El regreso de OT, uno de los primeros baños de nostalgia millennial

Por | 01 Nov 16, 12:06

bisbal-chenoaEl país ha amanecido revolucionado por la resaca del concierto de Operación Triunfo, retransmitido en directo por RTVE desde Barcelona como si estuviéramos en 1990 y Madonna visitara por primera vez la ciudad. No sabía que esta fórmula de retransmisión de conciertos en vivo siguiera siendo una posibilidad para la cadena pública, pero el público respondió y fueron 4 los millones de espectadores que no quisieron perderse la treintena de canciones interpretadas y que llevaron a la finalización del show, como era de prever, con ‘Escondidos’ de la ex pareja Bisbal y Chenoa, ‘Europe’s Living a Celebration’ de Rosa y ‘Mi música es tu voz’ por todo el equipo.

El “espectáculo” me pareció muy duro de roer en los escasos minutos que mi ansiedad me permitió aguantar (un ‘Corazón espinado’ por parte del elenco masculino con una coreografía improvisada la madrugada de antes, y un paupérrimo ‘Black Magic Woman’ interpretado por un tal Alejandro Parreño), pero ha terminado dejando una mina de titulares a su paso.

Los más esperables son los que han criticado el show por su falta de valor artístico. Los más sonados los que hablan de la supuesta cobra de Bisbal a Chenoa, con David supuestamente rechazando un beso suyo, un hecho que ha sido comentado hasta por Íñigo Errejón, si bien un ángulo inverso podría mostrar que quizá no habría existido tal cobra, sino simplemente un deseo de Chenoa de limpiar la cara de Bisbal de carmín. Así lo asegura Haneke, nuestro forero, no el director de cine, dejando como prueba un tuit.

Lo más cutre de todo no parece que fuera el concierto, ni la cobra, sino la falta de naturalidad de sus protagonistas, que más de 12 horas después de “trending topic” #LaNocheCobra, permanecen incapaces de comentar el asunto en sus redes sociales, de reírse de él, de desmentirlo o de restar importancia al asunto. O incluso de dársela. ‘Operación Triunfo’, emitido a principios de los 2000 pero con un tufillo a primeros años 90 en su estética, sigue resultando igual de anacrónico en 2016, mostrando una realidad como de otra época en cuanto a estética, repertorio y ahora también gabinete de crisis. Si en 2001 podían fingir que no existía la música moderna o underground, hoy pueden fingir que no existen las redes sociales al no hacer uso de ellas de manera apropiada o sagaz.

Y es una pena, porque frente a esos editoriales tan predecibles que acusan a Operación Triunfo de todos los males de la música, y a los que seguramente me sumaría ahora si me hubiera tenido que tragar esto durante 120 minutos en plena noche de Halloween, hay que destacar también que el target que se ha interesado por el regreso de Operación Triunfo no se compone de gente que sólo ha seguido a Busta y Bisbi durante estos 15 años. Hay un tipo de público que en aquellos años era niño o adolescente (esa generación millennial que nacía según los sociólogos entre el 80 y el 2000 aproximadamente) y al que el programa le resulta entrañable como a otros ‘El Show de Xuxa’ o ‘A mediodía, alegría’, que, ojo, también dejaron sus himnos musicales. “Ha sido uno de los mejores guilty pleasures que me he tirado a la cara, me lo he pasado teta, y “Escondidos” ha sido el MOMENTAZO, para enmarcar”, dice nuestro usuario Zarko. Sí, esa parte del público que un día va al festival de moda y al día siguiente ve esto existe. Ya solo falta que el entretenimiento que sepan darnos sus protagonistas como personajes mediáticos se olvide de lo políticamente correcto de una vez y se ponga a la altura de los nuevos tiempos, huyendo del secretismo del lado más gris y rancio de la vieja industria.

  • Joselito Ramone

    Te habrás quedado a gusto con la crónica… Madre mía el nivelito.

  • Alejandro

    CHENOA REINA DE ESPAÑA

  • Warp

    El concierto fue un mojón de primera. Spandau Ballet tocaron en Zaragoza en los 80 y su retransmisión tenía más calidad que lo de ayer. El sonido apagado y muerto, la imagen difusa, los planos caóticos… y luego el nivel artístico de primero de BUP: coreografías de saldo, voces desganadas, músicos de oficio con menos ganas aún, vestuarios horrendos… y las mismas canciones de hace 15 años. Un verdadero espectáculo para una noche de muertos vivientes.

  • Ding Dong

    Tremendamente casposo. Ayer recordé la razón por la cual nunca me enganchó

  • maqstream

    “…un tal Alejandro Parreño…” ¿Le habéis pedido la crónica a un adolescente de 14 años o qué?

  • jms

    Claro, yo muero por ver en directo un concierto de Señor Chinarro

  • Avalancha

    OT nunca me ha interesado pero me parece un momentazo el de chenoa y bisbal.

  • MARDEBERING

    Cuñado Style total, una oda majestuosa a la intrascendencia musical.

  • Chochi

    Me encanta la retahíla snob. En serio tanta urticaria produce un evento de mera nostalgia? Si es que no importa la calidad ni el despliegue, el concepto siendo barato ya es suficientemente potente para mover masas que recuerden sus épocas más niñatas, punto.
    No lo digo precisamente por sentirme aludido, mi primera edición de OT la vi ya en T5, pero carajo, es una verbena de viejóvenes pasando uno de los ratos más despreocupados de sus vidas, relax ;P

  • Fliping

    Que pinta Madonna aquí sebas?zzzzzz

  • Carvey

    Formar parte de algo que se llama símil. Es de primero de literatura básica. De “otras” pues como que TVE nunca ha retransmitido conciertos en directo 😏

  • Suspicaz

    Después criticas la supuesta obsesión de algunos en otros artículos, monstruo tenias que ser.

  • Frank

    Unos de los fenómenos españoles más repulsivos de todos los tiempos.

  • Fliping

    El único concierto retransmitido por Tv fue el de Madonna… seguro que lo invento ella también, perdonad mi atrevimiento,viva la reina del pop!

  • Fliping

    Respira

  • Alejandro

    Que asco de OT JODER ! porque coño está mierda vuelve a estar de moda ??? No tuvimos suficiente una vez ? Asco de vida !

  • Viva XuXa lol

  • RVN

    ¿En serio en la crónica se está criticando que no entren a comentar lo de la cobra? jajaja

  • Jota

    Yo no lo vi en directo, pero ayer me pasé el día viendo videos. No entiendo el odio al programa, es un guilty pleasure y me lo pasé pipa sintiéndome adolescente otra vez mientras Natalia mamarracheaba con el “Vas a volverme loca”… y punto.

  • MARDEBERING

    Mierdicia made in Spain

  • Amelie

    Ni he visto la gala ni me ha apetecido verla, tuvieron su momento en aquel entonces y sobre todo por la novedad del programa. Lo de la cobra es un bulo, es obvio que no ha habido nada.

Send this to a friend