Miles Kane / The Colour Of The Trap

Por | 20 Ago 11, 15:40

Miles Kane muestra por fin la cara. Tras darse a conocer como líder de los Rascals y firmar junto a Alex Turner el álbum debut de The Last Shadow Puppets, Miles publica un disco en solitario que sigue el sonido que todos deseábamos. Kane se quita la parka, muy a pesar de Noel Gallagher, y se ajusta un traje negro a medida para dejar claro que lo suyo es una apuesta por revitalizar lo mejor del pop clásico con un trabajo que destila elegancia, buen gusto y acierto en las colaboraciones.


En ‘The Colour Of The Trap’ Miles arriesga pero no se desprende de la alargada sombra de su colega. Por una parte, parece que no confíe en su propio potencial y acuda al amparo de Turner para presentar un álbum en el que el líder de Arctic Monkeys participa en hasta seis canciones. Mientras que, por otro lado, rechaza (casi) todo lo que rodee al indiepop y firma un auténtico manual de estilo que rezuma rock’n’roll, garage pop y melodías al gusto de Paul Weller. Como si de una lección de música se tratase, Miles resume en esta docena de canciones su propia interpretación de la música británica, comenzando en los legendarios estudios de grabación Konk, pertenecientes a los Kinks. Desde allí da forma a un disco que se abre con ‘Come Closer’, que revitaliza el sonido sixties en apenas tres minutos. Un sendero que discurre incluso por el glam rock de Marc Bolan en ‘My Fantasy’, una de las pistas más luminosas y sobresalientes del disco, con la colaboración de Noel Gallagher.

Con ‘Take The Night From Me’, Miles permite una pausa a los oyentes en una magnífica balada que describe la frustración que produce a los veinticinco perder el amor de su vida. Una esencia que recoge también a la perfección la titular ‘Colour of The Trap’: tarareos, susurros y un sonido muy limpio y bien orquestado que se desmarca del empleo a veces abusivo en la actualidad de sintetizadores y arreglos. Mientras, en ‘Kingcrawler’, el británico se traslada al otro lado del Atlántico de la mano del vocalista de Super Furry Animals con una canción muy al gusto de Quentin Tarantino.

Como era de esperar, y en su deseo por enumerar todas las etapas de la historia musical británica, bebe del mejor britpop de los noventa en ‘Better Left Invisible’ y ‘Rearrange’. Sin embargo, es en ‘Happenstance’ donde firma uno de los momentos más brillantes del disco junto a la actriz francesa Clémence Poésy (‘Escondidos en Brujas’, ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego’). Un dúo con el que Miles rinde homenaje a la brillantez de Lee Hazelwood y Nancy Sinatra. Porque, quizás, se trate de eso. Lejos de crear nada nuevo, Miles presenta un disco muy limpio y coherente que desprende nostalgia de las cosas bien hechas.

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘My Fantasy’, ‘Happenstance’, ‘Come Closer’
Te gustará si te gustan: The Kinks y Oasis, entre otros.
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP