Quantcast

David Guetta / 7

-

- Publicidad -

David Guetta / 7

Que David Guetta haya llamado ‘7’ a su último trabajo habrá extrañado a quienes piensen que su debut fue con ‘One Love’ y, por tanto, desconozcan que éste es su séptimo álbum. Casi diez años después, es innegable que ‘One Love’ es un contenedor monstruoso de hits: ‘When Love Takes Over’, ‘Sexy Bitch’, ‘Gettin’ Over’, ‘Who’s That Chick’, ‘Memories’, ‘One Love’ o el conocido remix de ‘I Gotta Feeling’. ‘Nothing But The Beat’, el siguiente, lejos de envidiarle, contiene su canción más reproducida en Spotify y el inicio de sus colaboraciones con Sia (‘Titanium’), y otros exitazos como ‘Without You’, ‘Where Them Girls At’, ‘She Wolf’, ‘Turn Me On’, ‘Night Of You Life’ o ‘Little Bad Girl’ (además de la estupenda y poco conocida colaboración con Tegan & Sara, ‘Every Chance We Get We Run’).

Con esos precedentes, aunque a ‘Listen’ no le fue nada mal, es lógico que palidezca si los equivalentes fueron ‘Dangerous’, ‘Hey Mama’ y ‘Bang My Head’. El disco coincidía además con el declive del EDM en el mainstream, algo de lo que Calvin Harris se dio cuenta antes que Guetta. Ahora, el francés presenta un disco en el que intenta reinventarse sin dejar de sonar a él mismo… ¿y cómo le ha salido la jugada? Pues a medias: el disco probablemente tenga éxito, al contar con valores seguros como Justin Bieber, Nicki Minaj, J. Balvin y Sia, pero ni de lejos es tan disfrutable como ‘One Love’.

- Publicidad -

Uno de los problemas de ‘7’ es su duración: 27 canciones, 31 en la edición deluxe. Por supuesto, no hay problema per se en que un disco sea largo, muchos lo necesitan, pero, ¿de verdad tiene Guetta tantas cosas interesantes que ofrecer para necesitar casi dos horas de nuestro tiempo? Yo diría que no. Es cierto que hay algún que otro buen tema, tanto cuando se aleja de su patrón repetitivo a través de ‘Flames’ (superior a ‘Light Headed’, la otra colaboración con Sia, que cierra el álbum 1) y ‘Drive’ (una elegante composición electrónica donde encontramos también a Black Coffee y Delilah Montagu) como cuando su punto machacón funciona: es el caso de ‘I’m That Bitch’, el featuring de Saweetie, cuyo acierto probablemente se deba en gran parte al rollazo de la cada vez más famosa rapera californiana, pero también hay que reconocer que Guetta sabe sacarle partido.

Pero la tónica general de ‘7’ no es esa, sino una mezcla de fusilamientos (‘2U’ con Bieber y lo que el propio Bieber hizo con Jack Ü y ‘Blame It On Love’ con Madison Beer, que, no obstante, no están mal), canciones intrascendentes (‘Like I Do’, ‘Battle’) o simplonas (‘Don’t Leave Me Alone’), samples que no aportan nada (‘Let It Be Me’, o esa ‘Goodbye’ que se queda a kilómetros de ‘Swalla’, y que solo tiene su gracia por oír a Nicki diciendo “papichulo, cuánto amas este culo”) o intentos de acercarse a modas actuales (el trap en ‘Motto’ y el latineo en ‘Para que te quedes’, el primer tema íntegramente en español del DJ). A esto se le añade un segundo CD firmado bajo el nombre de Jack Back que tiene alguna cosa destacable (‘Overtone’ está muy bien, y el remix de ‘Just a Little More Love’ funciona como curiosidad), pero al que en general solo deberías acercarte si te gustaba el Guetta anterior a ‘Love Is Gone’, mucho más electrónico que popero (y cuya electrónica tampoco es que fuese lo más). En resumen, si ‘7’ fuese, de hecho, un EP con las 7 mejores canciones que hay en este doble álbum, probablemente sería mucho mejor, pero lo que encontramos aquí son buenos momentos desperdigados entre muchos (demasiados) temas prescindibles. Si no te importa explorar todo para rescatarlos, sí que debes darle una oportunidad, eso sí.

- Publicidad -

Calificación: 5,5/10
Lo mejor: ‘Flames’, ‘I’m That Bitch’, ‘Drive’, ‘Overtone’.
Te gustará si: tienes paciencia para separar el grano de la paja
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas