Art Brut / Wham! Bang! Pow! Let’s Rock Out!

Por | 28 Nov 18, 8:01

A veces la dinámica disco-gira-disco-y-vuelta-a-empezar fuerza a los grupos y artistas a publicar álbumes sin que ni siquiera tengan nada que contar en ellos. Nada que no solucione un respiro y, en el caso de los británicos Art Brut, los 7 años que han pasado desde ‘Brilliant! Tragic!’, su cuarto disco de estudio (segundo consecutivo producido por Frank Black –Pixies–) desde luego han dado al simpar Eddie Argos unas cuantas cosas que contar: en este tiempo, el cantante y letrista se mudó a Berlín, se estableció como pintor, escritor de libros y cómics (su gran pasión al margen de la música, como deja claro el onomatopéyico título de su nuevo trabajo), tuvo un hijo con una mujer con la que luego rompió y casi murió de peritonitis. Todos estos temas, y algunos más relacionados con la frustración de no haber conseguido como banda todo aquello a lo que apuntaban con su fantástico debut de 2005 ‘Bang Bang Rock & Roll’.

Así, ‘Wham! Bang! Pow! Let’s Rock Out!’ se convierte en una estupenda colección de ingeniosos textos de Argos esputados en la más pura línea próxima al “spoken word” de frontmen como Mark E. Smith o Jarvis Cocker. Textos que, entre rijosas referencias a la intrahistoria del grupo y a la cultura pop (Bob Dylan, Fleetwood Mac, Robyn Hitchcock, Amy Winehouse o The Crystals son citados directa o indirectamente), desmenuzan su ruptura como una fantástica noticia (“no es el fin de partida, conseguí una vida extra / Nací de nuevo, de una luz blanca y pura / ¡Viva!” canta en ‘Hooray!’) y sin acritud aparente (pero solo aparente, puesto que en ‘I Hope You’re Very Happy Together’ –“con suerte, la última canción de ruptura que voy a necesitar”– canta “espero que seáis muy felices juntos / y si no, pues mejor”).

También hay una cómica referencia a su experiencia cercana a la muerte en ‘Hospital!’, con los coros ejerciendo de sarcástica voz de la conciencia (“Cuando salga del hospital / Voy a ser imparable / Voy a beber mucha agua y comerme todas las verduras / (Se va a unir a la escena straight edge)”), cómicos altos (‘She Kissed Me and It Felt Like a Hit’) e hilarantes bajos (‘Awkward Breakfast’) del mundo de los polvos de una noche, y la asunción de que su carrera musical no será tan gloriosa como soñaba, después de todo. “Anoche soné que ganábamos el Mercury Music Prize / Nuestros padres estaban orgullosos, pero un poco sorprendidos”, entona en ‘Kultfigur’, mientras que en la ingeniosa ‘Veronica Falls’ se valen de los mayores éxitos del extinto combo británico –‘Waiting For Something To Happen’– y Del Amitri –‘Nothing Ever Happens’– para reírse de sí mismos: “Esperábamos que pasara algo, como Veronica Falls / Pero fue más bien como Del Amitri, y nunca pasó nada en absoluto”.

Con producción del artista folk Jim Moray, el atronador corte titular no es representativo en realidad de un sonido en el que la adición de metales a su recurrente rock de vena punk aporta un ingrediente fresco y divertido. Así, los impetuosos coros y vientos con los que irrumpe ‘Hooray!’ y que tienen eco en ‘I Hope You’re Very Happy Together’ o los simpáticos silbidillos de ‘Good Morning Berlin’ son la mejor noticia de un álbum que, pese a su encanto y personalidad, no anda sobrado de ganchos. Eso sin duda condena parte de los temas (‘Too Clever’, ‘Your Enemies Are My Enemies Too’ o ‘Kultfigur’, pese a sus reconocibles punteos iconoclastas) que, de no ser por sus divertidas letras, serían olvidables. Pero eso no quita que la sensación que deja este ‘Wham! Bang! Pow! Let’s Rock Out!’ sea de una total rehabilitación de Art Brut.

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘Wham! Bang! Pow! Let’s Rock Out!’, ‘Hooray!’, ‘I Hope You’re Very Happy Together’, ‘Hospital!’
Te gustará si te gustan: The Fall, Pulp, Los Campesinos!
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Fernando

    A mi me ha parecido un disco lleno de hits y un regreso notable.

  • Raskolnikov

    Ojalá nunca deje de haber grupos como Art Brut

Send this to a friend