‘Thor’, el martillazo de Kenneth Branagh

Por | 28 Abr 11, 20:06

Mayo 2010. Las manos a la cabeza: “¡Kenneth Branagh adaptando a ‘El poderoso Thor’! ¿Pero aún sigue dirigiendo películas que no tengan que ver con Shakespeare?” Esto fue lo que pensamos muchos cuando se anunció que el olvidado director británico iba a encargarse de llevar al cine a uno de los personajes más conocidos de Marvel.


Abril 2011. También con las manos en la cabeza: “¡Menudo peliculón se ha marcado Branagh! ¿Pero éste no sabía hacer sólo adaptaciones de Shakespeare?” Es lo que ahora pensamos muchos de los que hemos visto la película. ¿Cuáles son los méritos del director británico? Como mínimo 4:

1) Conseguir que confiaran en él para llevar las riendas de una superproducción después del desastre que montó con ‘Frankenstein de Mary Shelley’ (1994), la peor adaptación posible del clásico del terror decimonónico.

2) Salvar milagrosamente un proyecto que parecía abocado al fracaso. Un encargo sobadísimo, que pasó por muchas manos, entre ellas las de Matthew Vaughn, que acabó dirigiendo otra adaptación de cómic, la estupenda ‘Kick-Ass’ (2010), y está terminando ‘X-Men: First Class’.

3) Lograr minimizar los defectos de fábrica con los que venía el encargo: el chapucero 3D de postproducción -¿no escarmentaron con ‘Furia de titanes’ o ‘Alicia en el país de las maravillas’?-, un protagonista (Chris Hemsworth) cuyo máximo recurso expresivo se localiza en la peluca y las cejas teñidas de rubio, y algunos secundarios, como la compañera de Natalie Portman (Kat Dennings), cuya única función es soltar cuñas publicitarias para las compañías de Steve Jobs o Mark Zuckerberg.

4) Llevar la película a su terreno: Shakespeare. Branagh consigue que las intrigas palaciegas de la aristocracia asgardiana parezcan tan intensas y apasionantes como las de los britanos de ‘El rey Lear’. Además, logra un fantástico equilibrio entre las dos líneas narrativas, la terrestre y la extraterrestre, mezclando de forma eficaz el drama familiar, el romance interestelar, los códigos y la acción de las historias de superhéroes, los temas ufológicos y el humor derivado de la autoconciencia: la de estar pisando puro territorio kitsch.

Conclusión: contra todo pronóstico, ‘Thor’ se erige en una de las mejores películas de la filmografía de Kenneth Branagh. Un inesperado resultado que da lugar a una pregunta. Siguiendo esta retorcida lógica, ¿qué será de uno de los proyectos que más esperanzas han despertado entre los aficionados al cine de superhéroes: ‘The Avengers’, la reunión en la cumbre superheroica que prepara Joss Whedon, el padre de Buffy o Firefly? 8.

La Tienda JNSP