‘El vuelo (Flight)’: Zemeckis cae en picado

Por | 25 Ene 13, 1:09

‘El vuelo (Flight)’ tiene uno de los comienzos más logrados de la filmografía de Robert Zemeckis: el despertar de un Denzel Washington resacoso compartiendo restos de bebida y coca con una azafata desnuda, y el posterior accidente de avión, rodado de manera impecable, con un gran dominio del suspense a través del montaje. Ya está, ya tiene al espectador en el bolsillo. ¿Cómo es posible que luego lo deje escapar?

Lo que viene después es una larga y aburrida historia de redención, un drama moralista sobre el alcoholismo “basado en hechos reales” al que se le pueden aplicar, por lo menos, cinco lecturas diferentes:

1) ‘El vuelo (Flight)’ como intento frustrado de hacer un drama adulto por parte de un especialista en cine familiar de evasión como Zemeckis. Y es que no basta con incluir sexo, drogas y rock’n roll (sí, hasta suenan los Stones) para que una película pueda ser considerada adulta (independientemente de la calificación por edades).

2) ‘El vuelo (Flight)’ como presentación de uno de los personajes más prescindibles de la historia del cine: la yonqui fotógrafa. Si Zemeckis hubiera hecho con Kelly Reilly lo que Terrence Malick hizo con Adrien Brody en ‘La delgada línea roja’ (reducir su papel a la nada), la película no sé si hubiera sido mejor, pero sí menos larga.

3) ‘El vuelo (Flight)’ como intento de hacer una película oscarizable (es un drama y dura mucho) y de montar a Denzel Washington en un vuelo directo hacia el Oscar (la nominación ya la tiene).

4) ‘El vuelo (Flight)’ como constatación de la pulsión anastimafílica de Zemeckis, de su placer casi fetichista por sacar gordas a las estrellas de Hollywood. Después de Bruce Willis en ‘La muerte os sienta tan bien’ (1992) y Tom Hanks en ‘Náufrago’ (2000), ahora es el turno de un Denzel Washington hinchado de tanto alcoholazo.

5) ‘El vuelo (Flight)’ como involuntaria apología del consumo de alcohol en el trabajo. Según se traduce de sus imágenes, la desinhibición y el impulso creativo que proporcionan unas copas de más es lo que permite que los miembros de la tripulación más chuzos consigan salvar vidas. ¿Si estuvieran serenos iban a cometer ese tipo de locuras? 3,5.

La Tienda JNSP