Quantcast

Avril Lavigne / Goodbye Lullaby

-

- Publicidad -

Avril Lavigne / Goodbye Lullaby

Avril Lavigne se siente una rebelde. Su discográfica ha tenido este disco un año aparcado, según ella misma porque las personas que la ficharon ya no trabajan en la compañía y las nuevas querían que hiciera un disco más «urban» y «dance», que es lo que se lleva ahora, a lo que se ha negado. El problema es que cuando se pone a componer no le sale nada revolucionario. De hecho el disco se abre con un tema a piano de un minuto, escrito por ella misma, llamado ‘Black Star’, que no es otra cosa que un anuncio de su colonia, del mismo nombre.


El single ‘What The Hell’ ha gustado en parte del mundo indie por su teclado retro, pero ella dice que es la canción menos personal del disco. Lástima. La más personal es ‘Goodbye’, con bien de cuerdas y letra honesta (¿sobre su divorcio?) pero poco fondo, que cierra el álbum antes de la insoportable recuperación de la canción para ‘Alicia en el país de las maravillas’ (probad a escuchar este engendro llamado ‘Alice’ con unos buenos cascos a todo volumen y flipad).

- Publicidad -

Las baladas no son su fuerte. Es en números pop como ‘Push’ (aunque suena demasiado a ‘Torn’ de Natalie Imbruglia), ‘Smile’ (chillidos muy Katy Perry con posibilidad de éxito) o el medio tiempo ‘I Love You’ donde se desenvuelve mejor, produciendo varios momentos que, por melodía, hasta entretienen. Sin embargo, las autorreferencias son demasiadas y entre lo que ella ha querido meter, lo que le han obligado y lo que ha quedado fuera (temas hip-hop producidos por Alex da Kid), ha resultado un disco en su carrera más, nada significativo.

Calificación: 4/10
Lo mejor: ‘What The Hell’, ‘Smile’, ‘I Love You’
Te gustará si te gustan: los discos anteriores
Escúchalo: en Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas