Lewis Capaldi / Divinely Uninspired to a Hellish Extent

Por | 27 Jun 19, 0:31

Los BBC Sound of 2018 fueron unos premios raros. Se lo llevó Sigrid ganando a otros cuatro finalistas entre los que estaban Billie Eilish y Khalid y, aunque personalmente su disco es el que más me gusta de los tres, también ha acabado vendiendo menos. Pero hay otra cosa sobre todo esto aún más llamativa: Lewis Capaldi, uno de los aspirantes, ni siquiera quedó finalista. Meses después, una canción de Lewis se tiraría siete semanas en el #1 de Reino Unido, convirtiéndose en la canción más exitosa de las islas del año pasado. Lo cierto es que cuando sacó la canción en cuestión, ‘Someone You Loved‘, Capaldi no era exactamente “un artista independiente” (acababa de sacar con Virgin su segundo EP), pero fue ahí cuando inició un ascenso que todavía no ha acabado: su primer largo se ha convertido en el disco que más ha vendido en su primera semana en UK en lo que llevamos de 2019, con 89.506 unidades que superan en más de 20.000 a la que hasta ahora tenía ese título, Ariana Grande. Ante un fenómeno de este tipo es inevitable la pregunta: ¿es para tanto el amigo Lewis, o solo es una moda sin nada interesante detrás? Pues, como suele ocurrir en estos casos, hay un poco de las dos cosas.

Los medios le están comparando con Adele por sus similitudes en cuanto a estilo y en cuanto a (gran) éxito en (muy) poco tiempo. Personalmente creo que esa asociación le va un poco grande, de ser Adele sería una Adele desganada: la voz de Adele transmite mil veces más y sus canciones pueden diferenciarse más entre sí. Sin embargo, es cierto que se está comiendo el mercado en un lugar más parecido al de Adele que al de Ed Sheeran; mientras que las canciones del autor de ‘Divide‘ son intensas pero más blanditas, las del escocés vienen con bien de voz rasgada, de épica, de crescendos y casi de gritos. Y esto hay veces que funciona muy bien, como en ‘Hollywood’ o en ‘Hold Me While You Wait’, pero casi una hora seguida de temas así puede hacerse cargante si no eres un incondicional de este rollo. Suponemos que, precisamente para evitar el mantra de “todo suena igual”, Capaldi se ha rodeado de muchos nombres en la producción. Sigue trabajando con Malay, colaborador también de Frank Ocean, pero además ha contado para el álbum con gente como Anu Pillai (Lana del Rey, Sophie Ellis-Bextor), TMS (One Direction, Dua Lipa), Philip Cook (The Vamps, Little Mix), KIN (Calum Scott), Jamie Hartman (Sigrid), David Sneddon (Mika), o en la composición nombres de la talla de Joe Janiak (Tove Lo, Ellie Goulding, Tove Styrke).

Aun así, sigues teniendo la sensación en varios momentos de no saber si lo que estás escuchando sigue siendo la canción anterior o si ya estás en otra, con honrosas excepciones como las mencionadas antes o como el lead-single ‘Grace’, que se presenta con un vídeo con pinceladas de humor, algo indisociable de Capaldi en su presencia en redes sociales, pero no tanto en sus canciones. “I’m not ready to be just another of your mistakes”, canta por ejemplo en ‘Grace’. La cosa es que algo que ayuda a estas canciones, y a valorar su trabajo en general, es la calidad de sus letras, bastante mejores que las de gente similar como Rag’n’ Bone Man, James Bay o el citado Sheeran. Si estuviesen acompañadas por más variedad y más riesgo en la producción y las melodías, podríamos estar ante un álbum que no solo “no está mal”, sino que está bastante bien. De momento se queda en lo primero.

Calificación: 5,8/10
Lo mejor: ‘Grace’, ‘Hold me while you wait’, ‘Hollywood’
Te gustará si te gusta: Mumford & Sons, James Bay, Hozier, Ed Sheeran, Sam Fender o Rag’n’Bone Man. Y Adele un lunes a las 7 de la mañana.
Escúchalo: Spotify.

Etiquetas:

Send this to a friend