Buscando el mejor disco de… Róisín Murphy y Moloko

Por | 20 Nov 15, 12:41

roisin_murphy-let_me_knowRóisín recibía una nominación al prestigioso Mercury Prize, con Jamie xx y Benjamin Clementine partiendo como favoritos (la pobre Florence quedó última en las apuestas). Ha sido la primera nominación para la artista, a pesar de una nutrida carrera que hemos decidido recuperar en redacción y foros con motivo de la ceremonia, en la que al final Benjamin Clementine era reconocido como ganador.

La redacción ha escogido ‘Overpowered’ como mejor disco de la carrera de Róisín, lo cual no es ninguna sorpresa, pues siempre ha sido ejemplo para nosotros de cómo hacer un disco sofisticado y accesible a partes iguales, y por tanto fue escogido como uno de los mejores discos de la década pasada. A pesar de que su potencial comercial quedaba en agua de borrajas, en su momento apuntamos que «debido a su gran número de singles, dejaba en bragas a Annies, Kylies y Rachels Stevens». Lo que vino después de 2007, a través de electro ramplón, EDM y maladaptaciones trap, fue todavía peor.

En segundo lugar queda aquel ‘Ruby Blue’, el primer disco en solitario de Róisín, en el que hizo muy buenas migas con Matthew Herbert. Con el punto justo de experimentalidad, canciones como ‘Sow Into You’ o ‘If We’re In Love’ terminaban de rematar la vena jazzie que siempre habían tenido Moloko sin perder accesibilidad. Sergio del Amo lo puntúa con un 10: «Como punto de partida para su carrera en solitario fue realmente arriesgado. Sin embargo, la producción a cargo de Mathew Herbert dotó al álbum de una personalidad arrolladora que, años después, sigue sonando fresquísima».

El cuarto puesto es para el disco con el que toda una generación conoció a Moloko. Aquel ‘Things to Make and Do’, con internet recién enchufado en muchos ordenadores, contenía la inolvidable revisión de ‘Sing it Back’ o la obra maestra ‘The Time Is Now’. ACM lo recuerda: «El tercer disco de Moloko venía arrastrando el éxito de su remix de ‘Sing It Back’, que de hecho venía incluido en el disco a modo de extra y que pilló al dúo de imprevisto. Intentaron repetir con ‘The Time Is Now’ y lo consiguieron, convirtiéndolo en su mayor éxito en UK. El resto del disco era la culminación de un estilo en el que cabía casi cualquier género, en esta ocasión rematado en producciones impecables. El sonido Moloko se establecía en este disco como completamente reconocible con una Róisin en absoluto estado de gracia». Las majestuosas cuerdas de ‘The Time Is Now’ seguro que inspiraron el álbum siguiente, un puesto por encima en nuestra lista, y por tanto mejor disco de Moloko para el conjunto de votantes. ‘Statues’ también fue «disco de la década» en JENESAISPOP. Así lo describe Sebas E. Alonso: «Mark Brydon y Murphy rompieron como pareja pero en lugar de separarse grabaron esta joya llena de letras explícitas y reproches que no son brillantes por sí solos, pero que en compañía de unos arreglos excelentes que aportan y quitan intensidad, elevan ‘Statues’ a la categoría de disco de ruptura imprescindible. ‘Familiar Feeling’, ‘I Want You’, ‘Cannot Contain This’, ‘Over & Over’… duele sólo escribir sus nombres».

En quinto lugar nos queda el debut y precedente de todo, ‘Do You Light My Tight Sweater?’, que contenía el hit ‘Fun For Me’. JB: «20 años después su lanzamiento, ‘Do You Like My Tight Sweater?’ sigue representando su propia especie de pop electrónico de fusión futurista. Editado en plena fiebre trip-hop, el álbum debut de Moloko exploraba el mismo camino mezclando ritmos funk y electro con acid jazz y hip-hop a través de un inquietante sentido del humor en melodías vocales y letras que dotaban a las canciones de un pesadillesco y retorcido infantilismo. ‘Fun for Me’ es hoy un inolvidable clásico pero la sensualidad alienígena de ‘I Can’t Help Myself’, el free jazz meets trip-hop ebrio de ‘Ho Humm’ o la psicodelia animada de ‘Party Weirdo’, que es casi como una canción de los primeros Backstreet Boys… hasta arriba de setas, han resistido con igual dignidad la entrada al siglo XXI y, lo más importante, siguen siendo igual de divertidas».

