House of Wolves / Daughter of the Sea

-

- Publicidad -

House of Wolves / Daughter of the Sea

house of wolvesMás de una vez te habrás encontrado con esa canción al final de un disco. Incluso puede que, en la época en la que eso tenía sentido, esa canción estuviera separada del resto por un silencio prolongado. Quizás esperando sorprenderte cuando ya creías que ya no quedaban más temas por sonar o quizás como disculpa por la diferencia de acabado, como justificando un bonito apéndice aparte de todo. Para que te hagas una idea, ‘I’ve Changed my Plea to Guilty’, de Morrissey, se adaptaría perfectamente a esa categoría: una confesión con sonido ambiente al final de los extras del ‘Viva Hate’, casi un robado.

Pues, salvando las diferencias estilísticas, así es la música de House Of Wolves. Cada tema es esa última canción del disco, la que parece haberse grabado a deshoras en el estudio, sin los micrófonos colocados. Así fue ya en ‘Fold in the Wind‘ -su inolvidable debut primero autoeditado (2011) y luego publicado por Moonpalace (2012) y por Fargo (2013)- y así sigue siendo en ‘Daughter Of The Sea’ ({Dusk, Dais, Dawn}, 2015). Rey Villalobos, la única persona tras el nombre de House Of Wolves, da bastante importancia al hecho haberse desplazado de Los Angeles a la costa irlandesa para grabar estas canciones junto al productor Darragh Nolan pero, en mi opinión, la influencia es prácticamente imperceptible. Los ocho temas de ‘Daughter Of The Sea’ transitan los mismos senderos ya recorridos en el anterior trabajo, afianzando su muy particular estilo compuesto a partir de canciones intensas y pequeñas, en voz baja, como rodadas a cámara lenta. Quizá esta última colección no tenga temas del atractivo inmediato de ‘Acres of Fire’ o ’50’s’ -que eran casi hits- pero, a cambio, ofrece mayor unidad y un nivel medio posiblemente superior.

- Publicidad -

En general, ‘Daughter Of The Sea’ es un disco más contenido que su predecesor, tanto en canciones, como en desarrollos como en instrumentación: más depurado, más mínimo, más esencial. Como si todas las canciones hubiesen sido trabajadas para dejarlas en lo básico, para eliminar lo superfluo. Un poco como hicieron Lambchop en aquel ‘Is a Woman’, pero diferente. De esa manera, cuando en la formidable -prácticamente susurrada- ‘Rain’ repiquetean unas contadas notas de melotrón entiendes su significado, sabes que deben estar ahí.

El resultado es tan breve y compacto que es complicado localizar alguna arista. Vale, si quisiera convencer a alguien de las virtudes de House Of Wolves posiblemente no elegiría ni ‘One’ ni ‘Love’, pero más que nada porque son dos de las canciones más desesperanzadas de todo el disco, emotivas, emocionantes, pero muy propensas a la depresión. Por el contrario, sí seleccionaría cortes más accesibles como la inicial ‘Beautiful Things’ que evoca a la belleza con una irresistible mezcla de fragilidad y solemnidad o ‘Take Me to the Others’, cuya dulce melodía envuelve una intensidad de esas que hielan la sangre. Y también me sería muy difícil desprenderme de ‘Daughter Of The Sea’ o ‘Martians’, ambas construidas sobre base de guitarra. La primera, de corte más folkie, suena tan clásica como el ‘Beneath the Rose’ de Micah P. Hinson y la segunda es algo más rebuscada y moderna en su estructura, más en la línea de Jeff Hanson o Elliott Smith, remotamente rock.

- Publicidad -

El cierre del disco es con una de las tres canciones a piano del álbum, la desoladora y emocionante ‘Just Shy Of Survival’, que suena sobre un tenue fondo de lluvia. Una suerte de canción de cierre para un disco de canciones de cierre tenía que estar a la altura y, desde luego, no decepciona. Tampoco lo hace la carrera de Rey Villalobos. En ‘Fold In The Wind’ podía haberse encontrado con las tres o cuatro canciones de su vida y haber tenido el oficio suficiente como para completar un disco que diera el pego. Pero en ese trabajo demuestra que nada de eso: aquí hay alguien con un discurso artístico y musical apasionante que parece esperar pacientemente a que el destino lo ponga en su lugar.

Calificación: 8,6/10
Lo mejor: ‘Beautiful Things’, ‘Rain’, ‘Take Me To The Others’, ‘Just Shy Of Survival’, ‘Daughter of the Sea’
Te gustará si te gusta: El folk-pop oscuro y minimal.
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas