John Maus / Screen Memories

-

- Publicidad -

John Maus / Screen Memories

johnmausEl artífice de pop vanguardista John Maus vuelve después de un gran parón. Han pasado 6 años desde el runrún generado por su tercer disco, el anterior ‘We Must Become The Pitiless Censors Of Ourselves‘, pero seguramente nadie en el mundo que lo escuchara haya olvidado la recreación del sonido «retrofuturista» que lo embadurnó ni en España en particular su paso entonces por el Primavera Club, donde le vimos protagonizar un sonoro y polémico playback que escandalizó a la mitad del público. La otra mitad ha agotado ahora las entradas para verle en el Café La Palma de Madrid. Vale que es un pequeño local, pero los tickets se acabaron con un mes de antelación.

Y es que la voz de John Maus ha terminado siendo una de las más singulares del panorama internacional. Sus fans no se cuentan por millones pero quien le ama, le ama de verdad y para siempre. Entre las particularidades de este profesor de filosofía, además de la gravedad y solemnidad de su timbre, la sencillez de unas letras que retratan el absurdo de la vida y un sonido claramente anclado en el synth-pop de los 80 que miraba al futuro. ¿Si vuelve ‘Blade Runner‘, por qué no él?

- Publicidad -

Tal vez por esa singularidad no tenía demasiado sentido cambiar, y así John Maus ha escrito y grabado él mismo este ‘Screen Memories’ en su casa de Minnesota, conocida como la Funny Farm, que su sello en España describe como «un lugar tranquilo y solitario en lo más profundo de América», frente a un paisaje «majestuoso» y «austero». «Inevitablemente, tanto las bajas temperaturas de invierno como el zumbido de las avispas en verano, son sensaciones impresas en este álbum», se asegura.

La particularidad esta vez es solo técnica, pues el artista ha construido sus propios sintetizadores modulares hasta encontrar un instrumento capaz de dar vida a sus inquietudes, que esta vez tienen que ver con el hecho de que «todas tus mascotas vayan a morir» (‘Pets’), la Super Bowl (única protagonista de ‘Touchdown’) o la crueldad y la pelea en ‘Teenage Witch’, que culmina con un «I played in haunted graffiti teenage witch» que sólo podemos asociar con su paso por la banda de su colega Ariel Pink, cuyo ‘Bombs Away’ (de su proyecto Holy Shit) es adaptado al final de este largo.

- Publicidad -

Salvo un par de excepciones, las canciones son breves pistas de entre dos y tres minutos, con letras en las que simplemente se esboza una idea. Ese gusto por lo escueto impide que muchas de las composiciones funcionen de manera individual, provocando que el disco se haga un poco de bola. Por supuesto el conjunto es coherente y personal, pero después de 6 años de parón uno se queda esperando la llegada de más ‘Believers‘ y más ‘Hey Moons‘. En cuanto a letras, no encontramos el desarrollo y la imaginación de, en un modo parecido de ver la vida, Hidrogenesse; en cuanto a música, ‘Touchdown’ comienza fuerte pero después se pierde en su desarrollo y varias pistas, como ‘Walls of Silence’, simplemente terminan antes de tiempo. ¿Acaso le habría venido bien salir un poco de su «Funny Farm»?

Entre las composiciones que sí se pueden destacar, además del single ‘The Combine’, sobre una cosechadora que se aproxima amenazante, tenemos la guitarrera ‘Find Out’, la evocadora y desgarrada ‘The People Are Missing’ o, hacia el final del largo, ‘Over Phantom’. Aquí sí podemos disfrutar de su personalísima visión del mundo, entre el costumbrismo, el surrealismo y el gótico. Son interesantes pistas, muestra de su majestuosa devoción por el pop sintético más cinematográfico, que destacarán en su repertorio compilado al completo el año que viene en una cajita junto a un nuevo álbum de 12 inéditas llamado ‘Addendum’.

- Publicidad -

John Maus actúa hoy viernes 3 de noviembre en Madrid y este sábado 4 en El Prat de Llobregat, Barcelona (Festival Conjunto Vacío).

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘The Combine’, ‘The People Are Missing’, ‘Over Phantom’
Te gustará si te gustan: Ariel Pink, Hidrogenesse, Kraftwerk
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas