D.A.R.K. / Science Agrees

Por | 15 Sep 16, 13:15

Science-AgreesLa nueva banda de Dolores O’Riordan ha atraído más la atención de los medios underground que cualquier cosa que haya editado la cantante de Cranberries desde el multiplatino ‘Bury the Hatchet‘. Pese a que Andy Rourke de los Smiths no ha hecho mucho más con su vida en los últimos 30 años que denunciar a Morrissey y Johnny Marr, sacarles 83.000 libras de royalties en un acuerdo extrajudicial, y tocar como artista invitado en algunos discos de superestrellas (de manera significativa en este caso Sinéad O’Connor) y proyectos tan secundarios como Freebass, parece que hay cierto morbo por comprobar qué han hecho juntos, teniendo en cuenta que los Smiths siempre fueron una influencia declarada en Cranberries, e incluso estos llegaron a versionarlos.

No obstante, D.A.R.K., en principio conocidos como Jetlag, surgió como un proyecto del tercer miembro del grupo, Olé Koretsky, y algunas canciones como ‘Steal You Away’ aparecían en Youtube sin Dolores hace 4 años. Según la nota de prensa O’Riordan ha aportado además de su voz nuevas letras, ideas, estrofas y canciones, dejando claramente su impronta… aunque no tanto como sucedía en The Cranberries.

La voz de Dolores sigue siendo tan mágica como siempre, especialmente cuando susurra y renuncia al gorgorito, y ‘Curvy’ es fácilmente el mejor single que ha cantado desde 1999, justo porque a duras penas se nota que está ahí. Es sorprendente escuchar lo bien que le sienta a su voz un registro más electrónico, más envolvente, más próximo a Manchester, más New Order, sobre todo en esta canción excelentemente construida, de sutil in crescendo, pensada para escuchar en bucle. Dice Rourke que se han grabado hasta 9 capas de guitarras en algunas canciones, quizá no en esta, pero sí da una pista de lo mimado que está el fondo musical de ‘Science Agrees’ por momentos.

También interesante resulta la final ‘Loosen the Noose’, una canción prima hermana de ‘Time Is Ticking Out’, que pese a su inicio involuntariamente cómico, consigue llenarse luego de misterio: Dolores parece relatar una persecución por parte de un acosador, y sin embargo, Olé, evidentemente enamorado, da más pena que miedo en sus versos. Lo que parece una canción denuncia termina convertido en una invitación a pasar página con fondo triste y patético… ¿o es una última conversación con un fantasma?

El álbum tiene influencias sorprendentes para los implicados, como The Human League en ‘Gunfight’ o Blondie en el bajo de ‘Steal You Away’, pero es cuando Dolores vuelve a acercarse a Angelo Badalamenti, con quien ha trabajado en un par de ocasiones (Badalamenti siempre ha dicho que Dolores estaba desperdiciada en Cranberries), cuando los resultados son mejores: el punto dream pop de ‘Watch Out’ es otra de las cumbres de este disco. Por el contrario, la recreación de ‘Dreams’ ejerciendo de estribillo instrumental en ‘The Moon’ no pasa de curiosidad, y otras canciones son tan abiertamente mediocres como ‘Underwater’, ‘Miles Away’ o ‘Chynamite’. En esta funciona el ambiente a lo Goldfrapp, pero no esa letra en la que es fácil adivinar la rima por venir. Una pena que no hayan escrito muchos más temas y hecho algo de criba porque en algún momento ‘Science Agrees’ suena en la dirección adecuada para levantar o resucitar las carreras de sus tres integrantes. Parece que O’Riordan ha querido dejar el tema de los peores años de su vida para una ocasión más personal…

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘Curvy’, ‘Loosen the Noose’, ‘Watch Out’, ‘Gunfight’
Te gustará si te gustan: Electronic, Monaco, los grupos paralelos.
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP