Dolores O’Riordan: sensibilidad e inestabilidad al extremo

Por | 15 Nov 14, 12:11

dolores“Let it never be said that I’d be unstable”. Esa era la significativa frase de ‘Just My Imagination’, a la postre una de las canciones más escuchadas de la carrera llena de hits de The Cranberries. Hits que más que asaltar las listas de singles lograban aupar las ventas de los álbumes del grupo a los 40 millones de copias, casi todos despachados durante los años 90.

A pesar de su fama, su líder, Dolores O’Riordan, nunca protagonizaba aquellas noticias de televisores volando desde las ventanas de los hoteles a lo hermanos Gallagher, ni era tan bruta rompiendo guitarras eléctricas a lo Courtney Love, pero los que la seguíamos desde adolescentes conocíamos sus excentricidades y fragilidad extremas. Una rueda de prensa en Fnac en torno al disco que contenía la mencionada canción, ‘Bury the Hatchet’ (1999), fue la primera a la que asistí cuando cursaba 1º de Periodismo, y Dolores, a pesar de estar viviendo sus días de gloria, se mostró enseguida agria y distante con la prensa, negando inexplicablemente evidencias como que en aquel álbum había varias canciones sobre el mundo infantil (acababa de ser madre y este hecho influía en las letras de ‘You & Me’, ‘Saving Grace’, ‘Fee Fi Fo’, ‘Sorry Son’ y el vídeo de ‘Animal Instinct’) o despreciando las preguntas de los periodistas que habían llegado unos minutos tarde.

Está documentado en una de las biografías “Colecciones del rock” de la época (todo grupo de éxito tenía la suya, unas mejores, otras peores, ¡qué tiempos!) que Dolores solía abandonar entrevistas con periodistas a la mitad cuando se sentía incómoda y estoy seguro de que en la que le realicé personalmente en 2007 cuando publicaba su primer disco en solitario, si no se largó, fue porque en aquella época estaba vendiendo su madurez. Sin duda, uno de los momentos más incómodos que recuerdo de mi carrera profesional. ¿El motivo? Ella apareció con ganas de agradar, aprendiéndose enseguida el nombre de cada periodista atendido, pero siempre ha ofrecido entrevistas formulaicas en las que extenderse hablando de su familia y el carpe diem. Tras haber leído sobre ello doscientas veces, preferí tratar otros temas más musicales, pero nunca le ha gustado discutir sus letras, ni ha tenido grandes intereses por otros artistas, ni sentido del humor para combatir las malas críticas o reírse de sí misma.

Y a veces con razón. La prensa británica había vapuleado a The Cranberries retratándoles como provincianos irlandeses desde el principio y Dolores se quejaba de que todas las fotos que les hacían eran bucólicas “evitando que entraran en plano las Harley Davidsons que había por todas partes”. Fue América la que les salvó gracias al merecidísimo apoyo que las radios universitarias dieron a ‘Dreams’ y MTV Estados Unidos a ‘Linger’, todavía sus dos mejores canciones. Cuando con ellas se hicieron famosos al otro lado del charco, para el NME y su entorno (Elastica y bandas por el estilo que nunca triunfaron masivamente fuera de UK) fue un auténtico trauma. ¿Qué era ese sonido Rough Trade paulatinamente corrompido? “No valen ni para hacer ripios en anuncios”, declaraba Justine Frischmann. Everett True también los detestaba.

Tras el pelotazo mundial de ‘Zombie’ y ‘Ode to my Family’ y su gran clásico ‘No Need to Argue’, lanzaron inmediatamente un tercer largo, ‘To The Faithful Departed’ (1996), con letras más oscuras sobre las drogas, el odio a la fama, el miedo a la muerte. Era probablemente el peor álbum de su carrera, pero allí se encontraba perdida una de las joyas más confesionales de O’Riordan, ‘I’m Still Remembering’, un tema que sólo fue single en Brasil y en nuestra Cadena 100 (!), en el que mostraba sin tapujos 1) su dependencia total de los demás 2) su preocupación por los “juegos mentales” (“reverse psychology never tainted me”) y 3) la imposibilidad de asumir la fama y el miedo a sus consecuencias (citas a las muertes violentas de Kurt Cobain y JFK). Fue una primicia mundial, un año antes de su edición, de un Básico 40 Principales, por cierto.

Esta letra era el reflejo de que conforme el grupo se iba haciendo más exitoso, aparte de afectar dramáticamente a su talento, el asunto se iba poniendo más feo, lo cual es lógico si recordamos que Dolores tenía 22 años cuando se convirtió en millonaria y parecía completamente desbordada por un lado por la adoración total del público, que la trataba como si fuera la nueva Bono (recuerdo oír en la radio que The Cranberries iban a desbancar a U2, desde 1994 a 1996, con U2 medio desaparecidos, fueron cada año la banda top para el sello de ambos, Island, Universal); y el repudio de la crítica especializada, que se dedicaba a reproducir sus peores letras en artículos humillantes. La mayor parte de la gira de 1996 no pudo realizarse porque Dolores se vio obligada a cancelarla entre rumores de anorexia nerviosa. Ella misma reconocía después que en aquella época sólo tomaba “café y cigarrillos” y su pérdida de peso fue alarmante, como se pudo ver en los MTV Video Music Awards del año, muy pocos días antes de esa cancelación mundial de decenas de fechas. Ni un primer plano: varios generales y varios de espaldas.

Las cancelaciones terminaron siendo habituales en su carrera: el grupo suspendió una gira por Europa con el disco siguiente (que pasaba por Gijón) porque Dolores se quedaba embarazada de su segundo hijo, y recientemente pospuso otras tantas decenas de fechas (Madrid y Barcelona, entre muchas otras) porque su padre, que había estado enfermo de cáncer desde hacía años, fallecía finalmente. Entre medias, recibía una denuncia por parte de una niñera que les acusaba tanto a ella como a su marido de retenerla y aislarla contra su voluntad y de beber hasta lo imprudente (la niñera perdió el caso); y una amenaza de denuncia de Dolores O’Riordan a su fan número 1, que había mantenido durante años una web sobresaliente -de las mejores que yo he visto dedicadas a un grupo-, si no le devolvía el dominio doloresoriordan.com (el fan, americano, renunció, cerró la web, se hizo fan de Sufjan Stevens y se mudó a Hong Kong). Y finalmente, tras la última exitosa gira de reunión con The Cranberries y el lanzamiento de ‘Roses‘, se ha conocido una misteriosa denuncia de Dolores hacia el guitarrista y único co-autor del grupo Noel Hogan, de la que no se sabe nada, pero que no puede resultar más marciana: siempre se ha diferenciado estilísticamente qué canciones hacía Dolores sola (rockeras macarreras tipo ‘Zombie’, intimistas tipo ‘Empty’) y cuáles hacían entre los dos (las de punteos más Smiths o The Cure, tipo ‘Dreams’, ‘Animal Instinct’).

Estas cosas, llevadas con la mar de discreción pero sabidas por sus fans, impidieron que la noticia de la detención de Dolores O’Riordan tras atacar a una azafata de vuelo este lunes nos pillara del todo desprevenidos. La cantante había sido “coach” de La Voz Irlanda con bastante éxito, pero su actitud últimamente era errante, dejando ver por primera vez mensajes en Facebook medio ilegibles y fotografiándose en Nueva York con todo pichichi para las redes sociales cuando ella siempre ha odiado internet, los ordenadores y la tecnología en general.

Ante todo, sorprendía que su marido y mánager, el gigantesco Don Burton, ex tour manager de Duran Duran, no comunicara absolutamente nada sobre la detención al aterrizar en Dublín, y finalmente se ha averiguado el porqué. A lo irlandés, ha sido la madre de Dolores (una señora de 70 años) quien ha hecho las veces de portavoz, concediendo una entrevista a la prensa local para explicar lo sucedido, relatando que Dolores O’Riordan se ha divorciado (sus hijos permanecen en América con su padre), que el análisis de sangre realizado a la cantante no revela uso de drogas ni alcohol y que su comportamiento se debe al acoso de unos pasajeros borrachos que querían fotos y autógrafos… y también a la crisis nerviosa, el insomnio severo y la depresión que sufre. De hecho, indica que no le sorprende lo que ha pasado porque no reconoció a Dolores por teléfono cuando habló con ella hace unos días desde Nueva York, percibiendo que llevaba varios días sin dormir. Y la situación parece delicada, por el modo en que se la encontró en comisaría: “Dolores estaba en una habitación, tirada en el suelo, acurrucada. Se cubría la cabeza y la cara, intentando protegerse. Ni se dio cuenta de que estaba, no sabía siquiera quién era yo”.

