‘The Handmaid’s Tale’ será uno de los estrenos del año

Por | 26 Abr 17, 17:45

handmaid_1_58fdffaa2ba29-2Es prácticamente imposible plantarse frente al primer capítulo de ‘The Handmaid’s Tale’ y no ver en su trama multitud de guiños a temas de rabiosa actualidad. Desde el aparentemente imparable auge de las fuerzas de extrema derecha en el mundo occidental, a los buenos resultados de personajes tan desagradables como Le Pen o Trump; así como al éxito de la estrategia del odio contra los que piensan diferente o profesan una religión distinta y pasando por el acalorado debate sobre la maternidad subrogada. Todos estos palos se tocan en esta nueva serie que, en realidad, es una adaptación de la popular novela de Margaret Atwood (Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008).

Una tasa de natalidad que cae en picado, incontables desastres naturales y accidentes medioambientales que han llenado la naturaleza de tóxicos y una cruenta guerra son los responsables de que la Humanidad se encuentre acorralada por una intensa plaga de infertilidad. Las mujeres ya no pueden tener hijos, y presa de este terrible hecho los Estados Unidos se convierten en la República Gilead, un estado totalitario y fundamentalista que propone un retorno a los valores tradicionales, una exagerada militarización y un inusitado fervor religioso que les lleva a la persecución de todo tipo de disidentes (sacerdotes, médicos, homosexuales…). ¿A que resulta familiar?

Pues la tiranía de Gilead no acaba ahí, porque se han encargado de reclutar a todas las mujeres fértiles que quedan, hacerles un buen lavado de cerebro a base de todo tipo de torturas físicas y psicológicas y declararlas de propiedad estatal, en un descabellado intento por repoblar la Tierra. Estas mujeres son forzadas a la esclavitud sexual, despojadas de su nombre y de su libertad, y pasan a estar sometidas a la voluntad de las parejas más poderosas y obligadas a engendrar a los hijos que ellos mismos no pueden tener, en una enfermiza recreación del mito de Jacob, Raquel y Bilha narrado en la Biblia.

Offred (Elisabeth Moss, una de las caras más reconocibles de ‘Mad Men’) es una de estas sirvientas, forzada a satisfacer las necesidades de descendencia del Comandante Fred Waterford (Joseph Fiennes) y su mujer, Serena Joy Waterford (Yvonne Strahovski). Pero Offred aún recuerda su vida anterior, y está dispuesta a recuperarla así como sea posible, pese al constante estado de paranoia en el que vive a causa de la presencia de espías ávidos de denunciar a los disidentes ante las autoridades.

Con estas premisas, es fácil anunciar que estamos ante uno de los estrenos del año. El creador, Bruce Miller (‘The 100’), ha hecho un trabajo de adaptación muy escrupuloso, y la dirección, que corre a cargo de Reed Morano (participante en seriazas como ‘Looking’, ‘Divorce’ y ‘Vinyl’), son dos de las grandes bazas de la producción. En el reparto actoral, hay luces y sombras: la elección de una Elisabeth Moss, permanentemente angustiada, parece un acierto. No tanto así la de Joseph Fiennes, quien no termina de resultar todo lo convincente que debería en su papel. La serie, producida por Hulu, podrá disfrutarse en nuestro país al mismo ritmo que en EEUU a través del streaming de HBO España.

Calificación: 9,5/10.
Destacamos: es el caso clásico en el que no sabes si es tan buena porque la historia de Margaret Atwood es buena, o si es porque han tenido mucho arte trasladándola a la pequeña pantalla.
Te gustará si: eres fans de las distopías más locas, desde ‘Los Juegos del Hambre’ hasta ‘Hijos de los hombres’.
Predictor: hit seguro, aunque muy probablemente sea un sleeper rollo ‘Big Little Lies’.

La Tienda JNSP