Rafael Berrio / 1971



Por | 17 May 11, 22:02

Lo de Rafael Berrio es una cosa rara. Es una de la piedras angulares del pop-rock vasco de las últimas tres décadas y, sin embargo, su nombre ha sido ignorado sistemáticamente por los medios generalistas y el gran público. A principios de los 80 formó parte de UHF, uno de los grupos que dio origen a la etiqueta Donosti Sound, y desde entonces, incansable a pesar de las circunstancias, a ritmo desigual pero constante, ha ido publicando su música bajo diferentes nombres (Deriva, Amor A Traición), compartiendo todos la misma (mala) suerte comercial. Ni siquiera le ha servido para ser conocido el haber firmado una de las canciones (‘Qué Puedo Pedir’) del primer trabajo de La Oreja de Van Gogh, aunque tampoco es de extrañar porque no estuvo acreditado como tal hasta que reclamó su autoría. Ahora se habla de Berrio como un gran descubrimiento y una asombrosa revelación, pero la realidad es que siempre ha estado ahí, como un auténtico superviviente de la industria musical.


‘1971’ puede correr la misma suerte y caer en el saco del olvido, pero estamos a tiempo de solucionarlo. Publicado a finales del año pasado, y a pesar de tener por detrás a la Warner (una de esas historias de justicia poética que gustan tanto: la multinacional ya había rechazado años atrás algún otro trabajo suyo), ha causado sensación en los medios especializados pero su repercusión entre el público ha sido, hasta el momento, muy tibia. Y eso siendo una obra incontestable, uno de esos discos que uno no se espera, que te atrapa irremediablemente y no se hace más grande con las escuchas porque es enorme ya desde la primera.

Encontramos aquí a un Berrio menos rockero y experimental que en sus anteriores trabajos, más desnudo y expuesto, más directo y personal, que recuerda al Diego Vasallo más reciente o al Nacho Umbert de ‘Ay…’, y que ha sido comparado con Leonard Cohen o alguna figura de la canción francesa. Apoyado en la exquisita producción de Joserra Senperena, que hace un trabajo realmente soberbio con el envoltorio las canciones (escuchad, por ejemplo, el turbador matiz de las cuerdas en el estribillo de ‘Simulacro’ o la guitarra eléctrica de ‘Tú Tienes A Tu Lado Un Ángel’ ), ‘1971’ llama la atención por el cuidado en la elaboración de unas letras que aúnan simplicidad y profundidad con una maestría difícil de comparar sin recurrir a poetas como Gil de Biedma (del que Berrio se confiesa admirador).

La voz de Berrio, con ese tono monocorde y desganado y su extraña forma de fraseo, se hace perfecta para encarnar al protagonista de ‘1971’, un personaje desesperanzado que cree haber sido mal actor de su propia película (‘Simulacro’), descreído y melancólico en el amor (‘El Amor Es Una Cosa Rara’, ‘Oh, Verdad Desnuda’), que en la soledad de una madurez reflexiva abre el álbum de fotos de un pasado que recuerda con nostalgia (‘Este álbum’, ‘Mis amigos’). Sin embargo, queda esperanza: en ‘Como Cortés’ reacciona y se lanza sin red al vacío de lo desconocido, sin importarle el fracaso, y en ‘Las Mujeres De Este Mundo’ acaba reconociendo que es el amor el que escribe nuestras biografías.

No sobra nada, no hay nada que añadir. Berrio ha construido un cancionero universal y atemporal, imprescindible y, por encima de todo, necesario. Dadle una oportunidad (si no a este, a cualquiera de sus trabajos, algunos de ellos recopilados en esta playlist de Spotify). No os arrepentiréis.

Rafael Berrio estará tocando junto a Diego Vasallo este día 18 de mayo en la sala Galileo Galilei de Madrid.


Calificación: 8,4/10

Temas destacados: ‘Simulacro’, ‘Oh, Verdad Desnuda’, ‘Como Cortés’, ‘Cómo iba yo a saber’

Te gustará si te gustan: Diego Vasallo, Nacho Umbert, Leonard Cohen

Escúchalo: en Spotify

Etiquetas:
  • “Simulacro” y “Cómo iba yo a saber” son en su rareza dos canciones alucinantes… pero el resto del disco flojea.

    De todas formas, os habéis subido oportunamente al carro ¿eh, granujas? Este Lp lleva mucho tiempo circulando, y hasta hoy, quitando alguna reseñilla breve, ni puto caso (y no es el único artista o banda que ninguneáis o desconocéis; es lo que tiene ser un medio generalista…).

  • formigones

    muy de acuerdo con la crítica, poco más se puede decir, es un disco impresionante, muy por encima del resto de su discografía (que te puedes descargar casi toda en su web); y yo creo que en gran parte es por los arreglos y la producción de senperena

  • Loris

    Sólo hablar de Berrio me parece un acierto. Enhorabuena por este pedazo de blog. Gran crítica. De acuerdo con formigones: me parece que las manos de Joserra han tenido mucho que ver. http://www.joserrasenperena.com/js_webes.html

  • hojaldre

    Que manía con enlazar ese dichoso programilla de pago, ¡ya le hemos hecho todos demasiada publicidad!
    Escucha el disco sin pagar y sin anuncios (y con letra):
    http://1971.bandcamp.com/album/1971

  • “unas letras que aúnan simplicidad y profundidad con una maestría difícil de comparar”

    EXACTO

  • por decir algo…”Este album” es sobrecogedora, helada. Yo veo más dolor que nostalgia.

    Un señor discazo.

  • formigones

    estoy con giorgio, una nostalgia dolorosa…

    en la crítica falta algo, que ayer se me pasó poner, la presentación, que es perfecta: el libreto es un facsimil del cuaderno en el que rafa iba escribiendo las letras con sus anotaciones, tachaduras y no siempre la misma versión que la que canta

    una pena que aquí a Valladolid no venga con Diego Vasallo a tocar como a Madrid

    estaría bien que a partir de esta crítica os acordárais también de Diego Vasallo

  • Alvaro

    Pues yo lo he escuchado y no me parece gran cosa. Muy buenos arreglos, eso si, pero por lo demas, nada del otro mundo.

  • bib

    bassmati +1000

  • Hurley

    El disco es una maravilla. Pero la definición de Berrio como “piedra angular” me parece excesiva. No se ha construido el pop donostiarra en torno a él, como sugiere el concepto. ¿Qué ha podido aportar cuando, por desgracia, no lo ha escuchado ni el tato? Es un poco cargante esa tendencia de convertir lo “maldito” (ugh) y minoritario en lo verdaderamente esencial. Rafa Berrio es un magnífico compositor ignorado, y santas pascuas.

  • Flor de loto

    Música para gays acomplejados, nada más.

  • imanol

    Lo de que “Que más puedo pedir” de La Oreja de Van Gogh, es de este tío…. es una trola mas grande que la bahía de la Concha.

  • Rubén

    Lo que sí ha hecho Rafa Berrio son muchas letras para Mikel Erentxun.

Send this to a friend