Dolores, que recientemente reconocía haber sufrido abusos sexuales de pequeña, pasa uno de los momentos más delicados de su vida, justo cuando se disponía a terminar su tercer disco sola (esta vez, aparentemente, sin Youth). De nuevo, por enésima vez, un bache emocional ha sido capaz de llevarse por delante y a lo grande a la artista. De esta forma, es imposible no sobrecogerse al volver a recordar la vulnerabilidad contenida en ‘No Need to Argue’ o el debut de su banda ‘Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?’, un álbum adolescente pero atemporal y emocionante como se hacen pocos, que encierra gracias a la magistral producción de Stephen Street todo el temor ante los varapalos de la vida. Un disco que nunca fue lo suficientemente famoso en España (vendía 5 millones de los 7 totales dentro de EE UU) y que sólo se podía escribir desde la mayor de las sensibilidades. La pasión, por encima de la cabeza…

  • manuelsapam

    Buen artículo, Sebas. Creo que ya somos pocos a los que nos interesa lo que haga o deje de hacer esta mujer, y últimamente es más conocida por cosas no relacionadas con su música (parece que la inspiración la abandonó un buen día, aunque aún tengo esperanzas).

    No es que fuera nunca muy estable pero me sorprendió mucho leer que había agredido a gente. Nunca me había dado la impresión de ser agresiva, y menos ahora, a su edad. Sabemos que insomnio ya había tenido en el pasado, eso sí. Ahora está siendo tratada por un psiquiatra, esperemos que no termine como Sinéad O’Connor…

  • Human

    Nunca he acabado de entender que se considere “To The FaithFul Departed” como el peor disco de su carrera. Está repleto de grandes y pequeñas joyas. Es un disco coherente en temática, letras y sonido.

  • Cristian

    Muchas felicidades por el articulo, Sebas. Me ha gustado mucho leerlo y va directo a mis favoritos.

  • Cristian

    P.D: TTFD es un discazo, raro sí, pero un discazo.

  • Precioso y justo artículo.

  • Escuché ayer To the Faihful. Tiene cosas que se sostienen bien, las melodías de The Rebels y Warchild, When you’re gone, pero tiene cosas muy, muy kitsch, como los tiros de John Lennon o la letra de Bosnia, cosas que por suerte luego desaparecieron en los discos siguientes.

  • Cristian

    Sebas, no me jodas, que I Just Shot y Bosnia son temazos!

  • José Luis

    Mis felicitaciones al autor de este artículo. Me ha encantado! Les ví en Vistalegre en marzo de 2010, en un concierto que me resultó decepcionante por el repertorio (faltó Jusy my imagination, por ejemplo), la acústica, la pobre puesta en escena, duración (hora y media clavada) y, en especial, por el poco feeling del grupo entre ellos, ni se miraban.

    Volvierón a Vistalegre en octubre de hace dos años, pero ese día vinó el gran Leonard Cohen…

  • Xanti82

    Muy buen artículo @Sebas. Esperemos que se recupere pronto y no sean muy crueles con ella.

  • Puntouno

    Gracias por el artículo, como fan de los Cranberries me ha hecho ilusión leerlo. Creo que Dolores puede hacer aún buena música, tiene una gran sensibilidad pero si que es cierto que a veces su estado anímico la anula. Pude conocerla en un meet&greet en la gira de Roses en Barcelona y se mostró amable en todo momento, pero el marido de ella no le dejó estar más tiempo firmando discos, etc.
    Noel Hogan (Mono Band) hizo un gran disco en solitario en el que la voz de Dolores habría encajado a la perfección y podría a ver sido un buen disco de los Cranberries.

  • Human

    Ah y qué queréis que os diga… pero la canción de Cordell en TTFD es de una sensibilidad extrema, tanto en letra como en melodía.

  • nofuturo

    Fantástico artículo.

  • mos

    Dolores O’Marilotan. Muy buen artículo, Sebas.

  • schlo

    Genial. Gracias Sebas.

