‘El chiringuito de Pepe’: ‘Pesadilla en la cocina’ con Jordi Cruz y los tics de las sitcoms españolas

Por | 10 Jun 14, 0:36

pepeSi hay un acierto en los programas de cocina que han arrasado en los últimos tiempos en España -‘Masterchef‘, ‘Top chef‘, ‘Pesadilla en la cocina‘- es el montaje, la dramatización, la creación de personajes, la manipulación de la realidad para hacer que esta parezca más emocionante de lo que es. Su habilidad para hacer creer al espectador que se te va la vida en un plato de comida.

Por eso no es tan raro que a alguien se le haya ocurrido hacer una serie copiando descaradamente los recursos de estos programas. Aunque por la razón que fuera estos programas no rondaran los dos, los tres e incluso los cuatro millones de espectadores, la idea es demasiado buena como para no llevarla a la ficción -a más ficción todavía, quiero decir-: cámaras frigoríficas con alimentos insalubres, cocineros perpetrando platos incomibles con restos de aceite de los años 80, cartas más pegajosas que las paredes de un cuarto oscuro, y entre toda esta porquería, buenas personas involucradas con grandes aspiraciones de superación. Es el programa de La Sexta de Alberto Chicote el que claramente ha inspirado el guión, pero Jordi Cruz como metrosexual e «icono gay» quien ha inspirado el personaje de nombre catalán de Santi Millán (Sergi), que ha de sacrificar su vida de glamour como cocinero estrella para desplazarse a Peñíscola para sacar de la ruina a su padre secreto, presentado como un desastroso paleto.

¿Te suenan los estereotipos? El chorro de clichés de las series españolas es el gran lastre de esta serie en la que apostamos todo lo que tenemos a que Santi Millán quedará prendado de los beneficios del negocio familiar en episodios venideros, llegando incluso a plantearse dejar su vida urbanita por este triste chiringuito que esconde periódicos del 23-F en sus bajos. Ni que decir tiene que lo casposo del planteamiento viene bien aderezado por cocineras en biquini corriendo en plan ‘Los vigilantes de la playa’, negros musculados en slips, niños de 12 años haciendo referencia al tamaño de su «ciruelo», etcétera.

Es increíble que todavía a día de hoy y precisamente tras el pelotazo del excelente ‘Masterchef’, una serie que pretender reunir a toda la familia haya de ser tan cutre. Aunque lo peor es que no se han enterado de nada. Como si no hubieran visto ni uno de los programas citados, los guionistas todavía se piensan que la alta cocina es sinónimo de pasar hambre y de tontería. Un atraso.

Calificación: 3/10

Destacamos: salen El Langui y Blanca Portillo, aunque no hay nada ni bueno ni malo que decir
Te gustará si: te sueles tragar las series españolas aunque sean un callo
Predictor: puede funcionar a pesar de todo: la gente está loca con la cocina y hay temática sexy y triángulo amoroso en camino, con Santi Millán en el centro, por supuesto

  • Asturcón

    Pues su pequeño repasito al divismo de algunos chefs (durante los primeros minutos) es lo único que, sin estar del todo bien ejecutado, tenía su gracia.

    Lo demás, mediocre y punto.

  • Son

    Ayer estaba que me daban igual ocho que ochenta y aún así tuve que cambiar.

  • Warp

    Mala hasta el vómito, pero compitiendo contra un refrito de Pesadilla en la Cocina y sobre todo contra la puta m1erda descontrolada de El pueblo más divertido parecía Los Soprano.

    Normal que arrasara.

  • Lo único bueno que tuvo fueron los «videos»: reportaje en el caso de Sergi Roca, anuncio de tele local en el del chiringuito.

    Por lo demás, son los mismos tópicos de las series españolas: larga duración, chistes anticuados y los actores de siempre. Es una idea muy buena pero aquí le damos más importancia a las tramas amorosas que al argumento principal.

  • Rambo

    ¿Pero Santi Millan es actor?

  • David

    No entiendo eso de «Aunque por la razón que fuera estos programas no rondarán los dos, tres, e incluso cuatro millones de espectadores». ¿Estáis diciendo que estos programas no han llegado y superado ninguno de esos tres datos de audiencia?, ¿ni siquiera Masterchef?. ¿Os documentáis antes de hablar de las cosas?. ¿Vivís en España?.

  • Joey Jeremiah

    Ésto debe ser lo que llaman «el audiovisual».

Share via
Send this to a friend