Snail Mail, indie rock de los 90 ejecutado por una adolescente de los 10

-

- Publicidad -

Snail Mail, indie rock de los 90 ejecutado por una adolescente de los 10

Lindsey Jordan es uno de esos talentos precoces que, de tanto en tanto, aparecen, a veces para quedarse y crecer, otras para malograrse. Ojalá lo de esta chica de Baltimore, de apenas 18 años, y su grupo Snail Mail esté entre los primeros. De momento, hay mimbres: con solo un EP de 6 canciones llamado ‘Habit’ y publicado en 2016, logró la atención de la prensa musical yanqui y británica, gracias a temas como ‘Thinning’, ‘Slug’ o ‘Dirt’.

En ellos, Jordan suena como si hubiera asimilado a su propia idiosincrasia adolescencia, con sus quereres y pesares, la discografía de proyectos como Bettie Serveert (en lo melódico) o Sebadoh (en lo sonoro), próxima a los trabajos de otras mujeres como Waxahatchee o Girlpool. Tras dejar atrás el pequeño sello independiente (Sister Polygon) en el que las publicaron, Snail Mail se han tomado su tiempo para construir un repertorio sólido y lanzar su álbum de debut en el más potente Matador Records.

- Publicidad -

Producido por Jake Aron (ingeniero de sonido en los últimos discos de Grizzly Bear, Solange, Beth Orton o Chairlift), ‘Lush’ verá al fin la luz el día 8 de junio. En él, Lindsey se ha apoyado en sus dos compañeros de banda (Ryan Brown, batería, y Alex Bass, bajo, se han estabilizado tras haber cambiado un par de veces) para construir un sonido más pulido y brillante. Pero mejor que explicarlo es escucharlo: ‘Pristine’, con su tramposo lyric-video, demuestra que Lindsey Jordan está, pese a su juventud, muy dotada para escribir y ejecutar canciones con el espíritu del indie rock de los 90.

- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

‘La caza’ se despide discretamente, sin cumplir objetivos

'Desaparecida', 'El pantano', 'La verdad', 'Bajo sospecha'... He perdido la cuenta de los whodunit reguleros españoles que me he...

‘Cachitos’ se pone las botas con un especial «políticamente incorrecto»

Lolés León simulando una felación a Raphael, una fumada orgía con sangre de Los de Jaén...