Trentemøller @ Joy Eslava

Por | 22 Oct 10, 15:55

Tres telones de tiras ocupaban el escenario del Joy: el primero separaba al público del danés Trentemøller, un batería y un guitarrista y bajista; el segundo separaba a la banda de una bajista a veces guitarrista, y un tercero en el fondo que permaneció inmóvil, ya que los anteriores subieron y bajaron en diferentes ocasiones. Los tres ambientes generados nos podrían llevar a los parajes recorridos por el agente Cooper entre cortinas de raso rojo en ‘Twin Peaks’. Pero no todo fue Lynch, también hubo algo de Tarantino en lo atmosférico y en lo musical.

Era difícil presentar en concierto ‘Into The Great Wide Yonder‘, su último disco, algo menos inspirado y bastante intrincado para el público general. Tras un comienzo instrumental no tardaron en caer las primeras canciones vocales como ‘… Even Though You’re With Another Girl’ o ‘Sycamore Feeling’, manteniendo una niebla densa de subidas y bajadas controladas muy gustosas, en las que es imposible disimular su excitación melódica. Algo más deslucida quedó ‘Tide’, cosa que no pasó con las instrumentales ‘Vamp’, la emocionante y sobrecogedora ‘Miss You’, o la atronadora ‘Silver Surfer, Ghost Rider Go!!!’, con la que es fácil imaginar una carrera por el desierto dentro de un Ford Mustang del 65. El único bis corrió por cuenta de esa joya indestructible que es ‘Moan’ y que fue puro éxtasis final para la sala, tras más de 90 minutos de buen gusto y de aire a banda sonora.

Anders Trentemøller ocupa un lugar en la escena muy marcado hacia la electrónica pero que en directo discurre entre lo orgánico y lo programado, consiguiendo unificar ambas corrientes y descolocando a los asistentes sin saber cuál de las dos opciones prevalece. A la felicidad entre lo analógico y lo digital. 8,5.

Etiquetas:
  • Aunque yo lo he descubierto muy tarde, estoy encantado con toda su discografía… incluso con el último.

Send this to a friend