Y en sexto el ‘Hairless Toys’ que nos ocupa, que Sergio del Amo criticaba así: «los hits brillan por su ausencia. Y, además, los temas jamás acaban de despegar y no enganchan». Algo que Sebas E. Alonso apoyaba: «Róisín ha querido hilar tan fino, tan fino, tan fino… que se ha quedado con la absoluta nada en las manos». No así JB, que dedicaba una columna a defender el álbum: «la última obra de la irlandesa aborda la música electrónica de salón desde un ángulo de surrealismo y deliciosa versatilidad que nunca cesa en resultar fascinante (…) Esa combinación de frialdad y sentimiento, esa sofisticación en los arreglos y melodías, esa exquisitez interpretativa de Róisín y ese enfoque electrónico que otorga texturas deliciosas y “grooves” infecciosos a las delicadas a la par que sombrías canciones de Róisín son algunos de los elementos que hacen de ‘Hairless Toys’ un gran disco. Probablemente no vaya a resonar en el alma de tantas personas como ‘Overpowered’ logró, pero quienes lo “entiendan” seguramente saben de qué hablo».

En último lugar queda el ninguneado EP de versiones ‘Mi Senti’, ¡que tampoco estaba tan mal!, un puesto por debajo de ‘I’m Not a Doctor’. Sebas E. Alonso: «como segundo disco de Moloko es bastante fallido, pero vibrante en su sonido directo y conteniendo algún tema salvable como ‘Blink’, ‘Caught in a Whisper’ o la versión primigenia de ‘Sing it Back'».

De manera paralela, perfect ha organizado un «survivor» en nuestros foros, celebrando también el 20º aniversario del debut de Moloko, que ha dejado un resultado calcado entre las posiciones 4 y 8, pero no en el podio. Para nuestros foreros el ganador es ‘Statues’, seguido de ‘Overpowered’ y ‘Ruby Blue’. En la gran final Keoki argumentaba: «‘Statues’ tiene ‘Blow x Blow’ que es un poco meh y ‘Overpowered’ tiene ‘Footprints’; pero la secuencia del primero, lo que significó en mi vida, el concierto de Moloko del FIB…». También Gobemouche decía, al hilo de los conciertos finales del grupo: «‘Statues’ es un disco de ocaso y lo tenían muy claro en su composición y la gira. Se nota que buscaban darle cierta atemporalidad con toda esa base orquestral y la duración de las canciones. Para mí ese es el valor añadido».

Hubo quien lamentó la mala posición de ‘Things to Make and Do’, pero GMBMM la justificaba así: «‘Things To Make and To Do’ es el disco donde enlazan la parte experimental con el clasicismo pop. Era un disco ambicioso y excesivo, pero los interludios no cuentan ni como paja». Keoki contradecía: «Tiene paja, vale, pero es excitante, lleno de sorpresas… ‘Ruby Blue’ es menos sorprendente y tan correcto que da un poco de rabia, además de que ser deudor en demasía del sello Herbert».

ACM JB Sebas E. Alonso Sergio del Amo Ránking
Do You Like My Tight Sweater? (1995) 6 7,9 6,5 6,5
I’m Not a Doctor (1998) 6 7 6 5
Things to Make and Do (2000) 8 7,2 7,5 9
Statues (2002) 7 8 9,5 7,5
Ruby Blue (2005) 7 9 9 10
Overpowered (2007) 10 8,2 9,5 9
Mi Senti EP (2015) 6 5,8
Hairless Toys (2015) 7 8,5 4 5,6

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP