila de la magia de canciones como las suyas, las que perduran toda la vida”

    pelin exagerada, no?

  • SuperTonto

    Efectivamente, broda, un pelín exagerada, si…
    Hacéis de todo una parodia JNSP

  • Aladsto

    Muy bonito el post, pero la primera canción del disco no es Let’s get out of this country…

  • Los conciertos de Salamanca y Valladolid son dentro del “Twoday Festival” (me parece raro que no comentarais nada de ellos…)

  • Nui

    El Sánchez Paraiso le va a quedar un poco grande a los pobres, pero bueno.

  • La primera no es Lloyd, are you ready…?????

    Y muy mal no mencionar a Lloyd Cole al hilo de la canción (qué grande es lloyd Cole joderrrrrrrrrrrrrrr!! ;)

  • Risingson

    Totalmente en contra de Camera Obscura. Además fue el grupo que me hicieron gritar “¡hasta los huevos del poppysmo!”

  • Haak

    Portadas de la década

  • FuzzyLogic

    Pues esta noche iré al concierto de Zaragoza y no os lo creereis pero tengo nervios. ¡No los he visto nunca en directo!.

  • mu rico, primo. Lástima q toquen en la Heineken Arena q suena como el ojete y solo vale pa las fiestas de la máximafm. Donde lo partieron fue en la sala el sol, ahí a tope con los capos de Elefante en lo alto con Julito Ruiz y sus greñitas to amas

  • Truman

    Me encantaba este disco al menos hasta que he leído este post. Espero no odiarlo, y poder volver a escucharlo sin que me vengan a la cabeza frases como “las composiciones se convierten en apetecibles aventuras, sin las ataduras que nos plantea la vida adulta…” o “ese año y los meses que siguieron a la edición del LP, nos emborrachamos de Camera Obscura” o “el miedo por la posiblidad de caer al vacío sin saber realmente cómo uno ha llegado hasta allí”. Tela.

  • Este disco es genial.

  • yoyano

    El texto es más apasinado que exagerado. Que empezamos quitándole importancia al disco y acabamos sin verlo en las listas de lo mejor de la década (muy mal el roque, muy mal).

  • Dynamic

    Truman, lo que tiene tela es que te deje de gustar un disco por la opinión de una persona ajena al grupo.

    Para mi éste sí sería uno de MIS discos de la década, creo.

  • Tang de Naranja

    Me declaro muy fan de este disco. Muy muy fan. La crítica me ha gustado, personalmente, prefiero este toque subjetivo que las reseñas asépticas.

    Por cierto, ¿la del video de “Lloyd…” es Mary de Fama?

  • Guillamet

    Estoy borracho de Camera Obscura.

  • Showarmi

    Qué coñazo de comentarios quejicas.

  • la jessi

    fair valladolid?

  • Lo de Valladolid y Fair estaba sacado del MySpace del grupo. Corregido, gracias. Qué buena pinta el festival.

  • anónimo valenciano

    Es la primera vez que me sale del alma “sí, este sí es un disco de la década”, otros que habéis comentado con ese título no me lo han parecido tanto o no los conozco.

    Cuando parecía que iban a repetirse, sin despegarse de la sombra de B&S, van y sacan este torrente de melodías con una producción súper espectacular, un álbum que puede producir comentarios tan subjetivos y deliciosos como los del post, porque es mucho más que la suma de sus partes. Además, en directo lo defendieron bien.
    Olé el disco y olé el post.
    Voy a escuchar ahora mismo Razzle Dazzle Rose en vuestro honor.

  • Es un disco fantástico. Pero porque ellos son un grupo fantástico también.

  • chuchi

    yo los veo mañana en salamanca, tengo ganaas

  • Tron

    Estáis flipados, Camera Obscura no son para tanto, hombre.

  • felipe

    Este disco es para flipar, qué pena que no lo sientas así, Tron, te estás perdiendo emociones fuertes.

  • Holden Caulfield

    Este disco me encanta, pero yo siempre preferiré el primero, “Biggest blues Hi-Fi”. Yo les veo el lunes en el Apolo de Barcelona, y tengo unas ganas… Y a los pocos días The Pains of Being Pure at Heart, y en diciembre Pastels y The Ladybug Transistor… Un otoño caliente, sí señor.

  • radcliffe

    Me encanta este grupo!!!. En el concierto que dieron en Mallorca para presentar este álbum estuvieron sensacionales y sólo pensar que un osito tan guapo como Kenny compone esas canciones hace que se me parta el corazón.

  • Holden Caulfield

    “Biggest bluest Hi-Fi”, quería decir.

  • cbr

    Totalmente de acuerdo con la reivindicación del gran, gran, gran Lloyd Cole… Y personalmente, me gusta más el último (“My maudlin career”) que éste, aunque la primera canción, el homenaje al gran, gran, gran Lloyd Cole, es una de las canciones de mi vida y la que sonó en mi boda. Toma ya.

  • ancaderana

    Ohh cómo me gusta este grupo.
    Yo tambien he pensado , sí este sí es un(el) disco de la década.

  • Crónica del concierto edl otro día? En especial, el de esa maravilla llamados The Starlets!

  • anónimo valenciano

    Ayer en Barcelona:
    Empezaron con el Maudlin, hicieron algunas antiquísimas por enmedio y terminaron con Lloyd y otras del country, o sea que ellos también tienen claro cuál es el mejor. En el bis, 80s fan y Razzle Dazzle Rose, que yo ya creía que me quedaba sin.
    Tracyann se ha puesto unos kilos y hacia el final parecía feliz, el público correspondió a un buen concierto (había bastante silencio en las tranquilas), y era el final de gira europea, seguramente por ambas cosas.
    Para mí el palo fue el telonero Magic Arm, y el repalo que no dejaban salir.

  • Kettering

    mi favorito es ‘My Maudlin Career’…es en el que mas se distancian de Belle & Sebastian y entran de lleno en el sonido Phil Spector..

Send this to a friend