  • linger

    Maravilloso artículo aunque muy triste lo que encierra. Yo también tuve la oportunidad de entrevistarla y, a pesar de que yo no puedo ser más fan, fue una conversación difícil, donde ella siempre se mostró distante, cuando no dura. Encima del escenario siempre es una artistaza, con esos movimientos arrítmicos y medio epilépticos y… esa voz, claro. Pero fuera… Recuerdo el primer concierto suyo en solitario, en Barcelona, al que llegó ignorando a aquellos fans que tenían el disco y hasta singles de Linger esperando ser firmados. Vi la pasada edición de “The Voice” en Irlanda y tan pronto reía como se metía con un artista o criticaba al resto de coaches, a los que dejaba completamente descolocados. Un cantante no tiene que ser majo por definición, lo que sí espero es un buen tercer disco en solitario. Y que se recupere, claro

  • Puntouno

    Primera entrevista después del incidente del avión, Dolores es bipolar. A nadie nos soprenderá, su comportamiento era extraño. Podeis leerla en el Sunday Independent.

  • yo.yo

    Buen Artículo. Falta la cancelación de la gira española del 1996 en la que tocaban en Granada…desconozco si te refieres a eso cuando hablas de la cancelación en Gijon. Los ví en el Pabellón del real Madrid en la gira del “No Need to argue” y me parecieron fantásticos. No tanto como en 1999 en el palacio de los deportes en Madrid.

  • Albert

    Muy bonito y triste artículo.
    Esperemos que se mejore pronto, da mucha pena. Siempre me ha encantado Dolores por su sensibilidad extrema y por cómo la retransmite mientras canta. Ave Fénix, renace

  • Xanti82

    Me parece HORRIBLE el primer comentario, en el que se desea que Dolores O’Riordan, no termine como Sinéad O’Connor. Por un lado me parece cruel, poner a la gente con problemas mentales en niveles de “locura” (por llamarlo de alguna manera), tratándose de una enfermedad no electiva (y sobretodo cuando es evidente que O’Riordan al estar mas cubierta por el grupo y la gente de su alrededor ha estado mucho más protegida de cara al público que otros artistas, que se enfrentan a esto ellos solos y de una forma mucho mas cruel). Así que es mucho más fácil que retome su vida si la gente y la prensa le deja, cosa que el amarillismo no permite con otros.
    Por otra parte, el dudar que por su estado, y sus problemas, que los llevara teniendo hace muchísimo, esto no sale de pronto, ahora no está capacitada para seguir llevando “su carrera” como siempre ( cosa muy habitual en las mentes “bien pensantes”, que creen que los “locos”, cuando se descubre que son locos ya no valen para nada mas que para estar encerrados y que no molesten) aunque su carrera pueda seguir siendo tan buena como antes. En fin! La cosa es estigmatizar a la gente en estos casos. Normal que en la vida “diaria” la gente se calle sus problemas de este tipo, no sea que les miren mal o les puedan curar #ContraElEstigma

  • Joana Heydi Castro Mena

    A mi no me interesa las porkerias ,k publican de ella …..ella es mi IDOLA Y NADIE ES MEJOR que ella.dolores te admiro

  • Giovanny Alexis Campos Porras

    no se cual es el mejor o el peor disco de su carrera soloa o en conjunto solo se que para mi es el mejor grupo, mi hija me pregunta cual es el single que mas me gusta y no le puedo responder cual, lo que le digo es que todos me gustan y no conocia las letras hasta hace poco y al ver las letras me gustan aun mas, porque combinan perfectamente con sus melodias trisres y melancolicas,asi como tambien las melodias de rock “MACARRERO” que dijo este señor, que no entiendo que quiso decir con eso, pero al parecer lo dijo en modo despectivo, asi que si es (FAN), no lo creo porque un fan nunca desacredita a quien admira, porque deja de ser fan,se siente decepcionado por lo que le paso a el personalmente pero eso no le da derecho a querer destruir a alguien porque eso es el fin y al cabo lo que este señor esta haciendo en este articulo, no sabia practicamente nada de la vida personal de dolores hasta hace como un mes que lei en wikipedia algo sobre ella solo me interesaba su musica y su voz y definitivamente son el grupo y la voz numero uno para mi. eso es todo.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR