‘Out’: salir del armario ante tus padres y compartirlo en internet

Por | 06 Jul 19, 12:36

“Cuando yo era joven, no había internet”. Así comienza el documental ‘Out’ (disponible en Filmin), con un frase que es al mismo tiempo un lamento y una celebración. Un lamento porque quien la suscribe, el director Denis Parrot, nacido en 1974, está dejando entrever lo mucho que le hubiera ayudado la existencia de internet en el proceso -que se intuye doloroso- de aceptación de su identidad sexual. Habría podido estar más informado y menos solo. Y una celebración porque, al estar formulada en pasado, la frase se puede leer como una gozosa exaltación del presente digital.

‘Out’ está compuesta por una recopilación de vídeos caseros compartidos en las redes sociales entre 2012 y 2018. En cada uno de ellos, adolescentes de distintos países (aunque la mayoría occidentales), comunican a sus padres o simplemente “al mundo”, que son gais, lesbianas o transexuales (en realidad, la mayor parte de ellos se lo dicen a sus madres, lo que ya de por si invita a una reflexión). ‘Out’ es, por tanto, un filme de montaje, un documental elaborado con material ya existente a la manera de clásicos del subgénero como ‘Canciones para después de una guerra’ (1976) o ‘El celuloide oculto’ (1995).

Denis Parrot, que ha trabajado como montador en películas como ‘La chica del puente’ (1999), ‘En lo profundo del bosque’ (2000) o ‘Move! Dance Your Life’ (2017), construye a través de estos vídeos un sencillo pero poderoso relato acerca de la culpa, el miedo al rechazo y las dificultades de aceptar al otro y a uno mismo. Su arco dramático es fabuloso. A través de una eficaz combinación de escenas costumbristas, humorísticas, tiernas, reivindicativas o trágicas, el director consigue armar un emotivo collage humano del que es imposible no sentirse conmovido.

¿Narcisismo? ¿Exhibicionismo? ¿Impudicia? ¿Por qué graban sus salidas del armario los adolescentes? Quizás haya un poco de todo de lo anterior. Sin embargo, como cuenta uno de los protagonistas (un chico ruso que narra uno de los testimonios más dramáticos de todo el documental), el principal deseo que mueve a muchos de ellos es la necesidad de compartir, de visibilizar, de divulgar su experiencia para que “otras personas como nosotros, que tienen miedo y no pueden ser ellas mismas, sepan que no son un error, que no están solos”.

Y ese parece ser el objetivo también de este documental, cuyo potencial pedagógico es indudable: poner cara a esos sentimientos, proporcionar un espacio para generar empatía y reflexión, mostrar las diferentes caras de la intolerancia, y cuestionar la idea, cada vez más extendida en los países occidentales, de que las reivindicaciones como la del Orgullo ya no hacen falta. ‘Out’ nos muestra que salir del armario, incluso en las sociedades más avanzadas, sigue siendo difícil en el siglo XXI. 8

  • Keroppi

    Me la apunto. Gracias x la recomendación

  • Riita

    Estaría muy bien que pusieran esta peli en los colegios e institutos, seguro que ayudaría a mucha gente. Muy interesante.

  • Sucette Puke

    Atención a la intervención de Adore Delano y su madre.

  • Ganso

    No, gracias. Hay mejores modos de salir del armario sin tener que exponerte en internet. Parece que ahora todo consiste en contarlo en masa…

  • Riita

    Que cada cual salga dónde y como quiera

  • Eclectic

    Desgraciadamente las historias que de verdad tienen el poder de concienciar a la sociedad no se graban con un telefono móvil. Conozco dos casos que convivían en el mismo círculo:

    – El caso A era un chico guapete, que vivía en Madrid y le tocó vivir la muerte de su padre de adulto. “Pobre” decía todo el mundo…

    – El caso B era otro chico, menos guapo. A este chico le tocó que su padre lo abandonara a el y su madre antes de nacer, teniendo que irse a vivir a casa de sus abuelos, los cuales no dudaron en comenzar a explotarlo laboralmente antes de los 10 años mientras su madre callaba porque así podía vivir en la casa. Por si fuera poco, su tío con el que también convivía, lo humillaba por celos, a veces utilizando su sobrepeso y otra vez su evidente homosexualidad. A esto debemos añadirle el vacío que sus compañeros le hicieron en la escuela durante toda primaria y el acoso que tuvo que sufrir en la calle por parte de sus vecinos durante 2 años, todo esto mientras los padres hablaban mal de el por su evidente homosexualidad y provocaban que los niños no dejaran de juntarse con el como un apestado.

    ¿Y vosotros que pensáis? ¿A la gente le importaba mas lo guapo y lo cool que era el sujeto A o la mochila que cargaba el sujeto B?

    Ninguno de estos testimonios de niños acomodados de este siglo se puede comparar al drama que vivió la gente que le toco vivir su niñez y adolescencia en la época en la que no existía la normalización ni el lobby gay.

    Esas fueron las personas que realmente pavimentaron el camino decadas antes de que se formara este escenario de influencers y corrección política; a base de rechazo, sufrimiento, soledad y recuerdos desagradables para el resto de su vida. Y muchas veces también los grandes olvidados a favor de una imagen mas frívola y atractiva.

    Pobre Canovas…

Send this to a friend