Quantcast

Internet se apaga contra la ley SOPA

-

- Publicidad -

Internet se apaga contra la ley SOPA

Las leyes SOPA y PIPA (telita con los nombres) están hoy en boca de todos. Páginas web como Google (en su edición inglesa), Wikipedia (ídem), WordPress.org, Reddit, Mozilla e Internet Archive, entre otras, mostrarán hoy una página en negro, no funcionarán en absoluto, cesarán su funcionamiento durante unas horas o mostrarán logos y enlaces en los que se protesta contra la posible aprobación de estas dos leyes, encaminadas supuestamente a proteger a los creadores de contenidos contra la piratería en internet. ¿Cuál es el problema fundamental? Que la redacción de las leyes puede suponer un método de censura aplicable en cualquier momento, algo que pondría en entredicho la libertad y la neutralidad de la red.

Entender estos dos conceptos no es siempre fácil. No se trata de que en internet todas las páginas tengan la posibilidad de decir lo que quieran (de hecho, algunos jueces han condenado en algunas ocasiones a usuarios y administradores a causa de comentarios vertidos en páginas de su propiedad) sino de que, en internet, todos los sites compiten en igualdad de condiciones. Explicado un poco de aquella manera, la velocidad de carga y los recursos utilizados en la red se prestan de igual manera a JENESAISPOP que a El País que a una página cualquiera de una pequeña casa rural en Cogostrillos de Arriba. Si se eliminase esta neutralidad, los medios con más potencial económico podrían hacer primar sus sitios en internet con respecto a otros más modestos, como este mismo en el que os encontráis.

- Publicidad -

Pero las problemáticas de la SOPA (Stop Online Piracy Act) y de la PIPA (Protect Intellectual Property Act) son también otras. Ambas leyes establecen que los administradores de las diferentes páginas web han de comprometerse (entre otras muchas cosas) a retirar cualquier enlace que pueda llevar a una página con contenido copiado, reproducido o que infrinja cualquiera de las dos leyes, a riesgo de ser bloqueados por completo. Esto implicaría una revisión exhaustiva de los comentarios de los sites. Pero lo más importante es que implicaría una revisión a la velocidad del rayo.

Y aquí es donde está la gran cuestión. La redacción de ambas propuestas es tan pobre (claramente llevada a cabo por personas que no tienen ni idea de lo que es internet o, aún peor, redactada así de forma intencionada) que para el gobierno de los Estados Unidos (esta ley solo se aplicaría allí, pero en realidad es donde se encuentran alojadas la mayor parte de las páginas web de todo el mundo) sería tremendamente fácil «desactivar» cualquier sitio en internet, de una manera tan simple que da miedo: poniendo un enlace a una página de descargas. ¿Como sería de fácil bloquear Wikileaks para el gobierno de EEUU en aplicación de esta ley?. Con los precedentes que tiene internet en tanto en cuanto ha ayudado a los internautas a organizar revueltas y protestas en diferentes partes del globo que han llegado incluso a derrocar gobiernos y con lo fácil que es mantenerse informado a día de hoy sin necesidad de acudir a los canales oficiales, parece que esta simple perspectiva da auténtico miedo.

- Publicidad -

Por supuesto, el apagón no está exento de debate: la MPAA (Motion Picture Association of America) ha afirmado que el apagón es en sí «un hecho preocupante porque implica que algunas organizaciones están retirando datos intencionadamente de la red para incitar a sus usuarios a que se alineen con sus intereses».

Lo más visto

No te pierdas